EL PAíS › EL CENTRAL RECIBIO UN PRESTAMO DE 5000 MILLONES

Reservas infladas con deuda

 Por Tomás Lukin y
Cristian Carrillo

El Banco Central recibió ayer los 5000 millones de dólares procedentes del préstamo puente acordado con un grupo de bancos extranjeros. Tal como anticipó Página/12, la operación de pase pasivo con los bancos HSBC, JP Morgan, Santander, BBVA, Deutsche Bank, Citigroup y UBS le permitió al organismo que conduce Federico Sturzenegger mostrar un stock de reservas por encima de los 30.000 millones de dólares. Para conseguir los 5000 millones de dólares, que en un principio se había anunciado como un préstamo de 8000 millones, el Central entregó un paquete de bonos por un valor nominal de 10.000 millones, el doble del dinero fresco que recibió el Gobierno. El crédito es por un plazo de once meses con una tasa de interés de 6,7 por ciento y los bancos no recibirán comisiones por esta operación.

“El Banco Central concertó en el día de la fecha operaciones de pase pasivo en dólares con siete bancos de primera línea por un monto total de 5000 millones de dólares y un plazo aproximado de un año”, comunicó ayer el Central. Poner en marcha la operación denominada en la jerga financiera “REPO” requirió convertir un pasivo intransferible entre organismos estatales, de muy bajo costo, en títulos de deuda externa que pagarán una tasa de interés más elevada, incrementando en forma significativa las erogaciones del Tesoro por los servicios de la deuda. Son aproximadamente 9141 millones de dólares adicionales a pagar durante la vida de los bonos (6 a 11 años).

El canje de las Letras Intransferibles emitidas por el Tesoro Nacional por bonos denominados Bonar con diferentes fechas de vencimientos (2022, 2025 y 2027) se realizó a principio de año. Los nuevos bonos pasibles de ser entregados al mercado, ya sea en garantía para este crédito o como parte de un endeudamiento permanente, suman un valor nominal de 16.099 millones de dólares.

La operación había sido confirmada a finales del año pasado, pero la negociación con los acreedores extranjeros se extendió más de lo esperado. El monto inicial anunciado por el Ministerio de Hacienda y Finanzas, a cargo de Alfonso Prat-Gay, rondaba los 8000 millones de dólares. Según informó en exclusiva este diario durante ese proceso no sólo se achicó el crédito, sino que además Goldman Sachs, Bank of America y Credit Suisse decidieron no participar. Con las entidades que siguieron en camino, se pactó reducir el plazo de 12 a 11 meses para bajar la tasa de interés de la operación que, como mínimo, insumirá alrededor de 300 millones de dólares. Como parte del acuerdo, el Central validó la cesión de soberanía jurídica para que cualquier controversia se defina en los tribunales de Nueva York.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.