EL PAIS › MOYANO MOVILIZO A LOS CAMIONEROS A LA PLAZA DE MAYO Y PIDIO VOTAR CONTRA EL GOBIERNO EN LAS ELECCIONES

Un paro muy parecido a un acto de campaña

La medida fue convocada en rechazo al Impuesto a las Ganancias. Pero en su discurso, Moyano también criticó los planes Trabajar y la entrega de netbooks. La movilización a la plaza fue menor a la esperada.

 Por Julián Bruschtein

Fue su primer discurso como candidato a diputado por la lista de Francisco de Narváez. Con el reclamo por el Impuesto a las Ganancias de fondo y con una convocatoria menor a la esperada, el camionero Hugo Moyano aprovechó para insistir con la idea de que los trabajadores “no nos volvamos a equivocar porque sería imperdonable”, llamando a no votar a los candidatos del kirchnerismo. Acorde con su encolumnamiento detrás del empresario, el mensaje estuvo marcado por las críticas hacia las principales políticas de transformación implementadas por el Gobierno en los últimos diez años. El camionero ya había anunciado que la protesta era “contra Cristina”.

“Esos son planes descansar”, acusó por derecha el camionero hacia los planes sociales desplegados por el gobierno nacional para atacar la desocupación, que al momento de llegar a la presidencia Néstor Kirchner se acercaba al 50 por ciento y en la actualidad es una cifra de un solo dígito. El paro de 24 horas convocado por el gremio de Camioneros y el acto central en la Plaza de Mayo se transformó finalmente en un mitin opositor en el que la agenda gremial pasó a un segundo plano. “¿Qué hacemos dándole una netbook a un chico de la villa?”, se preguntó apuntando al Plan Conectar Igualdad y agregó: “Le estamos diciendo que siga teniendo frío cuando hace frío, seguí mojándote cuando llueve, pero tenés una netbook”, sostuvo en el día en que la Presidenta entregó la computadora tres millones (ver página 5).

El Impuesto a las Ganancias se llevó un pasaje del discurso del sindicalista. “Estamos indignados por ese impuesto perverso que tienen los hombres que trabajan”, señaló Moyano llamando la atención de sus seguidores y agregó a modo de advertencia: “Señora Presidenta, a los trabajadores no hay que tenerles miedo, hay que tenerles respeto”, rodeado por dirigentes del gremio de Camioneros, entre los que se encontraba el adjunto, Pablo Moyano, hijo del líder cegetista. También estaban los representantes de algunos gremios aliados: Julio Piumato, de los judiciales; Omar Plaini, de los repartidores de diarios y revistas; el dirigente de la Federación Agraria Eduardo Buzzi y el sindicalista Pablo Micheli, líder del sector opositor de la CTA, que lo secundaban en el palco dominado por un cartel con la leyenda “los camioneros decimos basta”.

“Esta jornada de protesta, con cese de actividades, no es solamente por el reclamo de los trabajadores camioneros”, señaló para respaldar su argumentación sobre Ganancias y agregó que había “millones que están sufriendo las consecuencias de este impuesto perverso contra el trabajo y estarían aquí presentes” y destacó que “los empresarios hacen un esfuerzo aceptando los reclamos por aumentos de salario, pero no los percibe el trabajador porque se los lleva el Gobierno”.

Moyano supo ser uno de los pilares sobre los que se sostenía parte del modelo iniciado en 2003. Durante ocho años se mostró fiel al kirchnerismo y las políticas que implementaba, hasta que comenzó a mostrar su intención de saltar a la escena política. Ya en los primeros años de la primera presidencia de Cristina Kirchner, el camionero la desafió en público un 17 de Octubre señalando que “algún día la Argentina va a tener un presidente trabajador”. La réplica presidencial fue instantánea y le recordó en su discurso que había comenzado “a trabajar a los dieciséis años”. A partir de allí la relación fue cada vez más tensa y llegó al punto límite en el que el sindicalista presionó públicamente pidiendo para la CGT la vicepresidencia o la vicegobernación bonaerense de cara a las elecciones de 2011, que Cristina Kirchner ganó holgadamente. Esa fue la gota que colmó el vaso: al advertir el proyecto personal de Moyano, el kirchnerismo lo relegó en las listas legislativas y la relación se rompió unos meses más tarde, cuando en un acto en la cancha de Huracán el camionero anunció su renuncia a la vicepresidencia del PJ y a la presidencia del PJ bonaerense. Su proyecto lo llevó además a fracturar la CGT ante la tensión que generó con sus pares por sus ambiciones políticas.

“Olé, olé, olé, oléeee, Hugoooo, Hugooooo”, entonaban a coro los trabajadores que festejaban cada vez que Moyano soltaba una crítica hacia el gobierno nacional. Las camperas verdes avanzaban por las calles de los alrededores de la Plaza de Mayo, dejando ver a algún entusiasta en remera a pesar del frío. “Y pegue, y pegue, pegue, Hugo, pegue”, se escuchó tímidamente a un grupo del fondo, que recibió la orden de cortar el tradicional cantito. Las bandas con trompetas abundaban entre los camioneros, pero la presencia de bombos y redoblantes fue la más sobresaliente por el estruendo y el bullicio constante.

“Sepamos bien a quién votamos el 27 de octubre, no nos volvamos a equivocar porque sería imperdonable para nosotros”, sostuvo lo que pareció casi un ruego hacia al final del acto. Como un mantra, Moyano recita en sus actos el llamado a no votar aquello que tenga que ver con la Presidenta y su movimiento político. “Así como en algún momento dije que había que votar al Gobierno, hoy les digo que no nos engañen más porque estas bondades que quieren hacer aparecer son todas mentiras”, continuó el dirigente sindical en su rol de candidato a diputado (figura 35 en la lista de candidatos, pero es claro que si integra la lista es para darle un impulso mayor con su nombre), que predominó casi todo el acto.

Para el final, después de las palabras del dirigente, los trabajadores se alejaban por donde habían ingresado con sus columnas. Dos muchachos con campera roja de alguna de las ramas del gremio conversaban sobre las elecciones: “Entonces, ¿cuál es la lista que hay que votar?”, preguntó el más joven y su compañero le contestó: “Ya te vas a dar cuenta, en la que veas el nombre de Hugo entre los candidatos”.

Compartir: 

Twitter
 

Hugo Moyano sólo estuvo acompañado por los dirigentes más cercanos y por el estatal Pablo Micheli.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.