EL PAíS › CFK DEMANDARá A DOS PERIODISTAS POR “MENTIR”

“Inventemos títulos”

La ex presidenta refutó ayer a través de las redes sociales la denuncia de PPT sobre supuestos giros al exterior por casi 500 millones de dólares. “No encontraron, porque no existen”, dijo CFK.

“Periodismo de guerra: Si no hay pruebas inventemos títulos”. Fue la frase que Cristina Fernández de Kirchner eligió para salirle al cruce en las redes sociales a la tapa del diario Clarín –que reproduce un informe televisivo de PPT– bajó el título “Cristina Kirchner ocultó giros al exterior por US$ 492 millones”. “La nota de Clarín de hoy (por ayer) contra CFK tiene un solo problemita: no pudieron encontrar una cuenta en el exterior de su propiedad, ni fondos ocultos o no declarados, porque no existen”, escribió Cristina en sus cuentas de Facebook y Twitter. “CFK no se prestará más a injurias gratuitas”, agregó luego el abogado Gregorio Dalbón tras afirmar que la ex presidenta le ordenó “demandar” a los periodistas del Grupo Clarín Nicolás Wiñazki y Jorge Lanata por las notas publicadas en el diario y en Canal 13.

“Si encuentran nuevas cuentas de Mauricio Macri en Panamá Papers armamos una tapa contra CFK”, sumó Cristina en las redes sociales donde adjuntó las tapa de la edición del domingo de Página/12 que revela los negocios del Grupo Socma (Sociedad Macri) en Brasil a través de las sociedades offshore creadas en la guarida fiscal panameña y que el Presidente omitió en sus declaraciones juradas y negó conocer.

La ex presidenta tampoco dejó pasar por alto la política de los medios hegemónicos de atacar al anterior gobierno para tapar las dificultades que afronta la administración macrista. “Periodismo de guerra: Si no hay pruebas inventemos títulos. Si hay tarifazo inventemos títulos. Si hay inflación inventemos títulos”, sentenció CFK desde las redes sociales. en alusión a la definición del editor de Clarín, Julio Blanck sobre el enfoque del periodismo que primó durante el kirchnerismo.

El informe televisivo y la nota que reproduce Clarín se basó en información bancaria que habían solicitado los fondos buitre a la justicia estadounidense con el objetivo de encontrar y expropiar fondos vinculados a empresas del Estado argentino o a sus funcionarios en medio de la disputa que los titulares de las entidades de capitales especulativos mantenían con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner por el pago sin quita de los bonos de la deuda que compraron en default. Un tema que Macri canceló sin chistar cuando llegó a la presidencia para luego emitir más deuda externa.

Según las notas publicadas en base a la información solicitada por los fondos buitre, se habrían “registrado movimientos millonarios” al exterior, que asociaron a CFK, al detenido empresario Lázaro Báez, en el que figuraría uno de sus hijos (Martín), su abogado y hasta el financista Federico Elaskar, el propietario de la financiera “La Rosadita” y uno de los denunciantes del propio Báez. También, de acuerdo a las notas de Clarín y Canal 13, esa información habría sido recibida por el gobierno de CFK a través de la ex procuradora del Tesoro, Angelina Abbona.

La ex presidenta salió al cruce de la acusación mediática. “En la nota, ni una sola mención a transferencias ni cuentas Kirchner. Porque no existen”, remarcó CFK a través de las redes sociales e insistió: “la nota de Clarín tiene un solo problemita: no encontraron una cuenta en el exterior, ni fondos ocultos o no declarados, porque no existen”.

El abogado de CFK anunció luego que demandará a los periodistas. “Sale hoy denuncia por la falsedad ideológica y la calumnia gratuita. Llegaron a un límite. CFK llevará la injuria a la Justicia”, tuiteó Dalbón. Lanata, en tanto, siguió su propia línea argumental: “Habría que pedir una pericia psicológica de Cristina antes de ir a la audiencia”, sostuvo en su programa de radio Mitre.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.