EL PAíS › CFK INAUGURO EN EZEIZA UN CENTRO RECREATIVO Y UN POLO PRODUCTIVO DE COOPERATIVISTAS DE EMPRESAS RECUPERADAS

“Estas conquistas vinieron para quedarse”

Cristina Fernández de Kirchner llamó a estar “atentos” para preservar los logros alcanzados en el país y la región. Pidió que no pongan trabas al Presupuesto 2014 y habló de la reconstrucción de las zonas incendiadas en Córdoba.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió a sus simpatizantes estar “atentos” para que “las conquistas” obtenidas en los últimos diez años en la Argentina y América del Sur “no se vayan más”. Fue durante un acto en la localidad bonaerense de Ezeiza, donde inauguró un centro recreativo y dio el puntapié inicial al establecimiento de un nuevo polo productivo impulsado por cooperativistas de empresas recuperadas. Allí, compartió escenario con el hombre fuerte de ese partido y flamante ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados. Durante su discurso, la Presidenta pidió a los legisladores opositores que no pongan trabas al Presupuesto 2014, enviado al Congreso nacional.

“Necesitamos que todos puedan ayudar para que las cosas se hagan y los recursos lleguen finalmente en obras, en servicios, en educación, en salud”, solicitó. Además, hizo referencia a las obras de reconstrucción en la provincia de Córdoba tras los incendios, elogió la labor de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y hasta se refirió en forma velada al espionaje de los Estados Unidos sobre su par brasileña Dilma Rousseff.

La Presidenta inauguró obras realizadas por miembros de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo en los bosques de Ezeiza, para generar en un predio de más de 450 hectáreas tanto un centro recreativo como un polo industrial donde se fabrican materiales para la construcción de viviendas sociales. Allí recordó que el centro recreativo ya había funcionado en ese lugar desde la década del ’50 y fue desmantelado en los ’90, cuando hubo un intento fallido de “destruir la memoria de obras y de trabajo” del pueblo argentino “como si pudieran borrarse a la fuerza las transformaciones sociales y culturales”.

Además, hizo referencia a los incendios en Córdoba y ratificó los programas de ayuda que el gobierno nacional implementará en la zona de Calamuchita, que fue la más afectada por el fuego. En ese sentido aseguró que ya se firmaron convenios de reconstrucción. “Vamos a hacer todas las cosas que se necesiten para seguir construyendo trabajo, felicidad y bienestar para todo el pueblo”, prometió, al tiempo que criticó a los medios que “cuando pasa una tragedia están un ratito y después se van”.

En relación con esas obras, la mandataria además aprovechó para pedir a la oposición que no entorpezca el tratamiento del Presupuesto 2014, que ingresó esta semana al Congreso, porque es necesario para que esté “la plata para esto que se está haciendo acá, el dinero para que haya nuevas autobombas en las localidades que no tenían y que no pudieron combatir el fuego adecuadamente”.

CFK pidió que “cuando se trate un presupuesto se comprenda que cuando se discuten recursos no son para la Presidenta, no están en Olivos”, sino que “están diseminados a lo largo y a lo ancho en obras y servicios para los 40 millones de argentinos”. Y concluyó pidiendo que se apruebe el presupuesto para “que las cosas se hagan y esos recursos lleguen finalmente en obras, en servicios, en educación y en salud”.

En otro pasaje del discurso, Fernández de Kirchner destacó que aparte de reconstruir “lo material, que tal vez es lo más fácil de reconstruir”, es importante “reconstruir lo cultural y lo espiritual, porque quisieron hacernos creer que los argentinos no podíamos, quisieron convencernos de que no servimos para nada”. En ese sentido dijo que tan importantes como las obras son los “derechos, las garantías y la fuerza para pelear por cosas que corresponden y nos habían quitado”.

Por último, hizo referencia a los casos de espionaje sufridos por la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, en manos de la CIA estadounidense: “Les pido a todos los argentinos, piensen como piensen, estén donde estén, que miren atentamente, que concentren su atención, no sólo en nuestro país, sino también en el mundo y en la región, porque hay algunos que quieren intentar cosas que pasan en países cercanos, también quizá gobernados por una mujer como yo”, dejó caer.

“Da una cosita por dentro como si quisieran darse una vuelta otra vez por el vecindario para volver a hacer las cosas que pasaron en otro momento –denunció–. Y yo quiero decirles a todos los argentinos y a todos los compañeros y compatriotas de la patria grande, de esta América del Sur, que vamos a estar atentos, presentes, alertas y fundamentalmente trabajando todos los días para que estas conquistas logradas en Argentina y en América del Sur no se vayan más; que vinieron para quedarse.” Y concluyó: “No vamos a permitir nunca más que nadie nos vuelva a quitar la patria. La patria la hemos reconquistado, la patria es de todos y por ella vamos a seguir trabajando todos los días”.

Durante el acto, la mandataria estuvo acompañada por el gobernador bonaerense, Daniel Scioli; el intendente y actual ministro de Seguridad de la provincia, Alejandro Granados; el primer candidato a diputado en ese distrito por el Frente para la Victoria, Martín Insaurralde, y la ministra de Desa-rrollo Social, Alicia Kirchner.

Compartir: 

Twitter
 

La Presidenta estuvo acompañada por el gobernador Daniel Scioli, la ministra Alicia Kirchner y el candidato Martín Insaurralde.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.