SOCIEDAD › EL CRIMEN DE DOS HERMANOS, POR UNA SUPUESTA VENGANZA, DERIVó EN PROTESTAS Y LA TOMA DE LA MUNICIPALIDAD

Un doble asesinato que sacudió a Cañuelas

El domingo a la noche un hombre mató a un comerciante y luego a su hermano. La policía dice que fue la venganza de un delincuente que estuvo preso por un robo anterior a una de las víctimas. Un grupo de vecinos se instaló en el municipio.

 Por Carlos Rodríguez

Anoche, con la planta baja de la Municipalidad de Cañuelas ocupada por centenares de vecinos que también rodeaban la entrada al edificio, sobre la calle Libertad al 700, la intendenta de esa ciudad, Marisa Fassi, se comprometió a “realizar todos los esfuerzos necesarios” para esclarecer el crimen de los hermanos Leonardo y Marcelo Massa, de 36 y 38 años. Ambos fueron asesinados en la tarde-noche del domingo en el supermercado de su propiedad, en pleno centro de Cañuelas, lo que dio lugar a una movilización pocas veces vista en la zona, en reclamo de “justicia y seguridad”. Los familiares de las víctimas, al igual que las autoridades policiales, consideran que se trató de una venganza y señalan como presunto responsable a un hombre que hace dos semanas habría recuperado su libertad, luego de ser condenado por un robo en perjuicio de una de las víctimas. La movilización, que fue creciendo en número y en presión por tener un mano a mano con la intendenta, comenzó por la mañana con insultos a la policía y con el pedido de renuncia de Fassi. Luego surgieron vecinos que llamaron a “mantener la calma, actuar con serenidad y reclamar soluciones a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, para que garanticen la seguridad y para que haya justicia para la familia Massa”.

Los vecinos, y fuentes policiales consultadas por Página/12 dijeron que el doble crimen ocurrió el domingo, en el supermercado propiedad de los hermanos Massa, en la calle Libertad, entre Olavarría e Yrigoyen. El relato señala que el presunto autor del hecho, identificado como Fernando Marconi, hijo de un policía retirado, quería vengarse de Leonardo Massa, porque éste lo había denunciado por un robo y a partir de allí, el hombre fue condenado a prisión por una serie de delitos. Un amigo de los hermanos Massa precisó que “Leonardo ya se había cruzado unos días antes con Marconi, quien lo persiguió con su moto y lo amenazó con matarlo. Para sacárselo de encima, Leo tuvo que decirle que le iba a tirar encima el camión que iba conduciendo, porque esta persona no dejaba de perseguirlo”.

A las 19.30 del domingo, el sospechoso se habría presentado en el negocio de los hermanos Massa y luego de una breve discusión con Leonardo, le disparó un balazo en el pecho. Su hermano Marcelo, que estaba en el fondo del comercio, se acercó al escuchar el ruido del balazo y también fue asesinado. En el local había empleados y clientes, de manera que habría varios testigos que podrían identificar al autor del doble crimen. Desde ese momento, impulsada por la entidad que nuclea a los comerciantes de Cañuelas, comenzó a gestarse la movilización que concluyó ayer con la ocupación, hasta anoche pacífica, de la planta baja del edificio.

Batiendo palmas y reclamando “justicia”, los vecinos reclamaban la presencia de la intendenta Fassi, para “exigirle que se ponga al frente del reclamo de seguridad”. Los vecinos comenzaron a firmar anoche un petitorio que será presentado hoy ante el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, cuyo titular, Ricardo Casal, acompañó a Fassi durante su encuentro con los vecinos. En el texto del petitorio, surgido de una asamblea vecinal, se aclara que la movilización “no tiene ni responde a ninguna idea política”, sino que “todos unidos” salieron a la calle “para reclamar seguridad y justicia para la familia Massa”.

Los vecinos piden “la reorganización del Foro de Seguridad de Cañuelas; el recambio de los fiscales locales, por su ineficacia y su connivencia con el poder político; convertir a la Policía Comunal en Policía Provincial; que se incorporen móviles policiales con disponibilidad de combustible y personal capacitado; la incorporación de un helicóptero para la intervención rápida en los casos de robos de animales en los campos y que se haga justicia en el doble crimen, para que estos hechos no se repitan nunca más en Cañuelas”.

Tras la lectura del petitorio dentro del municipio y ante los vecinos que llenaban la calle Libertad al 700, hubo una aprobación general. Luego habló ante los manifestantes Elena Chiappe, mamá de la esposa de Leonardo Massa. La mujer, que se manifestó con mucha serenidad, llamó a “dejar de lado el odio porque es necesario que nos manifestemos en paz porque debemos evitar cualquier tipo de desborde”. Llamó a realizar demandas ante las instituciones “para que se aplique el Código Penal para cualquier crimen y que se modifiquen las leyes si fuera necesario para que haya justicia por la muerte de los chicos”, en referencia a los hermanos Massa. El único familiar directo que se acercó al municipio fue Matías Massa, uno de los tres hijos de Leonardo. El joven, de 18 años, se entrevistó con el jefe de la Policía Bonaerense, comisario Hugo Matzkin. Cuando salió del encuentro, aseguró ante los periodistas que no creía “en nada” de lo que le dijeron las autoridades policiales. Luego de manifestar sus dudas, Matías Massa señaló que Matzkin había prometido “tenernos informados acerca de la marcha de la investigación”.

El hall de la planta baja del municipio, ocupado por los vecinos, tenía una serie de leyendas en las paredes: “Justicia por Marcelo y Leo” y “Seguridad para todos, Cañuelas somos todos”, entre otros. Consultados por este diario, los vecinos coincidieron en rechazar algunas voces que se alzaron entre los manifestantes en demanda de la renuncia de Fassi. “Con la renuncia no ganamos nada, lo que queremos es que haya más seguridad y que se investiguen todos los hechos delictivos y que los culpables vayan a la cárcel”, señalaron Cristian Raúl Maldonado y Alejandra Sandoval. La mujer es sobrina de Germán González, asesinado el 1º de mayo de 2010, en un hecho que todavía no fue esclarecido “aunque se sabe quién lo mató”.

Pasadas las 23, la intendenta Fassi bajó al hall del municipio acompañada por Casal y se comprometió a “hacer todo lo posible para esclarecer un hecho que nos conmueve a todos”.

Compartir: 

Twitter
 

Durante todo el día, los vecinos se quedaron en la sede de la municipalidad, donde estuvo también el ministro Casal.
Imagen: Joaquín Salguero
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.