EL PAíS › EL GOBIERNO DE MACRI EROGó OTROS 20 MILLONES EN EL METROBúS

Con un 50 por ciento más de gastos

Por cuarta vez, la Ciudad incrementó los fondos destinados a las obras del Metrobús de la 9 de Julio. De acuerdo con la ley, por los aumentos autorizados ya se debería haber realizado una compulsa pública de precios.

 Por Werner Pertot

El gobierno de Mauricio Macri gastó otros 20 millones extra en la obra del Metrobús, esta vez para acondicionar la estación para combis que inauguró el jefe de Gobierno durante la primera parte de la campaña. Según señaló el auditor porteño Eduardo Epszteyn, entre los cuatro adicionales del Metrobús 9 de Julio se llega a un 50 por ciento más del monto original de la obra, cuando la ley establece que si se supera el 20 por ciento debe ir a una compulsa de precios pública. Este gasto extra se suma a la polémica por el costo del Metrobús, que Página/12 adelantó en julio de este año, por la que los mismos materiales en el Metrobús 9 de Julio y en el Metrobús Sur tienen diferencias de hasta el ciento por ciento.

El macrismo quedó sumido en una controversia por los gastos extra que hizo para inaugurar su principal obra de campaña: el Metrobús de la Avenida 9 de Julio. Según cálculos de la oposición, en total gastaron 200 millones de pesos más de lo previsto. Pero los gastos no terminaron: en el Boletín Oficial del 23 de septiembre apareció la resolución 801 por la que el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, autorizó un adicional para la obra del Metrobús por 19.988.887 de pesos a la empresa RIVA.

Según indica la resolución, el dinero está destinado a hacer mejoras en la Terminal Subterránea de Combis, que ya fue inaugurada durante la campaña de las PASO. La playa subterránea, destinada a sacar a las combis de las calles, ya tuvo otro adicional por otros 19.888.859,11 pesos. En este nuevo gasto, se destina el dinero a construir dos escaleras de emergencias y un muro cortafuegos en la escalera de acceso de Carlos Pellegrini. También a instalar detectores de incendio, iluminación de emergencia, mejores señalizaciones y un sistema de ventilación correcto, dado que el actual no cumple con las normas de la Organización Mundial de Salud. “Hay dos opciones, cada una implica irregularidades –estimó el auditor Eduardo Epszteyn–. O se inauguró sin las medidas contra incendio o bien se las contrató irregularmente, a través de adicionales de una obra que era para la construcción de las paradas.”

Epszteyn remarcó que “la plaza para las combis es una buena solución, pero es evidente que se hizo a las apuradas. Lo que hicieron no cumple con la ley de compras ni con la de obra pública, porque entre los cuatro adicionales suman el 50 por ciento del monto original”. Los cuatro adicionales del Metrobús 9 de Julio suman 78,7 millones de pesos, mientras que el monto original de la obra era de 115 millones. Según señaló Epszteyn, si se hubieran sumado en un único adicional tendrían que haber ido a una compulsa de precios pública. Las obras de la playa de combis, por ejemplo, están divididas en dos adicionales de un monto casi igual, que bordea los 20 millones de pesos.

Estos gastos se suman a los que ya generaron una controversia y llevaron a la oposición porteña a plantear que se hará una investigación exhaustiva sobre los gastos. Los presuntos sobreprecios fueron informados por Página/12 en julio de este año. De acuerdo con un informe de Epszteyn, la misma baldosa puede costar 179 pesos o 426 según si se compró para el Metrobús 9 de Julio o el del corredor sur. Sobre esto, el subsecretario de Transporte de la Ciudad, Guillermo Dietrich, declaró que “si un bidet cuesta cien o mil pesos me da lo mismo. A nosotros nos interesa que las empresas hagan la obra con la plata que se adjudicó”. Dietrich admitió que usaron materiales más caros y justificó los gastos extraordinarios como algo que ocurre en cualquier obra.

El Metrobús de 9 de Julio pasó de los 115 millones iniciales a costar 195 millones y el presupuesto sigue creciendo. El Metrobús del corredor del sur tuvo también dos adicionales: el primero por 13.985.584 pesos y el segundo por 8.457.977. Hay otros 80 millones en pavimentación que fueron en paralelo a través del Ministerio de Espacio Público. El Metrobús del sur tiene un costo, hasta ahora, de 223 millones.

“La autora de la ley de compras que están vulnerando es Gabriela Michetti. Ella dijo que consultó con Dietrich y que está todo bien. La verdad, no se entiende”, indicó Epszteyn sobre los adicionales divididos con los que lograron sortear los mecanismos de licitación.

Compartir: 

Twitter
 

La principal obra de campaña del macrismo quedó inmersa en una polémica por sus costos.
Imagen: Joaquin Salguero
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.