EL PAíS › A SIETE MESES DE SU úLTIMO ENCUENTRO, MACRI, SANZ Y CARRIó LANZARON LA “MESA NACIONAL” DE CAMBIEMOS

Una foto para aplacar las diferencias

Los socios fundadores de la alianza encabezaron un acto a puertas cerradas con la plana mayor del oficialismo. Aunque no hubo definiciones, se trató de un relanzamiento del espacio de cara a las legislativas del año próximo.

 Por Sebastian Abrevaya

A más de un año de su creación y pasados ya 10 meses de su llegada al Gobierno Nacional, Cambiemos lanzó ayer la “mesa nacional” de la alianza. Mauricio Macri, Elisa Carrió y Ernesto Sanz encabezaron un breve acto a puertas cerradas –sin militantes o voluntarios– con la presencia de sus máximos dirigentes: la vicepresidenta Gabriela Michetti, los cinco gobernadores oficialistas, los presidentes de los partidos y algunos ministros y referentes legislativos. Sin una definición concreta, la foto sirvió para ratificar la idea de competir juntos en las legislativas de 2017, en un contexto de reiteradas diferencias internas. “La reunion que acabamos de terminar es la primer reunión de la mesa nacional de Cambiemos, ya no como alianza electoral sino como coalición responsable del Gobierno”, relató el diputado Fernándo Sánchez (Coalición Cívica) en la conferencia de prensa posterior, de la que no participó ninguno de los tres socios fundadores. Según algunos de los presentes, puertas adentro el Presidente los arengó a “redoblar esfuerzos”, Carrió no habló y Sanz pidió “ensanchar la base electoral” del espacio.

Tras los problemas de salud de la líder de la Coalición Cívica, que habían obligado a postergar el lanzamiento, finalmente la cúpula de la alianza de Gobierno inauguró la mesa nacional de Cambiemos, una suerte de relanzamiento del espacio con vistas a las elecciones del año próximo. Aunque sin fecha todavía para la próxima reunión, se prevé que se conformará un equipo de trabajo (más reducido que el que se reunió ayer) para comenzar a delinear estrategias electorales y definir candidaturas.

“Lo que nos unió tuvo que con una urgencia electoral”, explicó Michetti en la conferencia de prensa, donde planteó que tras un año en el Gobierno, el lanzamiento de ayer se trataba de “un paso de segunda instancia” para “solidificar” aquella unión inicial. En representación de los radicales habló el titular del Comité Nacional, José Corral, quien reiteró las palabras de Sanz sobre “ensanchar la base” de Cambiemos, orientándose hacia los sectores populares. Pero el jefe de la UCR dejó en claro que en cuanto a la dirigencia, la convocatoria no es apta para todo público: “Que no se sume nadie que tenga responsabilidad con el pasado o los que creen que pueden manejar sus provincias como señores feudales”, afirmó Corral, en clara referencia a sectores del PJ con los que un sector del macrismo viene coqueteando hace meses.

Además del PRO, la UCR y la CC, ayer estaban en el encuentro los líderes del Partido Fe, el sindicalista Gerónimo “Momo” Venegas y del Partido Demócrata Progresista, Ana Copes.

Según distintos asistentes, en el encuentro reservado no hubo alusiones a las múltiples diferencias que se vienen produciendo al interior de la alianza como la estrategia para desplazar a la Procuradora general Alejandra Gils Carbó o divergencias en la reforma política.

Macri recordó los conflictos que surgieron en los orígenes de la alianza:

“Me acuerdo de mi primera reunión con (el gobernador de Jujuy Gerardo) Morales y ni les digo de este angelito celeste que tengo aquí a mi lado, las cosas que pasamos...”, dijo el Presidente en referencia a Carrió, que vestía de ese color. Rápida de reflejos, la diputada le respondió: “y seguirán pasando”. El Presidente recogió el guante y concluyó: “Algo que aprendí en este tiempo es que ella siempre tiene la última palabra”.

En un mensaje de aliento, Macri les repitió varias de sus consignas como el llamado a “dar ejemplo” y “estar cerca de la gente”. Lo escuchaban, entre otros, los cinco mandatarios provinciales que tiene el oficialismo: María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Horacio Rodríguez Larreta (CABA), Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Ricardo Colombi (Corrientes).

Carrió no hizo uso de la palabra y en su lugar habló Fernándo Sánchez. Si bien no hizo una alusión directa, el diputado dejó en claro la posición de su jefa en un tema sensible: las causas de corrupción. Sánchez advirtió que el gobierno debe “permitir” que la Justicia trabaje de manera independiente pero también “exigir” que las investigaciones avancen. Fue la ratificación de una queja que vienen deslizando hace tiempo algunos en el oficialismo respecto de un supuesto “freno” impulsado por el Ejecutivo.

Sanz, el último orador antes del cierre de Macri, sostuvo que Cambiemos está “rompiendo el mito de que sólo puede gobernar el peronismo”. En un guiño a su partido, el asesor presidencial se refirió a Macri como el “correligionario”, luego de que el “Momo” Venegas lo llamara “compañero Presidente”.

Entre los presentes estuvieron además el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, el presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri, los senadores Julio Cobos y Laura Rodríguez Machado, el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el legislador porteño Maximiliano Ferraro (CC-ARI), el presidente del PRO, Humberto Schiavoni, entre otros.

Compartir: 

Twitter
 

Michetti, Sanz, Macri, Carrió y Vidal, en la cabecera de la mesa nacional de Cambiemos.
Imagen: Arnaldo Pampillon
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.