EL PAíS › MARIA JULIA FUE CONDENADA A TRES AÑOS DE
CARCEL Y A DEVOLVER 500 MIL DOLARES Y 622 MIL PESOS

Una prueba de que el dinero no hace la felicidad

La cifra en dólares es la misma que la ex polifuncionaria dijo haber cobrado de los astilleros de Martinenghi. La otra, en pesos, es el equivalente a los sobresueldos que recibió como gastos reservados. El Tribunal Oral 4 dispuso que, además, quede inhabilitada para ejercer cargos públicos durante seis años. Como prerrogativa antes de escuchar la sentencia, María Julia realizó su descargo final.

 Por Irina Hauser

Sus amigos y parientes se acercaban como si fueran a darle el pésame. La saludaban con besos y palmaditas en la espalda. María Julia Alsogaray, del otro lado de una valla de madera, se reía como si nada pasara. El Tribunal Oral 4 acaba de dar el veredicto: fue condenada a tres años de prisión efectiva por enriquecimiento ilícito y deberá devolverle al Estado 500 mil dólares de un contrato falseado y 622 mil pesos de sobresueldos que recibió por la Ley secreta de Fondos Reservados. Quedó, además, inhabilitada para ejercer cargos públicos por seis años.
La rutina de María Julia no se modificará a partir de la sentencia por enriquecimiento ilícito, ya que estaba presa por otra causa, acusada de administración fraudulenta. Cambiarán, sin embargo, sus perspectivas: estará en peores condiciones de conseguir la excarcelación y ahora, con un antecedente penal en su haber, quedará muy mal posicionada ante los juicios orales que se le avecinan. La condena de tres años la obliga, según la ley, a cumplir al menos ocho meses de cárcel hasta poder empezar a reclamar la libertad condicional si tiene buena conducta. Los nueve meses que lleva de detención no se computan.
Esta es la primera condena en un juicio oral contra un integrante de la cúpula del gobierno de Carlos Menem. El tribunal entendió que María Julia no pudo justificar cómo aumentó su patrimonio en los años en que fue funcionaria. Pero lo más novedoso de la decisión es que consideró que los sobres de dinero en negro, provenientes de fondos reservados, recibidos por funcionarios públicos para uso personal están fuera de la legalidad. Por eso los jueces decidieron no sólo castigar a Alsogaray, sino mandar todos los testimonios sobre el asunto que escucharon en las audiencias (varios ratificando los pagos) al juzgado de Jorge Ballestero, que ya investiga el tema.
Minutos antes de que comenzara la audiencia, al mediodía, en la puerta de los tribunales de Retiro apareció erguida, apoyada sobre las rejas, una gigantografía con la silueta de María Julia que habían llevado trabajadores de Parques Nacionales y un grupo de ATE. Era la ilustre fotografía que alguna vez decoró la tapa de la revista Noticias: la ex funcionaria posando apenas cubierta por un tapado de piel. Puertas adentro, Alsogaray habló durante media hora (ver aparte) y el tribunal se tomó toda la tarde para deliberar cómo quedaría la sentencia. Recién a las 20.30 hicieron el anuncio. El secretario Eduardo Méndez fue el encargado de declarar a la ex secretaria medioambiental “culpable”.
Fue una votación divida, que siguió un patrón habitual en el tribunal: la mayoría la conformaron Leopoldo Bruglia y María Cristina San Martino, y hubo una disidencia parcial del presidente, Horacio Vaccare, quien, al parecer, quería una pena mayor. El resultado general incluyó la condena a prisión, la inhabilitación por seis años para ejercer cargos públicos y el decomiso de “los efectos provenientes del delito”. Sus Señorías rechazaron tres planteos de la defensora oficial de María Julia, Pamela Bisserier: el reclamo de inconstitucionalidad de la figura de enriquecimiento ilícito (cuestionada por obligar al acusado a demostrar su inocencia), el de inconstitucionalidad de la ley secreta 18.302 de fondos reservados y el pedido de nulidad de un informe técnico hecho por el contador Eduardo Laurence. Los fundamentos del fallo se conocerán el 31 de mayo.
María Julia había llegado al juicio oral acusada, en la etapa de instrucción, de un enriquecimiento ilegal de 2,5 millones de pesos en base a seis puntos no justificados del aumento de su riqueza. El fiscal de la instancia oral, Oscar Amirante, redujo las imputaciones a tres y pidió cuatro años de prisión. El tribunal oral finalmente se quedó con dos de las acusaciones. ¿En qué basaron, entonces, su decisión?
- Consideraron que María Julia mintió al decir que Astilleros Alianza le pagó 500 mil dólares de honorarios por asesoramiento como ingeniera. Elfiscal había argumentado que ese contrato no existió y que fue armado para justificar la inyección de esa suma al patrimonio de su acusada. En la misma senda se situó el tribunal, que concluyó que Alsogaray no logró explicar de dónde sacó ese medio millón y deberá devolverlo. Sin embargo, contra el pedido de Amirante, declararon prescripto el delito de falsedad de documento privado, aunque estuviera probado.
- El otro punto clave es el de los sobresueldos, que hizo eclosión en este juicio ante testimonios que hablaban de su existencia. La propia ex interventora de ENTel había dicho que 622 mil pesos de su capital correspondían a dinero en negro que cobró, como un plus basado en la ley secreta de fondos reservados, entre 1992 y 1997. Para los jueces esa explicación cae por sí misma ya que consideran que no es lícito que haya recibido aquel dinero para gastos personales. Es la primera vez que un tribunal se expide sobre este asunto. Su decisión es una sombra para todo el menemismo que pudo haber formado parte de esa cadena de felicidad, que está bajo investigación en tres juzgados federales distintos.
La defensora Bisserier dijo que para María Julia el veredicto que escuchó “era previsible”. “Su estado de ánimo no es de felicidad”, describió, pero aclaró que era un resultado que “esperaba”. La verdad es que a ella se la veía más apesadumbrada que a la ex polifuncionaria. Su próximo paso, anunció, será apelar ante la Cámara de Casación Penal. Mientras tanto, al mismo tribunal oral le toca preparar el próximo juicio oral contra Mary July. Es el que corresponde a la causa por sobreprecios millonarios en las refacciones de la Secretaría de Recursos Naturales por la que ya estaba presa.

Compartir: 

Twitter
 

María Julia sale, después de escuchar la sentencia condenatoria, de la sala de audiencias. Ahora le espera un nuevo juicio oral.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.