EL PAIS › LA PRESIDENTA INAUGURO LA CASA DE LA VILLA 21 BARRACAS, DONDE FUNCIONARA LA SECRETARIA DE CULTURA

“La cultura es de todos y para todos”

Junto a los curas, dirigentes sociales y políticos que trabajan en la Villa 21 y los candidatos de la Ciudad del Frente para la Victoria, CFK dijo: “Nos hacemos cargo de todo, de lo que hicieron otros y de lo que hacemos nosotros”.

 Por Julián Bruschtein

“Nos hacemos cargo de todo, de lo que hicieron otros y de lo que hacemos nosotros”, aseguró ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al inaugurar la nueva sede de la Secretaría de Cultura en el barrio de Barracas. Aludía a la decisión de hacerse “cargo de las deudas” que no habían sido generadas durante su mandato. “La cultura es de todos y para todos”, señaló sobre el nuevo edificio al que se le dio el nombre de Casa de la Cultura Villa 21, en donde hay talleres y actividades para los vecinos de la zona.

“Tenemos la suerte de encontrar un Estado que no mira para otro lado. ¿Qué les voy a hablar de sacrificio? Son ustedes lo que pueden dar cátedra de sacrificio y de voluntad, tenemos que venir acá a aprender para hacer frente a la adversidad”, dijo la Presidenta dirigiéndose a los habitantes del barrio que poblaban el escenario y el flamante auditorio de la Casa de la Cultura. Los dirigentes vecinales se mezclaban con los chicos que participan de los talleres en la segunda fila, detrás de Fernández de Kirchner. “Aquí también está la Argentina profunda que tenemos que honrar con gestión, con acompañamiento, y este centro maravilloso que hoy estamos inaugurando”, señaló la Presidenta bajo los aplausos y los gritos de chicos del barrio que vivaban cada vez que podían.

“Lo de hoy (por ayer) es milagroso, es la primera vez que el Estado llega con esta presencia tan activa a un lugar como la villa Barracas, la más importante de Buenos Aires, y que el cura Pepe diga que no se puede creer, la verdad que me llena de orgullo”, destacó Fernández de Kirchner apuntando al sacerdote José Di Paola (el padre Pepe), referente y habitante durante años de la Villa 21 y de los sacerdotes del Tercer Mundo que habló minutos antes. “Hemos logrado sorprender a un cura en la política; la política en serio, con mayúsculas, de un país que se sueña próspero, independiente, soberano, igualitario”, sostuvo defendiendo el rol de la política en la transformaciones sociales.

Antes del acto central, la Presidenta recorrió las instalaciones de la Casa de la Cultura junto a la directora, Nadia Zarza, vecina y militante del barrio. Entre los visitantes también se encontraban los candidatos que encabezan las listas del Frente para la Victoria para las elecciones del 27 de octubre. Hicieron su primera aparición pública el ex canciller Jorge Taiana y Pablo Ferreyra, hermano del militante de Partido Obrero asesinado por una patota del sindicato ferroviario, primeros en sendas listas a la Legislatura.

El ex canciller, en la del Frente para la Victoria, y Ferreyra, en la de Alternativa Popular, la colectora que acompaña al kirchnerismo. El senador Daniel Filmus –que buscará mantener su banca– y el candidato a diputado Juan Cabandié también formaron parte de la comitiva presidencial. Afuera las agrupaciones políticas kirchneristas –casi todas tienen inserción en el barrio– se mezclaban con los vecinos en los cantitos y los saltos. La Cámpora, la Corriente Peronista Descamisados, la Corriente Martín Fierro, el Movimiento Evita, Kolina y Nuevo Encuentro estaban entre las más llamativas y agitadas de la tarde. Adentro, se sumaban el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; el de Educación, Alberto Sileoni; el de Seguridad, Arturo Puricelli; la titular de la cartera de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; el secretario de Seguridad, Sergio Berni; y el de Cultura, Jorge Coscia.

En su discurso, la Presidenta anunció un acuerdo con AYSA, la empresa de saneamiento estatizada, para que “12 mil vecinos tengan agua y cloacas” e hizo foco en que “en la ciudad de Buenos Aires, el 99 por ciento de la población tiene red de agua y cloaca. El uno por ciento restante está en las villas. Cuando sea el cien por cien, todos van a tener una posición igualitaria”. Fernández de Kirchner señaló que para “eso tenemos que lograr los dirigentes políticos armonía, que es lo más difícil de alcanzar; equilibrio, paz y mucha voluntad de hacer por los demás”.

“El nuestro es un gobierno sin beneficio de inventario”, destacó la Presidenta, y agregó que “nos hacemos cargo de todo, de lo que hicieron otros y de lo que hicimos nosotros; nos hacemos cargo de Argentina sin beneficio de inventario y lo vamos a seguir haciendo”. En medio de los aplausos, la Presidenta destacó: “Acá estamos, haciendo cosas, no haciendo huevo. Haciendo cosas desde la cultura, desde la política; eso te aleja de todas las cosas malas y de todas las cosas que nos entristece ver”. El comentario provenía de haber “visto a los chicos en las aulas haciendo cosas, no haciendo huevo”, como había señalado minutos antes de concluir que “los milagros existen y hay que rezarle a Dios y a la Virgen, pero además tenemos que arremangarnos y laburar todos los días para poder conseguir estas cosas”. Luego, las fotos con los vecinos y los chicos del barrio antes de salir y saludar a los militantes para partir hacia la Casa Rosada.

Compartir: 

Twitter
 

CFK en la Casa de la Cultura Villa 21, en donde hay talleres y actividades para los vecinos de la zona.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared