EL PAíS › SIGUEN LOS CRUCES ENTRE EL GOBIERNO NACIONAL Y EL PORTEÑO POR LOS SUBTES

“Un tilingo haciendo cosas de tilingo”

El senador Aníbal Fernández criticó a Mauricio Macri por negarse a hacerse cargo de los subtes. El jefe de Gobierno estuvo en Bahía Blanca y contestó que lo quieren “dañar” porque no se “somete”.

“Lo único que le preocupa al gobierno nacional es dañar a quien no se somete a su voluntad”, sentenció ayer el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en referencia a su decisión de no aceptar el traspaso de la red metropolitana de transporte a la órbita de la ciudad de Buenos Aires. Por su parte, el senador Aníbal Fernández caracterizó a Macri como “un típico tilingo haciendo cosas de tilingo, como sentarse a discutir con el gobierno nacional un convenio y acordar hasta los fondos que tiene que trasladar el gobierno nacional”. La discusión siguió creciendo luego de que el jefe de Gabinete nacional, Juan Manuel Abal Medina, llamara “nene bien” a Macri un día después de que éste anunciara su rechazo al traspaso de la red de transporte.

“Claramente al gobierno nacional no le importa cómo viaja la gente”, disparó ayer Macri desde Bahía Blanca. Desde hace un par de meses, el jefe de Gobierno está explorando la relación con los radicales, en especial con aquellos que ganaron las intendencias en las elecciones del año pasado. Por eso viajó a Bahía Blanca, donde se de-sarrolla la Feria de la Producción, el Trabajo, el Comercio y los Servicios del Sur (FISA), para sumar a quienes los dirigentes locales del PRO llamaron “jóvenes radicales ahogados por su conducción”. Culminando una semana agitada, en la que rechazó el traspaso del subte a la ciudad de Buenos Aires luego de que el Congreso sancionara una ley que determina esa transferencia, Macri aprovechó para seguir criticando al gobierno nacional. “Nuestro deber principal es cuidar la vida de la gente y por eso decidimos no aceptar los subtes sin que nos garanticen las obras que hacen falta”, explicó Macri, e insistió en pedirle a la Presidenta una reunión: “Siempre aposté al trabajo en común con el gobierno nacional y desde el primer día he pedido reuniones a la Presidenta para encontrar juntos soluciones a los problemas de la gente, pero lamentablemente se niegan a hablar con un jefe de Gobierno”, señaló.

Horas antes de las declaraciones del jefe de Gobierno, Fernández dijo que Macri es un “tilingo” y un “vago”. “No quiero discutir más lo que es Macri porque es un vago, no le gusta trabajar y se dedica a la política marketinera que le ha dado resultados en algún sector de la sociedad”, dijo, reiterando una descripción que viene haciendo desde el noviembre del 2008, cuando llamó a Macri “vago y redomado” a raíz de un conflicto en la Villa 31 en el que Macri pidió la intervención de la Policía Federal.

Fernández hizo hincapié en que “el Congreso tiene atribuciones para modificar la ley 24588 (Ley Cafiero) y avanzar en el traslado del subte, que es inexorable”. En ese sentido, remarcó que el jefe de Gobierno empezó a cumplir con el acta de traspaso cuando aumentó el 127 por ciento de la tarifa, “para luego avisar en una conferencia de prensa que no quiere hacerse cargo del tema”.

En defensa de Macri salió su jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, quien acusó al kirchnerismo de responder con “agresiones personales, agravios e insultos” a las posiciones del jefe de Gobierno. “Otra vez con agresiones personales. Acá tenemos que trabajar juntos para que la gente viaje mejor”, agregó el funcionario, y reiteró que “es inentendible en cualquier parte del mundo” que “la Presidenta no se quiera reunir con el jefe de Gobierno de la ciudad capital”.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri y Aníbal Fernández cruzaron críticas y reproches.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.