EL PAíS › EL GOBIERNO BONAERENSE NO HARá DIFERENCIAS ENTRE SALARIOS BAJOS Y ALTOS

Aguinaldo en cuotas iguales

La administración Scioli dividirá en cuatro pagos del mismo monto la liquidación del medio aguinaldo, sin privilegiar los salarios más bajos. Además, se reducirán horas extra, se bajará la obra pública y se cancelará con bonos deuda con proveedores.

 Por Javier Lewkowicz

El gobierno de la provincia de Buenos Aires liquidará el medio aguinaldo de los trabajadores estatales en cuatro cuotas iguales. Es decir que si el monto total a cobrar asciende a dos mil pesos, el empleado público lo recibirá en cuatro cuotas de 500 pesos desde julio a octubre. Frente a este panorama, diversos gremios realizarán jornadas de protesta mañana y el viernes (ver aparte). La lectura política, que comparten legisladores del kirchnerismo distanciados de Scioli y opositores, es que la medida, que perjudica a los trabajadores, se explica por una disputa con el gobierno nacional y por la decisión del gobernador Daniel Scioli de “priorizar otras partidas”. El Ejecutivo provincial también pagará con bonos a proveedores, reducirá obra pública y horas extra de empleados.

A la provincia de Buenos Aires las cuentas no le cierran desde hace muchos años, pero la situación que planteó el Presupuesto 2012 era más compleja porque preveía un déficit de 6600 millones de pesos sin considerar los aumentos salariales. El rojo, luego de las subas para los empleados públicos, ascenderá a 10 mil millones de pesos, estiman en el equipo económico provincial. Allí aseguran que la cifra hubiera sido mayor sin la reforma en el Impuesto Inmobiliario Rural, Ingresos Brutos e Impuesto a los Sellos.

El gobierno bonaerense tiene autorización de la Legislatura para endeudarse por 7800 millones de pesos en 2012, ya sea en el mercado local o en el internacional. La intención original era para esta altura del año haber obtenido fondos por 250 millones de dólares, aunque sólo se colocaron bonos por 50 millones. Para cerrar las cuentas, admitió a este diario un colaborador de Scioli, el panorama es complicado. “Completaremos el programa de deuda y continuaremos con la emisión de letras de la Tesorería. Además, se emitirá un bono de 1000 millones a los proveedores, están los 1000 millones de la coparticipación y como mínimo 2300 millones de pesos más desde la Nación. Además, este año estaba previsto invertir ocho mil millones de pesos en obra pública. Será una medida recesiva, pero en todo caso se hará menos.” Así anticipan en el Ejecutivo provincial algunas de las maniobras que permitirían acercarse al equilibrio. La reforma impositiva, además, incrementará desde este mes la recaudación en unos 2600 millones de pesos, de los cuales 1030 millones deben girarse a los municipios.

Más allá del panorama anual, los gremios que representan a los trabajadores públicos provinciales y legisladores opositores a Scioli cuestionan el desdoblamiento del aguinaldo, a pesar de que el gobierno nacional haya transferido de forma extraordinaria 1000 millones de pesos. “El gobernador es responsable de esta situación, porque priorizó determinadas partidas sobre el pago del aguinaldo, como la publicidad y los megaeventos”, señaló a este diario Roberto Baradel, titular de Suteba, gremio de docentes bonaerenses enrolado en la CTA de Hugo Yasky.

Si bien durante los últimos días el gobierno provincial barajó la posibilidad de pagar el aguinaldo en varias sumas fijas, para que los trabajadores de menores ingresos completen el cobro antes, se decidió dividirlo en cuatro cuotas de iguales proporciones, para que cada trabajador reciba de julio a octubre el medio aguinaldo en cuotas iguales.

“Especularon con colocar deuda por ocho mil millones de pesos y que la Nación iba a dar más asistencia financiera. La asignación presupuestaria que hicieron es precaria, no se generaron los mecanismos de prevención”, indicó a Página/12 Adrián Grana, diputado provincial por Nuevo Encuentro e integrante de la Comisión de Presupuesto. “El gasto provincial se constituye en mayor medida por salarios, de modo que no es fácilmente transferible. Además se volvió muy complicado colocar deuda en el mercado internacional y la situación económica también impide al gobierno nacional transferir tanto dinero. No llegamos a pagar el aguinaldo, para un gobierno peronista es terrible, pero queríamos como mínimo pagar sueldos”, argumentan fuentes provinciales. A pesar de la compleja situación fiscal, en el equipo económico descartan de lleno la posibilidad de emitir cuasimonedas, versión que circuló en algunos medios. “Es una locura total, no existe ninguna chance real de hacerlo”, enfatizaron.

Compartir: 

Twitter
 

Daniel Scioli descarta el uso de cuasimonedas, según dijeron allegados al gobernador a Página/12.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.