EL PAIS › MURIO JOAQUIN PIñA, EL OBISPO DE MISIONES

El que frenó a Rovira

Piña murió, a los 83 años, como consecuencia de un paro cardíaco. En 2006 encabezó un frente que impidió la reforma con la que el gobernador Rovira buscaba otra reelección.

 Por Washington Uranga

Joaquín Piña, el obispo católico que no le tenía miedo a la política, falleció ayer en Buenos Aires, a los 83 años. Piña encabezó en el 2006 el Frente Unidos por la Dignidad (FUD) para derrotar al oficialismo misionero del gobernador Carlos Rovira y de esta manera impedir la reforma constitucional que habilitaría la reelección indefinida. El obispo, español de nacimiento (Sabadell, 1930), se había ordenado sacerdote, jesuita, en Paraguay en 1961, y estuvo radicado en tierras guaraníes hasta 1986, oportunidad en la que el papa Juan Pablo II lo designó titular de la diócesis argentina de Puerto Iguazú, creada en ese mismo momento.

Según lo informaron en el Hospital Austral de Pilar, donde había sido internado el día anterior, el obispo Piña falleció tras un ataque cardíaco posterior a una intervención quirúrgica que se le practicó cuando ya estaba grave y luego de ser trasladado desde Posadas por vía terrestre hasta Puerto Iguazú y desde allí por avión a Buenos Aires.

Desde su designación como obispo, Piña se distinguió dentro de la Conferencia Episcopal por su decidida posición en favor de los derechos humanos, su mirada crítica respecto de lo actuado por la institución eclesiástica durante la dictadura militar y su compromiso con los pobres, particularmente de las comunidades indígenas, de cuyos derechos fue permanente defensor.

En su actuación pública como obispo, Piña fue muy crítico con las políticas del presidente Carlos Menem y, en lo intraeclesial, un ferviente animador de las comunidades de base como forma organizativa de la Iglesia. También estuvo muy cerca de las corrientes más progresistas del catolicismo, incluyendo a la Teología de la Liberación.

El 3 de octubre de 2006, el entonces papa Juan Pablo II le aceptó la renuncia al obispado, que Piña había presentado por razones de edad al cumplir los 75 años, y poco después accedió a ser la figura principal del FUD, que se oponía a la reforma constitucional en la provincia de Misiones para instalar la reelección indefinida para el cargo de gobernador. Piña obtuvo en las urnas un triunfo contundente, con una diferencia de 13 por ciento, a pesar de que se enfrentó también con el entonces presidente Néstor Kirchner, quien respaldó a Rovira en sus pretensiones reeleccionistas. Terminada la elección, Piña sostuvo que “no me arrepiento de nada; doy gracias a Dios por haber prestado un servicio a la Patria y a la gente”.

Sin embargo, Kirchner y Piña se encontraron en mayo de 2007 en una audiencia que el entonces presidente le concedió al obispo en la Casa Rosada. En esa oportunidad, el distanciamiento evidente entre Bergoglio y Kirchner estuvo en la agenda de la reunión, y al salir Piña sostuvo que “el presidente me dijo que no tiene nada contra Bergoglio. Tiene algunas diferencias, pero las podemos superar mediante el diálogo, al que él está abierto en todo momento”.

En ocasión de su candidatura como constituyente en Misiones, se plantearon dudas respecto del respaldo que Piña podría tener entre los obispos. La mayoría guardó silencio, pero fue el entonces cardenal de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, quien le ofreció su respaldo. De Bergoglio, ya convertido en papa Francisco, Piña dijo que “es el hombre que la Iglesia necesita para estos tiempos difíciles. Tiene mucho carácter y convicciones muy fuertes y hemos visto cómo las ha puesto de manifiesto en Buenos Aires cuando enfrentó varios problemas”.

A pesar de estar radicado en la Argentina, el obispo Joaquín Piña mantuvo siempre una gran vinculación con Paraguay y fue uno de los asesores y animadores del trabajo político del ex obispo Fernando Lugo, cuando éste fue presidente. También apoyó al sacerdote Francisco Nazar cuando en 2007, y siguiendo su ejemplo, el cura se candidateó a gobernador en Formosa, oponiéndose a Gildo Insfran.

El sepelio del obispo Joaquín Piña se realizará hoy martes 9 de julio desde las 18, en la iglesia catedral de la Virgen del Carmen, en Puerto Iguazú, según informó la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA).

Compartir: 

Twitter
 

Joaquín Piña nació en España y ejerció como sacerdote en Paraguay hasta que fue designado en Misiones.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.