EL PAíS

“Si esperamos a Macri se nos va el cuarto de hora”

López Murphy, enojado con el empresario, ratificó su candidatura a senador por la provincia de Buenos Aires. Macri reconoció que aún no sabe por qué distrito presentarse el año que viene.

 Por José Natanson

“Estoy cansado de las operaciones de Macri. Nosotros vamos a seguir trabajando, porque si nos sentamos a esperar que él se decida se nos va a pasar el cuarto de hora.” Con esta frase, un indignado Ricardo López Murphy ratificó su decisión de candidatearse en la provincia de Buenos Aires. Fue ayer, en un desayuno en el living de Ricardo Yofre junto a un grupo de íntimos, donde avanzaron en algunos detalles de la campaña. Por la tarde, Macri admitió que aún no sabe en qué distrito presentarse.
La reunión de la plana mayor de Recrear se realizó ayer por la mañana. Participaron los dos socios políticos más importantes de López Murphy: Alberto Natale, líder del Partido Demócrata Progresista, y el jujeño Ricardo Gómez Diez, que lo secundó en las presidenciales del año pasado. También estuvo Edgardo Srodek, titular de Recrear en la provincia de Buenos Aires. El ex vocero de López Murphy, Roberto Starke, estaba invitado pero no pudo asistir.
La idea era conversar sobre la complicada marcha del armado bonaerense. Srodek, amigo de López Murphy y encargado del tema, explicó allí que, aunque el territorio provincial está dividido en 130 distritos, la atención está centrada en 55, que concentran el 80 por ciento del electorado. Según los cálculos, Recrear necesitará entre 20 y 30 mil fiscales para controlar los comicios, la mitad de ellos en el Conurbano. Para lograrlo, Srodek conversa cotidianamente con sectores radicales –especialmente con los intendentes radicales rebeldes–, pero también con vecinalistas y con peronistas excluidos del aparato duhaldista, por ejemplo en La Plata. “En 60 días vamos a tener un panorama más claro”, prometió.
A pesar de la decisión de López Murphy, que aseguró que no dedicará más tiempo a analizar las posibles alianzas, la posición de Macri fue uno de los temas del desayuno de ayer. Según contó a Página/12 uno de los dirigentes que participó del encuentro, el ex ministro está cada vez más enojado con el presidente de Boca. El motivo –esta vez– es la decisión de ventilar una encuesta de Catterberg y Asociados en la provincia de Buenos Aires que le asigna un 16 por ciento de intención de voto, contra un 7,9 de López Murphy. “Es evidente que quiere que Ricardo se presente en la Capital, porque él ahí va tercero. Pero no nos vamos a dejar correr con estas operaciones y vamos a seguir con nuestra estrategia”, explicó un hombre de confianza del ex ministro.
Para completar el complejo panorama del centroderecha, ayer Macri se reunió con un grupo de dirigentes de su partido, Compromiso por el Cambio, a quienes se sumaron representantes de las otras fuerzas que lo respaldaron en la disputa porteña del año pasado: el Partido Demócrata Progresista porteño, el Partido Federal y el Partido Demócrata, además de la agrupación Decisión Radical y de un sector del PJ Capital liderado por Cristian Ritondo. En el encuentro, el empresario insistió con que no quiere liderar una coalición antiperonista, en obvia referencia a las intenciones de López Murphy de capturar el voto gorila. Además, Macri aseguró que su fuerza “va a ganar la Capital” y que no le teme a Elisa Carrió. Pero cuando le preguntaron en qué distrito tiene pensado presentarse, su respuesta fue ambigua: “Voy a ser candidato donde la gente lo decida”, respondió.

Compartir: 

Twitter
 

López Murphy se indignó en un desayuno en casa de Yofre.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.