EL PAíS › TENDENCIA A UNA VENTAJA PARA OBEID CON RESULTADOS AUN NO DEFINITIVOS

A la medianoche aún daban la de suspenso

Los últimos cómputos en Santa Fe mostraban una diferencia a favor del peronista kirchnerista Jorge Obeid contra el socialista Hermes Binner, de buenas relaciones con el gobierno nacional. Reutemann, de nuevo senador, fue el dirigente político más votado.

Desde Rosario

Todos lo habían pronosticado y finalmente se cumplió. El escandaloso festival propiciado por la Ley de Lemas, con 290 cuerpos de boletas y más de 3000 nombres de candidatos a la vista de los votantes en el cuarto oscuro, hacía prever un escrutinio de larguísimo aliento. A la medianoche, oficialmente recién se llevaban contadas 1300 de las 7000 mesas (2,2 millones de electores habilitados), principalmente del norte y centro norte provincial, donde el peronismo tiene una larga tradición de victorias. Por eso no extrañó que el PJ obtuviera hasta ahí el 46,12 por ciento contra el 35,9 por ciento del socialismo. Víctima de la fenomenal polarización, muy lejos quedaba Recrear-PDP con el 1,9 por ciento. Pero la guerra de porcentajes se había abierto mucho antes, cuando comenzó la difusión de datos extraoficiales, surgidos de las encuestas de boca de urna y de los sondeos a través de mesas-testigo. Así, los principales contendientes a la Gobernación se adjudicaban el triunfo. Por un lado, el justicialismo –a través de Jorge Obeid– aseguraba contar con una diferencia de casi cuatro puntos sobre la oposición socialista, exactamente el mismo margen que se adjudicaban los hombres del intendente rosarino, el socialista Hermes Binner.
A las 19, los primeros en romper el fuego de datos fueron los socialistas. El vocero Rubén Galassi aseguró contar con un relevamiento de datos en boca de urna de la consultora Mora y Araujo. Según esos guarismos, Binner ganaba la provincia por el 49,1 por ciento de los votos, mientras los sublemas del PJ obtenían el 46,1 por ciento.
La respuesta desde el justicialismo no se hizo esperar, ya que se apeló a otro encuestador nacional, Enrique Zuleta Puceiro. El diputado nacional Julio Gutiérrez difundió los datos del boca de urna que lo daba ganador al PJ por 3,6 puntos: 49,2 por ciento contra 45,6 por ciento del socialismo. Dentro del peronismo estaba al frente el sublema de Obeid, con 27,3 puntos; seguido por Alberto Hammerly con el 11,9 y Héctor Cavallero con el 4,6. Muy lejos quedaba el PDP-Recrear con el 1,7 por ciento.
A las 12 de la noche terció en la discusión el propio Obeid: “Nuestros trabajos nos están dando 4 puntos arriba del lema socialista, me atrevo a afirmar que el lema justicialista se está imponiendo, y el sublema que yo encabezo es el más votado. Esta tendencia es inmodificable porque está faltando escrutar el 50 por ciento de Santa Fe, lo cual va a significar aumentar más esta tendencia, y un 40 por ciento de Rosario, donde la diferencia que nos está sacando el socialismo es mucho menor a la que se suponía”.
Obeid esperaba reunirse a la medianoche con Reutemann y se comunicó telefónicamente con Néstor Kirchner. “Fue un diálogo afectuoso, el Presidente se interesó sobre cómo habían transcurrido las elecciones, cuáles eran los datos que manejábamos”, explicó. También habló con el ministro del Interior, Aníbal Fernández, a lo largo de la jornada. “Soy cauto pero estamos convencidos de que vamos a ganar, después vendrán las felicitaciones”, dijo Obeid.
Binner aclaró que en el escrutinio oficial, al cierre de esta edición, faltaba cargar la mayoría de los datos de Rosario, donde el socialismo descuenta un triunfo por importante margen. “Vamos a ganar”, remarcó Binner, cuando fue consultado respecto al boca de urna que lo daba ganador.
Entre las 19 y las 21, el principal eje de discusión pasó por establecer si el socialismo había violado la prohibición de difundir resultados de boca de urna antes de las tres horas de cerrado el comicio, como establece el Código Electoral nacional. El titular del consejo provincial del PJ santafesino, Angel Baltuzzi, recordó respecto a la difusión de las encuestas a boca de urna “el caso de Pinky, que la hicieron festejar en La Matanza y después perdió, puede que aquí haya un Pinky masculino”. Baltuzzi trajo a colación que la ley provincial 12080 establece multas dehasta 100 mil pesos para quien viole la veda para la difusión de datos de boca de urna antes de las 23 horas de ayer. En tanto, Roberto Rosúa (candidato a diputado provincial por el sublema de Obeid) sostuvo que el PS lanzó una “campaña psicológica” y destacó que “nosotros vamos a atender a los datos oficiales”.
Desde el socialismo, Galassi replicó que por haberse votado también cargos nacionales, tiene preminencia el Código Nacional Electoral, que establece una veda por tres horas. Agregó que “no tenemos precisión a nivel provincial. Como el trabajo de Mora y Araujo es muy serio y nos daba confianza dimos el resultado”.
El diputado nacional del PS Rubén Giustiniani, candidato a senador nacional, agregó un ingrediente político a la disputa, señalando que “a nosotros nos ha tocado jugar un partido con cancha embarrada, con el referí comprado y con la hinchada en contra”, haciendo referencia a las diversas modificaciones introducidos por el peronismo a la legislación electoral. “(Los peronistas) proscribieron el Encuentro Progresista, pegaron una elección nacional con una provincial y ahora parece que esto fuera el liceo de señoritas –ironizó el legislador–, justamente cuando se trata de los dirigentes del PJ que nos tienen acostumbrados a hacerse el traje a medida. No se ha difundido ningún dato violatorio, los datos que nos están llegando nos permiten ser muy optimistas”. Por su parte, el ministro de Gobierno Carlos Carranza aseguró que ningún partido político presentó denuncia alguna sobre irregularidades en la elección.
A las 11.30, desde el bunker socialista se difundieron datos con el 80 por ciento de las mesas-testigo de la ciudad de Rosario para el cargo de gobernador, donde el PS alcanzaba el 48 por ciento contra el 33 por ciento del PJ. Significativamente, la diferencia para intendente era mucho menor a favor del PS, con el 33 por ciento, frente al 31 por ciento del PJ; 12 por ciento para Recrear y 24 por ciento para el resto.
Un dato significativo fue el corte de boleta que se registró en distintos puntos del territorio, al punto de que Carlos Reutemann fue el candidato más votado, en representación del justicialismo, mientras el segundo fue Binner, de la oposición socialista.

Compartir: 

Twitter
 

Obeid se presentó como un peronista en sintonía con Kirchner.
Después de la medianoche se adjudicó la victoria con tono de analista.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.