EL PAIS › NUEVO ENCUENTRO Y EL SALTO DEL INTENDENTE OTHACEHE AL FRENTE DE SERGIO MASSA

Una despedida para el enemigo íntimo

Con el manejo en municipios vecinos, la fuerza de Sabbatella denuncia desde hace años agresiones de patotas de Othacehé. Alquilaron una avioneta que vuela Merlo diciendo “Othacehé se va con Massa. Merlo se queda con Cristina”.

El pase del intendente de Merlo, Raúl Othacehé, a las filas del Frente Renovador a principios de la semana pasada cosechó críticas de sus pares en el territorio bonaerense, así como de algunas figuras –oficialistas y opositores– a nivel provincial y nacional. Sin embargo, fue en Nuevo Encuentro donde más se disfrutó el plato de la “traición” al Frente para la Victoria del Vasco Othacehé, con quien mantiene un histórico enfrentamiento que en los últimos tiempos más de una vez derivó en episodios de violencia. Además de los comentarios obligados de sus principales dirigentes, el espacio que lidera el titular de la Afsca, Martín Sabbatella, habilitó una avioneta que surca los cielos de Merlo con un mensaje para los vecinos: “Othacehé se va con Massa. Merlo se queda con Cristina”, avisó desde allá arriba una y otra vez, intercalando la sentencia con “el pueblo de Merlo sabe lo que la Presidenta hizo y hace por nosotros. Merlo se queda con Cristina”.

Nuevo Encuentro gestiona Morón desde 1999 y es natural que su área de influencia se fuera expandiendo hacia los municipios vecinos del oeste del conurbano, pero en ninguno de sus militantes tuvieron tantas dificultades como en Merlo. “El de Raúl Othacehé es un liderazgo que expresa el deseo de poder a como dé lugar”, sentenció en ese sentido el intendente de Morón, Lucas Ghi, quien descartó ver el salto de Othacehé como algo sorpresivo. “A mí no me llama la atención. La suya fue una decisión teñida de oportunismo y mezquindad y viene a poner claro sobre oscuro lo que veníamos denunciando nosotros”, consideró.

En los últimos años, militantes y dirigentes del espacio aliado al kirchnerismo han denunciado en varias oportunidades ataques violentos de parte de “patotas” ligadas a Othacehé. En mayo pasado, “personas no identificadas” destruyeron un local partidario de NE en Merlo. Dirigentes locales acusaron al Partido Justicialista de Merlo (que responde a Othacehé) y le exigieron al jefe comunal, al igual que al gobernador bonaerense Daniel Scioli, que “garanticen las condiciones para que quienes integran NE en Merlo puedan desarrollar su actividad política en un marco democrático y con plena libertad”.

El propio Sabbatella había denunciado públicamente haber sufrido “hostigamiento” de parte de partidarios de Othacehé tiempo atrás, durante una recorrida cuando era candidato a la gobernación. El caso, junto a otra veintena, llegó a la Comisión de Derechos Humanos de diputados nacionales, cuyos integrantes oyeron en 2011 relatos de “víctimas de persecución política, violencia y abuso de poder en Merlo”. Los más novedosos ataques los sufrieron militantes de organizaciones defensoras de derechos humanos, además de legisladores, concejales y vecinos congregados en una manifestación en la puerta de un espacio calificado como centro clandestino de tortura y exterminio que entonces la comuna estaba a punto de demoler.

Compartir: 

Twitter
 

La fuerza de Martín Sabbatella mantiene un histórico enfrentamiento con la gente de Raúl Othacehé.
Imagen: Rafael Yohai/Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared