EL PAIS › CRISTINA KIRCHNER SE REUNIO CON EL FINANCISTA GEORGE SOROS, QUIEN SE INTERESO POR NUEVAS INVERSIONES

Día de recolección de apoyos en la Gran Manzana

La Presidenta mantuvo una agenda completa de reuniones en Nueva York, donde mañana hablará en las Naciones Unidas. En el marco del conflicto con los fondos buitre, el financista Soros se interesó por las perspectivas argentinas.

 Por Victoria Ginzberg

Desde Nueva York

Un señor mayor vestido con traje gris. Casi que podría pasar inadvertido en las calles de Nueva York. Pero es uno de los hombres más ricos del mundo. El financista George Soros llegó pasadas las seis de la tarde al Hotel Mandarin para reunirse con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Allí, durante más de una hora, hablaron de las perspectivas de la economía argentina y de “acontecimientos positivos en la energía y en el sector de hidrocarburos”. La del magnate húngaro-estadounidense fue una de las tres entrevistas privadas que tuvo CFK ayer, además de sus encuentros con el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y con un grupo de sindicalistas con representación internacional, quienes le manifestaron su apoyo en la pelea contra los fondos buitre (ver aparte).

“La presidenta Kirchner y el señor Soros discutieron una serie de temas, incluyendo las perspectivas de la economía de Argentina, recientes acontecimientos positivos en la energía y el sector de los hidrocarburos y la reforma política de drogas de Argentina en América latina”, fue lo que comunicó Michael Vachon, portavoz del empresario. La reunión con Soros se realizó entre rumores de que podría haber un anuncio vinculado con los fondos buitre. Sin embargo, ni el gobierno argentino ni el financista comentaron ese punto. Soros, de todas formas, ya había informado que lleva adelante una demanda contra el Bank of New York Mellon (BoNY) ante los tribunales ingleses para que la entidad financiera desbloquee los pagos realizados por Argentina. Esas acciones judiciales suman presión para que el agente fiduciario deposite en las cuentas de los bonistas del canje los 226 millones de euros correspondientes al último vencimiento de intereses de los títulos emitidos bajo la ley de Inglaterra que están bloqueados a raíz del fallo del juez norteamericano Thomas Griesa.

Pero Soros, él mismo un administrador de fondos de inversión, también se convirtió recientemente en el cuarto mayor tenedor de acciones de YPF, a través del de-sembolso de 450 millones de dólares en acciones de la compañía. El empresario ponderó en esa transacción la potencialidad de la empresa a partir de sus recursos no convencionales, con Vaca Muerta a la cabeza, por encima de los supuestos riesgos que implica el litigio con los fondos buitre. Por eso, las alusiones de su vocero, a que “los acontecimientos positivos” están vinculados con el acuerdo del gobierno nacional con los gobernadores de las provincias petroleras para reformar la Ley de Hidrocarburos con el objetivo de incentivar las inversiones en el sector.

No se explicó la referencia a “la reforma política de drogas en América latina”, pero es conocido que Soros tiene una postura a favor de la despenalización o legalización de la marihuana y que ofreció ayuda al presidente José Mujica para financiar la evaluación de la aplicación de la ley que en ese sentido se aprobó en Uruguay.

Antes de encontrarse con Soros, Cristina Kirchner se reunió con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, quien le reiteró el apoyo del organismo a la Argentina y con quien hablaron de los pagos que se están cumpliendo con el Club de París, y con el empresario argentino Eduardo Eurnekian. Todos ellos pasaron por el lobby del Mandarin, donde también se mezclaron otras personalidades que están en la ciudad en ocasión de la Asamblea General de la ONU, como el ex mandatario israelí Shimon Peres, el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, y la mujer del primer ministro de Georgia, que era fotografiada con insistencia en la vereda de Columbus Circle.

Luego de la apretada agenda de ayer, hoy CFK tiene previsto dedicar gran parte del día a preparar su discurso de mañana en la ONU, en el que se reiterará el reclamo contra los fondos especulativos. Al igual que lo viene haciendo estos días en Roma y Nueva York, la Presidenta reivindicará la votación con la que el mismo organismo resolvió establecer un marco jurídico multilateral para la reestructuración de las deudas soberanas, sobre el que ayer Ban Ki-moon se comprometió a trabajar (ver aparte).

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner con el financista húngaro-estadounidense George Soros, en el encuentro en el Hotel Mandarin.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.