EL PAíS › MARCHAS EN SOLIDARIDAD CON PIQUETEROS DE MOSCONI

“El doble discurso oficial”

Hace cincuenta días que diez piqueteros de Tartagal permanecen detenidos en Salta tras los incidentes que se produjeron cuando en noviembre último sus organizaciones tomaron las plantas petroquímicas de Refinor y Tecpetrol, en la localidad de General Mosconi. Ayer, sectores piqueteros reclamaron su libertad tanto en aquella provincia como frente a la Casa Rosada. “El Presidente (Néstor) Kirchner tiene un doble discurso. Por un lado, condena la represión a los piqueteros, pero por el otro avala a los que reprimen y les permite este tipo de excesos”, aseguró José Villalba del Frente Unico de Trabajadores Desocupados y Ocupados (Futradeyo).
La movilización, acordada por las agrupaciones de desocupados, se realizó casi al mismo tiempo. Mientras los salteños se congregaban en General Mosconi para luego dirigirse caminando por la ruta 34 hasta Tartagal, en Plaza de Mayo los piqueteros de Futradeyo, el Movimiento de Trabajadores Desocupados 26 de junio, Unión de Trabajadores Piqueteros (UTP) y la Unión de Trabajadores Desocupados y Changarines (Utodch) se concentraron frente a la Casa de Salta ubicada en Diagonal Norte al 900.
Los salteños recorrieron bajo un sol abrasador los diez kilómetros que los separa de Tartagal, ubicada a 365 kilómetros al norte de la capital. Según la policía local y la Gendarmería –que controlaron de cerca a los militantes como si se trataran de delincuentes–, José “Pepino” Fernández y José “Pepe” Barraza encabezaron a los dos centenares de piqueteros que marcharon hasta el juzgado de Instrucción Nº 1, a cargo de Nelson Aramayo. Frente al tribunal, los manifestantes exigieron la libertad de sus diez compañeros, que permanecen detenidos tras los incidentes del 20 de noviembre pasado cuando realizaron una protesta en las instalaciones –algunas de las cuales fueron incendiadas y destruidas– de las empresas Refinor y Tecpetrol.
En Buenos Aires la concentración se realizó frente a la Casa de Salta. Luego, los manifestantes, un millar aproximadamente, se dirigieron hasta la Rosada. Poco después, los piqueteros fueron recibidos por el subsecretario de Protección Civil del Ministerio de Justicia y Seguridad, José María Campagnoli, en la puerta exterior de la sede del Gobierno.
Frente al funcionario, Villalba se quejó de que el ministro del Interior, Aníbal Fernández, y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, “no cumplieron con su compromiso de averiguar la situación de los detenidos en Salta”. Según el dirigente, la promesa se había realizado el martes último cuando estas agrupaciones tomaron la Casa de Salta y les exigieron investigar las denuncias hechas por organismos de derechos humanos en relación con las condiciones de las detenciones.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.