EL PAíS › LA UNIDAD MéDICA PRESIDENCIAL DIFUNDIó EL ESTUDIO INICIAL REALIZADO A CFK

Las razones del diagnóstico

Los médicos Buonomo y Ballesteros dieron a conocer el informe que había diagnosticado cáncer y aseguraron que “estos resultados están contemplados dentro del 2 por ciento de las estadísticas bajo la denominación ‘falso positivo’”.

Los médicos Luis Buonomo y Marcelo Ballesteros, responsables de la Unidad Médica Presidencial, ratificaron todo lo comunicado en las últimas semanas acerca de la salud de Cristina Fernández de Kirchner. “Ante las malintencionadas publicaciones” que pusieron “en duda el contenido de los estudios histopatológicos del Centro Diagnóstico Maipú” (aquellos que detectaron en primer lugar un tumor en la glándula tiroidea de la Presidenta), los médicos difundieron ayer el facsímil de aquel primer examen practicado a CFK, el 22 de diciembre pasado, en el que se mencionaba la existencia de una “citología compatible con carcinoma papilar de células foliculares” en una de las muestras tomadas en la biopsia. Según los profesionales de la UPM, el hecho de que, finalmente, y tras pasar por el quirófano, se verificara que la jefa de Estado no sufría de cáncer, “no pone en tela de juicio el profesionalismo de los especialistas, ya que estos resultados están contemplados dentro del 2 por ciento de las estadísticas bajo la denominación ‘falso positivo’ y que sólo puede verificarse una vez realizada la intervención quirúrgica y extraído el órgano afectado”.

En tanto, la Presidenta pasó ayer su primer día tras la internación en la residencia oficial de Olivos, sin agenda oficial y acompañada por su familia, que no se separó de ella en los cinco días que pasaron desde que ingresó al Hospital Austral. En su entorno, y con permanente consulta con el equipo médico, evalúan cuándo será el momento óptimo para que CFK se reincorpore a sus funciones. Aunque todavía no se sabe cuál será la fecha del regreso a la Casa Rosada, se da por descontado que será antes del 24 de enero, fecha prevista inicialmente cuando se preveía un tratamiento con yodo radiactivo que finalmente no será necesario. De todas formas, como le extrajeron de forma completa la tiroides, deberá pasar algunos días de reposo hasta que pueda normalizar su metabolismo, reemplazando las hormonas que secreta esa glándula por otras sintetizadas que deberá ingerir de forma oral. Mientras tanto, las repercusiones por el falso positivo continuaron ayer: por un lado, el presidente venezolano Hugo Chávez calificó, en su programa de televisión, al segundo diagnóstico como “la mejor noticia”, y por otro, en el ámbito nacional, el dirigente del Frente Amplio Progresista y ex gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, en coincidencia con los medios acusados de “malintencionados” habló de “sospechas” sobre la forma en que se informó de la salud de la Presidenta (ver aparte).

Aunque luego del alta que Cristina Fernández recibió el sábado no se preveía un nuevo parte de la UMP, la publicación de una nota de tapa ayer en el diario Clarín, donde se deslizaban dudas sobre el resultado de los primeros análisis que se le hicieron a CFK para determinar la naturaleza de su dolencia, llevó a que los responsables de ese equipo médico difundieran un facsímil del estudio. En el documento (que se reproduce en esta página) se puede observar que, a partir de una de las dos muestras tomadas, se mencionaba la existencia de “citología compatible con carcinoma papilar de células foliculares”, que fue lo que se informó entonces de manera oficial. El informe lleva las firmas de los médicos patólogos Liliana Balsells y Julio Martino.

En su comunicado, Buonomo y Ballesteros salieron a defender la labor de sus colegas, al sostener que su profesionalismo no queda “en tela de juicio” debido a que, aunque mínimamente, estos procedimientos siempre tienen un margen de error, lo que llaman “falsos positivos”, que sólo pueden conocerse realizando la operación que se le practicó a CFK. “Afortunadamente –completa el parte–, el caso de la presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner, ingresó en este margen estadístico.” De todas formas, aunque se hubiera sabido que se trataba, como sucedió finalmente, de adenomas foliculares y no de un cuerpo canceroso, las fuentes médicas especializadas coinciden en que la intervención quirúrgica no podría haberse evitado.

Compartir: 

Twitter
 

El facsímil del estudio realizado a la Presidenta en el Centro Diagnóstico Maipú, el 22 de diciembre.
Imagen: Rolando Andrade
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.