EL PAíS › LOS PIQUETEROS DE CASTELLS FUERON AL MINISTERIO A PEDIR EMPLEO

La pelea de la fiebre y las palas

EL MIJD, con Nina Peloso a la cabeza, se movilizó al Ministerio de Trabajo para pedir los puestos de trabajo con que los azuzó Aníbal Fernández. Amenazaron acampar sobre la avenida Alem, pero desistieron por el mal clima.

 Por Laura Vales

“Venimos a buscar la pala, el rastrillo y la dirección para ver adónde tenemos que ir a laburar”, dijo Nina Peloso en la puerta del Ministerio de Trabajo, mientras al costado grupos de desocupados armaban carpas de protesta. Esa fue la respuesta que el Movimiento de Jubilados y Desocupados (MIJD) dio ayer a las declaraciones del ministro del Interior Aníbal Fernández, quien había dicho que hay piqueteros a quienes “les muestran una pala y les agarra fiebre”. Los manifestantes permanecieron desde la mañana hasta las seis de la tarde en el lugar y, aunque en algún momento evaluaron la posibilidad de mantener el acampe hasta el viernes, finalmente se retiraron con el anuncio de que volverán la semana próxima.
Los piqueteros habían difundido con anticipación la actividad, por lo que desde temprano la policía montó un operativo en la Plaza de Mayo y en la sede de la cartera laboral, en Alem 650. En este lugar un vallado buscó mantener a quienes protestaban a varios metros de distancia de la puerta de entrada, posiblemente por el recuerdo de la toma que el MIJD realizó en el hall del edificio durante el verano.
De las tres vías para el tránsito de la avenida Alem, una de ellas quedó así ocupada por el vallado, con un cordón de efectivos detrás. Al llegar al lugar, los desocupados se concentraron en el carril del medio de la avenida, aunque varias horas más tarde, y con la noticia de que el ministro Carlos Tomada no aceptaba atenderlos, voltearon la primera fila de vallas, sin que ocurrieran mayores incidentes. En esa situación, advirtieron que si nadie los recibía se quedarían hasta el viernes.
El reclamo se centró en el pedido de trabajo genuino y un salario básico de 800 pesos. Raúl Castells, de viaje en el interior, no estuvo presente, pero habló de la movilización en declaraciones radiales. “Nosotros ya marchamos el año pasado con palas al hombro, incluyéndome, dispuestos a entrar en el Plan Nacional de Obras Públicas del Gobierno. Ahora, frente al anuncio del Gobierno de que el problema no es la falta de trabajo sino que los desocupados no quieren trabajar, vamos a tomar esos puestos que el Gobierno ha creado y que nosotros no sabíamos”, ironizó.
El ministro del Interior, por su parte, volvió a considerar que el dirigente piquetero sólo quiere “el conflicto por el conflicto mismo”. “El Gobierno convocó a todos los sectores y les propuso un cambio de calidad en la relación”, dijo Fernández en un nuevo round de su disputa con Castells. “Desarrollo Social tiene cantidades industriales de cooperativas que trabajan en la autoconstrucción de viviendas o los llamados planes Manos a la Obra, con inversiones menores y redes de agua. Muchísimos grupos aceptaron esas reglas” y eso tuvo “resultados positivos”, pero “otros”, entre los que incluyó al sector de Castells, “prefirieron seguir generando el conflicto, confrontando con el Gobierno”.
En la vereda del ministerio, los desocupados pasaron la tarde bajo la llovizna e improvisaron un baile para matar el tiempo. La movilización no fue numerosa; cuando llamaron a una asamblea para discutir qué hacer, la mayoría opinó que era mejor desconcentrar para regresar con más gente y mejor clima. Al levantar campamento, los dirigentes se quejaron por no haber podido hablar con Tomada. “El ministro de Trabajo no nos recibió. Ningún funcionario quiso atendernos para escuchar nuestro reclamo, lo que demuestra que este es un gobierno charlatán y fanfarrón”, declaró Ovidio Pepe, mientras que Peloso dijo que “si al Gobierno le molestan las manifestaciones, que genere trabajo genuino”.
En los últimos meses el MIJD se viene movilizando sin coordinar sus actividades con otros sectores piqueteros. Con los grupos con los que solía confluir, como el Bloque Piquetero, hoy está en cortocircuito por motivos varios, entre ellos el acercamiento de Castells al titular de la CGT unificada, Hugo Moyano. La vuelta del MIJD al ministerio, según anunciaron sus referentes, se producirá la próxima semana. La organización dijo que repetirá la protesta frente a la cartera laboral, porque “es el lugar donde hay que pedir trabajo”.

Compartir: 

Twitter
 

Los piqueteros manifestaron hasta las seis de la tarde.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.