EL PAIS › SPERONI ACEPTO IR A SUIZA A PERFECCIONAR LOS EXHORTOS

Un juez que prepara las valijas

 Por Raúl Kollmann

El juez en lo penal económico Julio Speroni, a cargo de la investigación sobre enriquecimiento ilícito de Carlos Menem, aceptó ayer viajar a Suiza para reunirse con jueces y fiscales para perfeccionar los pedidos y exhortos que permitan saber, de una vez por todas, si el riojano, sus familiares, allegados o colaboradores tienen fondos depositados allí. El paso de Speroni corre en paralelo a la decisión de Suiza de incluir a Menem en una lista de políticos que están sospechados de actos de corrupción y que habrían derivado el dinero sucio hacia aquel país europeo. “La resolución suiza tiene un fuerte sentido institucional –sostuvo ayer el ministro de Justicia, Gustavo Beliz–, ya que le está diciendo al mundo que hay una serie de personas que, teniendo depositado dinero de origen ilegal en su propio país, puede ese dinero ser devuelto a los países de origen.”
En verdad, alrededor de la plata sucia en Suiza fueron creciendo en los últimos años distintas desconfianzas:
u No son pocos los que creen que los jueces argentinos mostraron escasa voluntad de investigar, especialmente a Menem y a sus hombres. Es una acusación repetida, por ejemplo, contra el propio Speroni, a quien se señala como el magistrado que empantanó la causa armas, no movió el expediente por enriquecimiento ilícito y en algún momento fue funcional a la operación que le permitió a Menem salir de su arresto domiciliario en Don Torcuato.
u Los jueces argentinos, por su parte, deslizaron sus desconfianzas hacia Suiza, acusando a los funcionarios de ese país y a los magistrados de trabar todos los exhortos, dilatar las respuestas y mostrar poca vocación por investigar para preservar de alguna manera el secreto bancario. Muchos creen que los suizos consideran ese secreto como clave para seguir recogiendo depósitos en el mundo entero.
Se dice que a raíz de la llegada de Néstor Kirchner a la Casa Rosada cambió el ambiente en Tribunales y son varios los magistrados dispuestos a ir para adelante en las causas. Y las investigaciones pendientes no son pocas, empezando por la causa armas y una referida al enriquecimiento ilícito de Menem, ambas de Speroni, otra similar que tramita Norberto Oyarbide, la de una supuesta coima en el caso AMIA, a cargo de Rodolfo Canicoba Corral, otra que instruye Jorge Urso, a la que ahora se agrega la de Thales Spectrum.
“Hay indicios de la existencia de una empresa fantasma en Suiza a través de la cual se habrían canalizado dineros sucios provenientes del pago de coimas en el caso Thales Spectrum. En este terreno se investiga a Germán Kammerath, a un amigo de Menem, Jorge Neuss, y a la propia administración menemista. La decisión de Suiza abre las puertas a que no sólo los delincuentes que hayan cometido esos ilícitos vayan a la cárcel, sino también que se recupere la plata. Y en nuestro propio ministerio hicimos una denuncia penal porque se construyeron cárceles que costaron el doble del valor de mercado. Si Suiza informa de los depósitos de los fondos originados en la corrupción, si se pueden establecer las extracciones y a quién le llegó finalmente el dinero, serán pasos enormes”, redondeó Beliz. En el Gobierno creen que la inclusión de Menem en la lista de políticos sospechados y la decisión de Speroni de viajar a Suiza son síntomas de una movida que puede terminar haciendo mucho ruido.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.