EL PAíS › ANUNCIOS DE LA CORTE SUPREMA

La publicidad de las causas

En un acto donde juntó a la mayoría de los jueces del fuero federal y algunos del fuero ordinario, el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, anunció un proyecto para que sean públicas las causas por corrupción, trata de personas y narcotráfico, tres cuestiones que mostró como los grandes ítem de la agenda judicial. El mensaje era, en cierto modo, una bajada de línea hacia adentro de tribunales y una advertencia hacia el poder político. El discurso fue sólo un anticipo, con enunciación de ideas y principios, pero no ofreció demasiadas precisiones sobre cómo podrá hacer cualquier ciudadano para acceder a la información de los expedientes en cuestión y ejercer el prometido “control sobre los jueces”. Como es habitual en los actos que convoca periódicamente, Lorenzetti trató de que la corporación judicial se viera unida para la foto y de exhibir que él mantiene poder y legitimidad en momentos en que se empieza a definir el futuro del alto tribunal, hoy reducido a tres miembros.

El evento fue en el Salón Gorostiaga de la Corte Suprema, donde todo tiene estilo versallesco, excepto periodistas y camarógrafos que visten con informalidad. Lorenzetti se mostró preocupado por la imagen del Poder Judicial: “La corrupción corroe las instituciones, afecta a la credibilidad y es uno de los aspectos centrales sobre los que los jueces tenemos que cumplir con nuestra obligación”, sostuvo. Lo escuchaban jueces federales que nunca faltan en estos actos como Claudio Bonadio, Ariel Lijo y Julián Ercolini, la jueza Sandra Arroyo Salgado (ex esposa de Alberto Nisman), el camarista Martín Irurzun (quien ahora está a cargo de las escuchas), los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, integrantes de las dos Cámaras de Casación y de tribunales orales, la titular de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso y el segundo del Ministerio de Justicia, Santiago Otamendi.

Lorenzetti trató de presentar la investigación de la corrupción como “una política de Estado” que traspasa los gobiernos. Al enumerar, dijo que “el tema de la trata es central y narcotráfico es máxima preocupación para todos nosotros. Hay que frenarlo –dijo– porque afecta a nuestros jóvenes, a los más vulnerables”. Recordó el fallo “Arriola” de la Corte, que declaró inconstitucional el castigo a la tenencia de droga para consumo personal, e instó a la persecución de las organizaciones criminales. “Sobre el consumo”, que recordó que es el que genera la mayor cantidad de expedientes, “hay que desarrollar políticas terapéuticas; sobre los narcotraficantes, organizar la persecución criminal”. Describió la trata como una “vergüenza” y le cedió la palabra a la jueza Elena Highton de Nolasco, quien explicó que también se ampliará la publicidad de las causas desde la Oficina de la Mujer.

En las causas de corrupción el sistema de acceso público apuntará, señaló Lorenzetti, a que cualquier pueda saber “tipo de causa, tema y funcionarios involucrados, dentro de los límites legales del debido proceso”. Dijo que habrá un observatorio específico para esos expedientes y los de narcotráfico. La idea de este sistema, añadió, surgió del debate de jueces. La secretaria de la Cámara Federal Susana Echevarría llevó estadísticas de las causas del fuero federal: 23 mil son de drogas; 992 de trata de personas y 373 de corrupción (enriquecimiento ilícito, cohecho y malversación). El presidente supremo insistió con otra de sus máximas: que tienen que cooperar entre sí los poderes del Estado.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.