EL PAíS › CONSIGUIO DICTAMEN PARA AMPLIAR EL PRESUPUESTO

3500 millones para Macri

El PRO impuso su mayoría para aprobar el despacho en la Comisión de Presupuesto de la Legislatura. El kirchnerismo anticipó que rechazará el proyecto del jefe de Gobierno.

 Por Werner Pertot

Un día después de la visita del jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, a la Legislatura, el PRO consiguió dictamen de mayoría para aprobar la ampliación presupuestaria solicitada por el Ejecutivo porteño. El proyecto incluye 220 millones de pesos para un bono que Mauricio Macri negoció con el líder de la CGT Hugo Moyano. Ayer, el jefe de Gobierno señaló que tiene “una relación de convivencia respetuosa” con el camionero, pero se atajó: “No tenemos vínculo político”. El kirchnerismo ya anunció su oposición al proyecto tal cual está planteado, mientras que la Coalición Cívica criticó el apuro y reclamó más tiempo para debatirlo.

Macri envió a la Legislatura un pedido de ampliación presupuestaria por 3500 millones de pesos: aproximadamente un diez por ciento del presupuesto que votó la Legislatura el año pasado. El proyecto del Ejecutivo incluye el aumento salarial para los municipales y 418 millones de pesos destinados a las empresas de recolección de basura, lo que implica una redeterminación de precios del 25 por ciento. Se trata de un sector que lleva un aumento del 700 por ciento desde el inicio del contrato en 2005.

En su mensaje ante los legisladores, Larreta insistió en que se apruebe pronto el endeudamiento, que asciende a 610 millones de pesos.

El legislador Aníbal Ibarra le señaló que, entre los destinos del dinero que piensan conseguir a través de deudas, se encuentra el “nodo Retiro”, una obra que no comenzaría hasta el año próximo. El PRO solicitó endeudar a la Ciudad en 250 millones para esa obra, mientras que en el plan plurianual se calculaban 15 millones para este año, en el que se deben definir los pliegos, y 310 millones en total. La gestión PRO ya tuvo un derrape famoso cuando consiguió deuda a tasas altas para el subte y no pudo utilizar el dinero porque no estaba lista la licitación. La Ciudad perdió, al menos, treinta millones de pesos por esa decisión.

El paquete de endeudamiento que propone el PRO también incluye un bono de 390 millones para el Metrobus y un pagaré a dos años para una indemnización que reclaman los recolectores de basura desde la época en que se terminó el contrato de la empresa del Grupo Macri Manliba. Varios opositores advirtieron que éste es uno de los puntos de un “pacto Macri-Moyano”, dado que se les está entregando dinero en concepto de indemnización a los camioneros por una licitación que está prorrogada hasta 2014. La diputada Graciela Ocaña señaló que ese dinero sería absorbido por la Mutual de Camioneros, con una quita a los trabajadores.

Ante esto, Macri sostuvo que “con Moyano tenemos una relación de convivencia respetuosa, porque Camioneros maneja la recolección de residuos, pero claramente no tenemos vínculo político”. Luego reiteró su apoyo a los reclamos de Moyano en la manifestación del miércoles.

Deuda para todos

El bloque PRO, en tanto, mostró la velocidad que busca imprimirle al tratamiento de la ampliación, dado que ayer mismo firmó el dictamen de mayoría en la Comisión de Presupuesto. “Macri quiere aprobar una ampliación de forma express. Los bloques de oposición solicitamos que se siga debatiendo”, remarcó Rocío Sánchez Andía, de la Coalición Cívica-ARI.

El kirchnerismo anunció su oposición: “Durante la gestión de Macri la deuda de la Ciudad aumentó casi un 250 por ciento, como consecuencia directa de una concepción liberal del Estado. Es la vieja política de los años noventa, que ya nos ha llevado al fracaso a todos los argentinos”, señalaron los legisladores del bloque que conduce Juan Cabandié.

“Le presentamos más de cien preguntas al jefe de Gabinete y obtuvimos como respuesta la ingrata confirmación de que, una vez más, esta gestión se ha dado a la tarea de endeudar a la Ciudad para financiar gasto corriente y pagar a proveedores, como es el caso de las empresas de higiene urbana”, indicó el jefe del bloque de Buenos Aires para Todos, Fabio Basteiro, quien recordó que “entre 2008 y 2012 se duplicó la deuda en dólares”. El legislador aclaró que acompañarán el aumento salarial.

Un trabajo elaborado por el auditor porteño Eduardo Epszteyn indica que el déficit financiero porteño pasará de los 1300 millones que están previstos en el presupuesto 2012 a 3000 millones de pesos y el stock de deuda, si se aprueba la ampliación, llegaría a un incremento del 280 por ciento para el período 2008-2012. Epszteyn advierte en el informe que el macrismo suele pedir deuda para financiar obras, pero luego lo usa como colchón financiero para el año siguiente. “Esta no es una ampliación presupuestaría, es la ampliación del déficit”, consideró el auditor. “Implica un déficit de tres mil millones, con el agravante de que el destino de la deuda tomada no es otro que financiar el gasto corriente”, remarcó. Epszteyn consideró que “el jefe de Gobierno debería explicarles a los porteños por qué decide endeudar a la Ciudad para favorecer a los grandes proveedores. No hay otra justificación para este tipo de manejos financieros que el negocio de la Ciudad de Buenos Aires con los bancos”.

Compartir: 

Twitter
 

La Legislatura debe definir si concede o no la ampliación.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.