EL PAIS › NUEVO DOCUMENTO DE LOS CURAS EN LA OPCION POR LOS POBRES

Curas contra el modelo neoliberal

El grupo de sacerdotes condenó la detención de Sala y el silencio en casos de corrupción como el de Michetti. Críticas a la política económica, el Poder Judicial y la violencia de las fuerzas de seguridad.

Siguiendo con la práctica iniciada meses atrás, el llamado Grupo de Curas en la Opción por los Pobres (GCOP) emitió su carta número 17, destinada a informar a sus feligreses y a la sociedad sobre la situación social y política y, al mismo tiempo, emitir su propia posición. El GCOP está integrado por sacerdotes católicos de todo el país que trabajan en medios populares. En este caso los curas sostienen que “las víctimas crecientes del modelo neoliberal vigente en nuestro país nos exigen hablar proféticamente sabiendo que su situación puede cambiar y ¡debe cambiar!”. Y agregan que “creemos que Dios no nos perdonaría callar ante tanta muerte planificada”. Por eso, subrayan “queremos decirle a cada argentina y argentino que ‘su fe lo ha salvado’, pero para ello necesitamos políticas, verdades, iniciativas de una verdadera salvación. Lamentablemente vemos todo lo contrario”.

En un extenso documento de 17 páginas, los Curas comienzan recordando y condenando los “262 días de detención de Milagro Sala, presa política” buscando “reclamar y sacudir la sordera oficial (provincial y nacional) ante esta flagrante injusticia y abuso impune de autoridad”. Como contracara denuncian la “impunidad flagrante” en el caso de los “papeles de Panamá”, advierten sobre “el desparpajo oficial y la exasperante complicidad en el silencio de quienes debieran levantar la voz (poderes judiciales, legislativo y prensa) ante estos evidentes casos de corrupción”.

Saliendo al rescate de la política, el GCOP afirma que “como seguidores de Jesús, el predicador del Reino de Dios, nos parece muy importante valorizar la política como la forma más amplia y profunda del amor, como búsqueda del bien común, como militancia por más y mejor vida para todos y todas”. Se lamentan en cambio que “muchos, colonizados por la hegemonía comunicacional, se quejaron ayer por la ‘herencia recibida’, y hoy contra la sistemática mentira macrista con lo cual triunfa la antipolítica”. Advierten los Curas que “esto es ‘caldo gordo’ para los poderosos, desaliento para los débiles y sirve para justificar la represión a los ‘loquitos’ politizados”.

En otras partes del documento se critica la diferente consideración que los medios de comunicación hacen respecto la llamada “corrupción con K” mientras “se disimula o invisibiliza” lo que ocurre con la vicepresidenta Gabriela Michetti. “Solo quisiéramos pedirle a la Sra. Michetti que no hable en nombre nuestro” cuando sostiene que “nadie piensa que soy corrupta”, sostienen los Curas.

Respecto del presidente Mauricio Macri y acerca de la estrategia publicitaria oficial mostrando imágenes familiares del mandatario el GCOP afirma que “si quieren mostrar un gobierno de familia y hasta a su perro Balcarce, nos gustaría verlos viviendo y comiendo en las barriadas pobres y con el poder adquisitivo de los salarios de la víctimas de este gobierno que hundió a miles de familias debajo de los índices de pobreza”.

Dicen también que “el Poder Judicial parece no hacer sino cosas que confirman la sistemática victoria de los poderosos y el desinterés por los pobres”. Y denuncian que la política de derechos humanos está “en peligro”. Al respecto señalan los Curas que “en coherencia con lo vertido oralmente y viendo como el concepto de terrorismo de Estado es trastocado por el de ‘guerra sucia’ o puesta en duda la extensión del terror y del exterminio con declaraciones negacionistas sobre el número de 30.000 desaparecidos, el Poder Ejecutivo sigue adelante con su política de obstaculizar el avance de la investigación y juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad creando situaciones de impunidad para el juzgamiento de los participantes civiles del último proceso militar. La reducción de un 12 por ciento en el presupuesto 2017 en esta área es un simple ejemplo de esto”, concluyen. Reclaman además a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal que “saque del abandono en que se encuentran los Espacios para la Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos en la Provincia de Buenos Aires”.

En otras partes del documento, los Curas describen de manera minuciosa hechos de violencia y atropello cometidos en distintas partes del país tanto por fuerzas de seguridad como por “bandas armadas” en perjuicio de jóvenes y trabajadores, en algunos casos de organizaciones sociales.

No faltan tampoco algunos párrafos duramente críticos para los dirigentes sindicales. “Ya lo hemos señalado: este modelo ‘genocida por goteo’ no funciona sin sindicalistas cómplices y sin represión”. Los Curas se preguntan “cuál es el motivo por el cual frente al ostensible deterioro del salario y el empleo los responsables de la central obrera llevan meses evitando hablar de un paro nacional y ningunean la presión de las bases trabajadoras y desocupadas”. Para concluir de inmediato que “esta demora sin argumentos nos lleva a pensar que han negociado con el gobierno en contra de los trabajadores”.

Los Curas “celebramos la aparición del ‘nieto 121’, que en esta caso nos toca más de cerca”, dicen, y “celebran” también “que no haya sido elegida como secretaria de la ONU la canciller Susana Malcorra, porque no nos hubiéramos visto representados”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared