EL PAíS › EL EMPRESARIO DETENIDO EN FOZ DE IGUAZú RECONOCIó SU IDENTIDAD Y PIDIó SER EXTRADITADO A LA ARGENTINA

Cuando Ibar dijo estas huellas son mías

El acusado por el triple crimen se negó a declarar ante la Justicia paraguaya por su documento falso. Pidió seguridad para su familia y para él. Y quiere ser trasladado a la Argentina. Dos jueces ya pidieron su extradición.

“Voy a esclarecer mi imputación”, aseguró Ibar Pérez Corradi, detenido el domingo en la zona de la Triple Frontera. Se refería a la decisión de la Justicia argentina de que la causa en la que está imputado como autor intelectual del Triple Crimen de General Rodríguez, haya pasado al fuero federal. “Me están diciendo que me van a dar posibilidad de que le tomen declaración a los testigos y van a admitir las pruebas que tengo para presentar, nunca tuve esa oportunidad”, agregó.

El acusado como autor intelectual del Triple Crimen llegó alrededor de las 8 a la Fiscalía Especializada de Hechos Punibles en Asunción, a bordo de una camioneta blanca de la Fuerza de Operaciones Especiales (FOPE) de la Policía Nacional de Paraguay. Protegido por un chaleco antibalas y un casco, Pérez Corradi fue conducido escoltado por dos policías hasta el despacho de la fiscal Sandra Quiñónez, quien lo indagó por el delito de “adulteración de documento de identidad”.

El empresario reconoció formalmente ser Ibar Esteban Pérez Corradi y, si bien se negó a declarar solicitó a la fiscal “la seguridad de mi familia en Paraguay, mujer e hijos”.

Mientras la Justicia paraguaya inició los trámites para extraditar al detenido a la Argentina, que tiene a su cargo el Juzgado de Garantías 12 de Asunción y el fiscal general Javier Díaz Verón, la jueza federal María Romilda Servini de Cubría firmó durante la madrugada de ayer el pedido para que Pérez Corradi sea trasladado al país para comparecer en el marco de la causa en la que está acusado por tráfico ilegal de efedrina y la autoría intelectual del Triple Crimen.

Fuertemente custodiado en la puerta de la fiscalía de Asunción, y junto a sus abogados, Carlos Broitman y Juan José Ribelli, Pérez Corradi dijo a la prensa que quiere contar con las garantías procesales para esclarecer su situación en la causa.

Al ser consultado sobre el motivo por el cual se sometió a una intervención para borrar sus huellas dactilares, el detenido se negó a contestar por considerar que se trata de “una cuestión privada”.

Pérez Corradi realizó estas declaraciones pasadas las 13, tras negarse a declarar en el marco de la causa que lleva adelante la Justicia paraguaya por falsificación de documento.

La fiscal dijo además que el presunto autor intelectual del Triple Crimen de General Rodríguez usaba “cuatro identidades”. Quiñónez contó a la prensa que con el reconocimiento que “hizo de su identidad probablemente se allane a ser extraditado” y que el plazo puede ser mucho más corto que los 45 días.

“El juez Julián López lo estaría llamando seguramente pasado mañana (por el miércoles) para el proceso de extradición y mañana a las 9 lo convoca el juez Oscar Delgado por el caso de los documentos, cuya pena llega hasta cinco años”, aseguró.

Quiñónez indicó que Pérez Corradi usaba tres identidades argentinas y una paraguaya, pero que “la que más utilizaba era la de José Luis Fernández”. También dijo que el sospechoso le exhibió sus manos y le confirmó que se hizo una cirugía hace cuatro meses para borrarse las huellas digitales.

Por la autoría material de los asesinatos de Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón, cometidos en agosto de 2008, fueron condenados a prisión perpetua los hermanos Christian y Martín Lanatta, y Víctor y Marcelo Schillacci.

Pero la Justicia cree que Pérez Corradi fue quien ordenó esos crímenes en el marco de una pelea por el control de la venta de efedrina a grupos de narcotraficantes mexicanos.

En Buenos Aires, la jueza federal porteña María Romilda Servini de Cubría, quien investiga a Pérez Corradi por tráfico de efedrina y como autor intelectual del Triple Crimen, firmó ayer el pedido de extradición del detenido y lo remitió al juzgado de Garantías 12 de Asunción, que ahora deberá resolver el pedido, ya que existe otro similar de la Justicia de Estados Unidos, que investiga a Pérez Corradi por narcotráfico.

Si bien Servini de Cubría estaba investigando a Pérez Corradi en la causa por la venta ilegal de efedrina, en febrero de este año recibió el expediente por el Triple Crimen. Ayer, a última hora, circularon versiones que señalaban que el empresario ya viajaba extraditado a Buenos Aires, pero esa información fue desmentida a Página/12 por uno de los abogados de Pérez Corradi, Juan José Ribelli.

El 3 de febrero último, el juez de Garantías 1 de Mercedes, Facundo Oliva, se declaró incompetente para continuar investigando el caso y consideró que ese expediente debía unificarse con el que lleva adelante Servini de Cubría, por tráfico de efedrina, ya que ese fue el móvil de los homicidios. Según los investigadores, entre 2004 y 2008 se importaron al país 47.625 kilos de efedrina.

Los procesados en la causa que tiene Servini de Cubría por el tráfico de efedrina son el ex titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR) José Granero, los hermanos Miguel Angel y Máximo Zacarías y tres funcionarios del área de control del organismo.

A todos se los acusa de haber cumplido diferentes roles para introducir al país materias primas destinadas a la fabricación de estupefacientes.

En tanto, en el juicio realizado en el marco del triple crimen, el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Mercedes condenó en 2012 a prisión perpetua a los hermanos Christian y Martín Lanatta, y Víctor y Marcelo Schillacci.

Según se determinó en el debate oral, los homicidios “guardaron una estrecha vinculación con el intenso tráfico de efedrina que en tales momentos se realizaba en el país”, y en ese marco se dictó la captura nacional e internacional de Pérez Corradi, quien fue considerado el autor intelectual de los crímenes de las víctimas, “todos con profusas vinculaciones con el tráfico de la efedrina”.

En Asunción, Carlos Broitman, uno de los abogados de Ibar Pérez Corradi aseguró que su cliente prefiere ser extraditado a Argentina para declarar ante la Justicia por las causas en las que se lo investiga y pidió que se respeten sus derechos constitucionales.

Respecto a la extradición de su defendido, que es requerido tanto por la justicia argentina como por la estadounidense, el letrado dijo que prefiere que sea extraditado a la Argentina.

“Nosotros preferimos que vaya a la Argentina a dar explicaciones. El mismo me lo dijo por teléfono, y yo lo tengo grabado, que quiere presentarse a dar explicaciones. El pidió siempre respetar los derechos constitucionales y que se le valoraran las pruebas”, explicó Broitman.

Además, el letrado agregó que Pérez Corradi se mantuvo prófugo porque consideraba “que no estaban dadas las condiciones y las garantías constitucionales para presentarse”.

Ibar Pérez Corradi fue detenido el domingo a la mañana en un departamento en Floriano y Rui Barbosa, en pleno centro de la ciudad brasileña de Foz de Iguazú. El empresario farmacéutico se encontraba junto a su esposa de nacionalidad paraguaya y de nombre Gladys, y sus dos pequeños hijos que tiene con esta mujer, una nena de tres años y un bebé de cuatro meses que, según reveló el abogado Broitman, padece “un problema de salud muy complejo”.

Ese fue el motivo, según informaron fuentes de la investigación, que permitió localizarlo. La Agencia Federal de Inteligencia siguió los movimientos de Gladys, quien se encargaba de llevar al bebé a distintos hospitales para que le realizaran estudios médicos. El seguimiento comenzó a mediados de marzo, y la semana pasada los agentes viajaron a la Triple Frontera para compartir datos con las fuerzas de seguridad paraguayas y brasileñas que concretaron la captura.

Compartir: 

Twitter
 

Pérez Corradi llega a la fiscalía junto a sus abogados Carlos Broitman y Juan José Ribelli.
Imagen: AFP
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.