EL PAíS › KIRCHNER JUSTIFICO SUS LLEGADAS TARDE Y SUS FALTAZOS

“Es porque estoy trabajando”

En el viaje que realizó ayer a Chubut hizo referencia a sus llegadas tarde, a los plantones y a su desapego al protocolo. “Muchos llegaban temprano y entregaron la Argentina”, dijo.

“El Presidente acaba de despegar de Aeroparque”, se escuchó a las 9.05 en el aeropuerto “El Tehuelche” de Puerto Madryn. “Otra vez demorado”, dijo alguien a mitad de camino entre la resignación y la certeza de que Néstor Kirchner cumpliría con el rito de destrozar los horarios preestablecidos. Pero para refutar las críticas por su falta de atención a las cuestiones de forma, el Presidente llegó a la hora fijada, o casi, porque en rigor de verdad, a Madryn llegó 20 minutos tarde. Sin embargo, en los dos discursos que ofreció en su periplo patagónico que incluyó a la ciudad de Trelew, el mandatario no dejó pasar la oportunidad para reivindicar su marca: “Llegué temprano –sentenció–, para los que tanto se alarman por este tipo de detalles”.
El Presidente bajó del avión ejecutivo de Southern Winds que utiliza desde que se produjeron las fallas en el Tango 01 y se zambulló en una camioneta oficial en la que recorrió los siete kilómetros que separan al aeropuerto de Puerto Madryn de la nueva planta de procesamiento de la empresa Panapesca. Kirchner viajó especialmente a esta localidad para participar en la inauguración de este predio industrial de ocho mil metros cuadrados bautizado Kaleu-Kaleu, que demandó una inversión de cinco millones de dólares. Este lanzamiento tenía un agregado especial: el responsable de ese emprendimiento es un empresario italiano, Vito Panatti, dato no menor en medio de las turbulencias que atraviezan la Argentina e Italia por el canje de bonos en default. Kirchner destacó la actitud de Panatti por “confiar en el país”, y sus palabras fueron una suerte de prólogo para las duras críticas que segundos después despachó contra el premier de italiano, Silvio Berlusconi, por su rígida postura en el tema de la deuda (ver páginas 2 y 3).
El mandatario recorrió las instalaciones junto al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el gobernador provincial, Mario Das Naves. Pese a que el olor a pescado dentro del complejo era desmoralizador, el Presidente saludó uno por uno a los empleados de la nueva planta. Luego se celebró la inauguración oficial, y a la hora de las palabras, el mandatario sorprendió: “Llegué temprano –dijo–. Para los que están tan preocupados por las formas, les digo que si algunas veces me tienen que esperar es porque estoy trabajando. Muchos funcionarios llegaban temprano y cumplían todas las reglas formales del protocolo y vivieron entregando a la Argentina”, remató.
De este modo, el Presidente salió al cruce de la críticas que suele recibir por su falta de apego a los horarios y los protocolos. En los últimos días, Kirchner fue cuestionado por no haber asistido a la recepción del presidente de Vietnam, Tran Duc Luong. “Yo no llegué a la Presidencia para andar de cóctel en cóctel”, señaló. El episodio mencionado no fue el primero que despertó cuestionamientos. A la lista deben sumarse el plantón a la CEO de la empresa Hewlett Packard, Carly Fiorina, las zambullidas en medio de multitudes que en más de una ocasión le produjeron golpes y cortes en la cara o los abrazos con el rey Juan Carlos de España que escandalizaron a la revista ¡Hola!
Luego del acto en Puerto Madryn, el Presidente viajó hacia Trelew para participar de la asunción de Gustavo Mac Karthy como nuevo intendente. Mac Karthy –quien es muy parecido físicamente a Gustavo Beliz– es hijo del último secretario de Energía de Carlos Menem, César “Kuky” Mac Karthy, y ayer ocupó el lugar que quedó vacante luego de la renuncia de Alejando Gómez, a causa de una crisis en el municipio.
El Gimnasio Municipal donde se desarrolló el acto se derretía al calor de la poco patagónica temperatura de 36 grados. Luego de una serie de anuncios en obras públicas e inversiones en desarrollo social, el Presidente disparó contra el Fondo Monetario por sus presiones para que la Argentina mejore su oferta en la deuda. Pero para abrir su discurso, Kirchner eligió las mismas palabras que en Puerto Madryn: “Llegué temprano”, dijo, y volvió a destacar que “si me tienen que esperar, les pido perdón, pero es porque estamos escuchando los problemas de la gente”.

Informe: Alfredo Ves Losada.

Compartir: 

Twitter
 

Kirchner ayer en Chubut. Hizo referencia a sus llegadas tarde: dijo que se quedaba trabajando.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.