EL PAíS › OFICIALISMO Y OPOSICION FRENTE AL BREXIT Y EL RECLAMO POR MALVINAS

Entre el nada cambia y la idea de oportunidad

La salida (Brexit) del Reino Unido de la Unión Europea (UE) abrió interrogantes sobre la situación de las Islas Malvinas en el nuevo escenario. Las autoridades del archipiélago argentino fueron quienes primero tomaron nota del referéndum. “El resultado final (del proceso de separación de la UE) no es claro”, advirtieron en un comunicado oficial difundido ayer, “particularmente en lo que hace al comercio”. Su principal preocupación radica en si se mantendrá la vigencia de los tratados de libre comercio con los países del bloque europeo del que ya no formarán parte. La canciller Susana Malcorra fijó la posición argentina y descartó que la novedad tenga impacto, dado que el diálogo entre ambos países “aún no se ha iniciado”. De todas formas, el Brexit libera a los países europeos de suscribir la posición británica en Naciones Unidas, lo que aumenta las posibilidades de la diplomacia argentina para forzarlo. Además, la renuncia del primer ministro David Cameron y la posible independencia de Escocia debilitaron el frente interno. Para la ex embajadora ante el Reino Unido Alicia Castro la situación es “ideal” para que la Argentina “aumente de la presión”.

“El referéndum tuvo dos impactos importantes: en la política exterior y al interior del Reino Unido”, explicó a Página/12 el ex secretario de Asuntos Relativos a Malvinas Daniel Filmus. “Por un lado, muchos países europeos con posturas anticoloniales que se abstenían a condenar la negativa del Reino Unido a dialogar, ahora tienen libertad para volcarse hacia otras posiciones”, sostuvo. “Por otro, se abre un proceso en el que Escocia, que tiene un gobierno de izquierda y una posición abierta al diálogo, tendrá mayor autonomía en sus decisiones, a lo que se suma la posibilidad de un futuro gobierno laboralista, también propenso al diálogo”, remarcó. “Sin dudas es una situación que hay que aprovechar”, afirmó Filmus.

La principal riqueza de los isleños es la pesca, cuyos productos se exportan a Europa sin trabas comerciales. Tanto la pérdida de ese privilegio, como una posible posición “mucho más agresiva” del reclamo de soberanía de la argentina, fueron las principales preocupaciones que mostraron las autoridades británicas en un informe previo al referéndum en el que analizaban las posibles consecuencias del triunfo del Brexit.

Ayer, Malcorra sostuvo que “la Cancillería no va a reaccionar en forma emocional” ante el nuevo escenario, y luego de pedir “prudencia”, prometió “nuevas iniciativas” para aprovecharlo. En la misma sintonía, el embajador argentino en Londres, Sersale di Cerisano, aseguró que el referéndum “no cambia” la situación. “Ellos (por Gran Bretaña) no van a cambiar en la estrategia de no discutir las cuestiones de fondo”, dijo.

“Es un momento en que Argentina tiene que endurecer su posición, al contrario de lo que dijo Malcorra”, criticó, por su parte, la ex embajadora Alicia Castro, quien denunció que el Gobierno “no tiene visión ni voluntad para aprovechar este momento”.

El jueves, al exponer en la sesión del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, Malcorra subrayó que el derecho de la Argentina sobre el archipiélago es “imprescriptible”. La canciller aseguró también que el reclamo es “permanente e irrenunciable”. “El discurso no se apartó un ápice de la Constitución”, reconoció Filmus.

Compartir: 

Twitter
 

Malcorra dijo que “la Cancillería no va a reaccionar en forma emocional”.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.