EL PAíS › HERRERA HABLO DE LOPEZ

Relato de la abogada

“Tranquilo pero muy descompensado”. Así está por estos días en el pabellón psiquiátrico de la cárcel de Ezeiza José López, según dijo ayer su abogada Fernanda Herrera tras visitarlo. Herrera dejó entrever que el ex funcionario le contó el origen del dinero que le encontraron el 14 de junio pasado cuando intentaba esconderlo en un convento de General Rodríguez y no descartó que en los próximos días el ex funcionario acepte declarar ante el juez Daniel Rafecas. Quienes fueron citados el próximo lunes como testigos en la causa son el ex titular de la Unión Industrial Argentina (UIA) Héctor Méndez y el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Juan Chediak. Su testimonio fue requerido por el fiscal Federico Delgado a raíz de declaraciones que ambos hicieron sobre presuntas irregularidades en la adjudicación de obra pública en el anterior gobierno.

A partir de su detención en el convento de General Rodríguez, López enfrenta dos causas judiciales: la de enriquecimiento ilícito que ya venía tramitando Rafecas, y que ahora abarca también lo relativo al origen del dinero que tenía al momento de su arresto, y la que abrió el juez de garantías de Moreno Gabriel Castro por el arma que portaba sin su permiso en regla. Tras la indagatoria ante Rafecas, en la que se negó a declarar, el ex funcionario kirchnerista fue trasladado al penal de Ezeiza.

Herrera visitó ayer López en esa cárcel y al salir describió su situación. “Está muy medicado, muy sedado. Tranquilo pero muy descompensado, no podía caminar. De hecho, lo trasladaron cuatro penitenciarios porque no se podía mantener en pie. Lo que padece en este momento, de acuerdo a la coordinadora de donde está alojado, es de estrés reactivo”, aseguró.

La abogada aseguró que su defendido “no tiene contacto con los medios”, que “no sabe lo que está pasando”, y que tampoco tuvo comunicación con ningún dirigente político. Dijo también, consultada sobre los casi nueve millones de dólares que López tenía cuando fue detenido, haber hablado “de todo” con su cliente, pero que es “una decisión personal” suya declararlo ante la Justicia.

Herrera explicó que ella quiere que López declare para así “poder tomar todas las medidas procesales que requiera la causa” y no descartó que lo haga en los próximos días. “Por momentos lo manifiesta, pero en otros momentos se niega. Quiero defenderlo, de esta manera no se me dan las posibilidades. La idea es que declare, pero cuando esté en condiciones. Si bien las pericias que le hicieron dicen que está bien, él se descompensa, es como que se encuentra en otra situación en el momento en que está frente al juez y frente al fiscal”, contó.

Mientras tanto, la causa sigue su curso. Rafecas está trabajando para resolver la situación procesal del ex funcionario. Los diez días hábiles que tiene para hacerlo comenzaron a correr desde que cumplió con el trámite de la indagatoria, en la que López se negó a declarar, el jueves de la semana pasada.

En el expediente también se acumulan testimonios. Delgado le tomó declaración anteayer a una gestora que dijo haber visto al ahora diputado Julio De Vido en una misa en el convento de General Rodríguez en el 2014, cuando allí vivía quien estaba el obispo Rubén Di Monte. La mujer le explicó, además, al fiscal que las bóvedas halladas en el lugar tenían como destino ser sepulturas.

Delgado quiere escuchar ahora a Méndez y Chediak. Los dos empresarios deberán presentarse el próximo lunes en el despacho que el fiscal tiene en el quinto piso de Comodoro Py para darle más precisiones sobre las supuestas irregularidades en la adjudicación de obra pública en el anterior gobierno de la que hablaron ante los medios.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.