EL PAíS › EL FPV Y OTROS BLOQUES OPOSITORES BUSCAN APROBAR MAñANA LA EMERGENCIA OCUPACIONAL

Una jugada en defensa del empleo

Pese a la resistencia del oficialismo, el grueso de la oposición firmó un pedido de sesión para mañana. El quórum dependerá de la actitud que tomen los diptuados del massismo, que presentará un dictamen propio con cambios al proyecto aprobado por el Senado.

 Por Miguel Jorquera

El grueso de la oposición parlamentaria en Diputados buscará mañana convertir en ley la emergencia ocupacional que ya tiene media sanción del Senado, aunque el Frente Renovador podría hacer fracasar la convocatoria porque no aportará al quórum si no se hacen las modificaciones que reclama. El Frente para la Victoria (FpV), el Bloque Justicialista (BJ), Libres del Sur, y otros monobloques firmaron el pedido de sesión especial para este jueves al mediodía para tratar la iniciativa que prohíbe los despidos sin causa por 180 días en la Administración Pública Nacional y el ámbito privado y prevé doble indemnización. Esas fuerzas políticas firmarían hoy un dictamen de mayoría en el plenario de comisiones al que concurrirá el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. El massismo, en cambio, presentaría ahí un dictamen propio donde introduciría cambios al proyecto del Senado, lo que evitaría la sanción de la ley, como pretende el oficialismo de Cambiemos. Habrá que ver si Sergio Massa logra contener al sector sindical de su bancada, que fue el que ayudó a motorizar el reclamo de las cinco centrales obreras para ponerle freno a los despidos y que ahora, alineados con su bloque, colaborarían en hacer naufragar.

Hoy será el día clave para definir posiciones. En el plenario de las comisiones de Legislación Laboral y de Presupuesto que arrancará a las once de la mañana será el lugar de debate donde no faltarán negociaciones paralelas para intentar alcanzar un acuerdo entre las fuerzas de la oposición de la Cámara baja. Allí, la alianza oficialista Cambiemos jugará su propia carta con la presencia del ministro Triaca, quien esgrimirá todos lo argumentos del Gobierno para frenar la ley que el presidente Mauricio Macri está dispuesto a vetar si se sanciona.

De todas maneras, la situación se definirá entre los distintos integrantes del arco opositor, aunque ya hay posiciones que no parecen tener retroceso. El FpV insiste en la necesidad de no seguir dilatando la sanción de la ley antidespidos. El “compromiso empresario” de no modificar sus plantillas laborales por 90 días, anunciado por el Presidente en Casa Rosada. terminó por abroquelar a gran parte de la oposición, ya que no se exige su cumplimiento ni fue rubricado por el propio Ejecutivo. Incluso el BJ, donde existían intenciones negociadoras con el Gobierno, terminaron por respaldar la convocatoria a la sesión especial del jueves pese a que antes no había acompañado.

En el massismo primó la posición de su jefe político de introducir modificaciones al proyecto que llega del Senado, lo que no termina de conformar a sus dipusindicales, que también vieron en el anuncio presidencial la idea de dilatar la sanción de la ley que ponga freno temporal a los despidos. “Es un artilugio para seguir dilatando el debate en Diputados de la ley de emergencia laboral”, había dicho Facundo Moyano, el diputado y dirigente del gremio de Peajes al que le atribuyen la reproducción de la opinión de su padre, el pope cegetista Hugo Moyano.

Massa quiere introducir al proyecto exenciones impositivas para las pymes y fomento para la creación de empleo para jóvenes y mayores de 50 años. El resto de la oposición, incluso el FpV, se mostró dispuesto a consensuar un proyecto en ese sentido, tratado de forma paralela a la ley de emergencia ocupacional. Esa intención ya se la había expresado a Massa el jefe del bloque de senadores del FpV, Miguel Angel Pichetto. Pero el líder del Frente Renovador no se quiere de bajar de su reclamo, consciente que es el que tiene la llave para direccionar hacia un lado u otro la suerte de la ley antidespidos.

Desde el FpV desmoronaron los argumentos que el massismo volcó en algunas mesas de negociación. Afirmaron que no se podía diferenciar los derechos laborales de los trabajadores de acuerdo a su relación contractual con grandes empresas o pymes. Rechazaron que –como sostiene el massismo– la incorporación de las mejoras para las pymes complicaría el veto presidencial ya que Macri tiene facultades para vetar total o parcialmente una ley.

De todas maneras, en el FpV no descartan alcanzar las voluntades suficientes para abrir el debate en la sesión especial convocada para el jueves. Afirman que estarían arañando el quórum, con entre 122 y 124 diputados dispuestos a sentarse en su bancas. Apenas cinco menos que los 129 necesarios para sesionar. El cálculo no contempla al Frente Renovador, que ya anunció que no se sumaría a la convocatoria, pero sumando al sector sindical del massismo (al menos siete diputados) se podría avanzar en la sanción de la emergencia ocupacional que reclaman las cinco centrales obreras a las que pertenecen.

Además del FpV (98 diputados), también se pronunciaron por la convocatoria el BJ (17 diputados), el Frente Cívico Santiagueño (6), Compromiso Federal (3) y Libres del Sur (3), el FIT (3 del PO y 1 del PTS) y varios monobloques. Con asistencia perfecta se alcanzaría el quórum, a la que entonces se sumaría el PS (3). Pero por ahora no todos estarían el jueves en el recinto.

Ante la amenaza que la oposición alcance el quórum, la alianza oficialista Cambiemos –que anuló la sesión que tenía prevista para hoy por temor a la embestida opositora–, prepara su tropa para bajar al recinto y dar el debate con al intención de torcer voluntades y voltear la ley antidespidos.

Compartir: 

Twitter
 

El FpV, el Bloque Justicialista y otros opositores suman unos 124 diputados, cinco menos de los necesarios para el quórum.
Imagen: Carolina Camps
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.