ESPECTáCULOS › INTIMIDADES, UN NUEVO DOCU-REALITY DE PLAYBOY TV

Vida y obra de una conejita

La colombiana Viviana Castrillón, Miss Playboy TV Colombia 2004, protagoniza una caliente miniserie de trece episodios, el primer ciclo porno soft seriado producido en la Argentina.

 Por Emanuel Respighi

Vestida con ropa interior de cuero rojo, látigo y esposas en mano, la bomba colombiana entra a una habitación a oscuras. Ayudándose con una pequeña linterna, la actriz comienza a descubrir las partes del cuerpo de un hombre que, completamente desnudo, duerme sobre una cama. “Acercate lentamente a él con cara de pícara”, le ordena Pablo, cámara al hombro. “Ahora empezá a recorrer su cuerpo con el látigo”, le dice. “Jugá un poquito, como vos sabés”, la motiva. “Eso, así”, dispara, dando el OK. La única voz que se escucha en el set es la de Pablo: el resto del séquito de camarógrafos, productores y técnicos se limitan a mirar perplejos y en silencio, entre profesionales y obnubilados frente a lo que ven desde hace más de veinte días. “¡Bien!, salió”, grita Pablo, marcando el final de una toma que terminará con los dos actores enredados en la cama. La escena forma parte de Intimidades, la nueva producción hot de Playboy TV, que se podrá ver desde el 2 de diciembre a las 24 por la señal condicionada.
Protagonizada por Viviana Castrillón, la Miss Playboy TV Colombia 2004, Intimidades inaugura la producción local de programas seriados de porno soft. El ciclo, que tendrá una duración de 13 episodios, cuenta cómo es la vida cotidiana de una conejita de la marca creada por Hugh Hefner. Producido por Cuatro Cabezas, sobre una idea original de In Jaus/TV, el ciclo está realizado en una estructura narrativa tipo “docu-reality”, que sigue –en clave de ficción– el recorrido por Buenos Aires de Castrillón, a medida que su mente dispara variadas fantasías y recuerdos. Página/12 aprovechó el rodaje de la serie para contar cómo se filman escenas sexuales de alto voltaje para la televisión.
Lo primero que hay que decir es que Intimidades no se trata de un ciclo pornográfico, sino que se sitúa dentro de lo que en la industria audiovisual se lo conoce como porno soft. Es decir: no se muestra sexo explícito en cámara, sino que se trata de escenas sexuales simuladas entre los participantes. “A las productoras se les pide un piso y un techo”, explica Gabriel Starna, productor ejecutivo de Playboy TV. “El techo –detalla– es la penetración, que nunca debe consumarse en pantalla. La forma de calentar depende de hasta dónde se animan los actores. Y el piso es que los protagonistas estén completamente en bolas, para a partir de ahí sugerir lo máximo que se pueda.”
Filmado a dos cámaras, el proceso de realización de Intimidades es casi cinematográfico: los trece capítulos llevaron 25 días de grabación, a razón de diez horas por día. La pauta de rodaje no responde a un criterio cronológico de las escenas, sino que se filman salteadas y luego se ensamblan en el relato por medio de la edición. La mayor diferencia con un largometraje, en todo caso, es que en las películas porno los guiones tienen una cuota de flexibilidad. Los aportes, en todo caso, surgen de la imaginación y fantasía de actores, productores y camarógrafos. “En los guiones no figura que debe haber un plano de dos manos agarrando las tetas, sino que describe la situación y que terminan haciendo el amor. Los detalles surgen en el mismo set”, cuenta Starna.
Por su parte, Pablo Vieitez, el realizador del ciclo para Cuatro Cabezas, señala que más de la mitad del material que se graba para una película porno se tira a la basura. “Nosotros –dice– grabamos todo el tiempo. Las escenas no están medidas exactamente, sino que tiramos a grabar e improvisamos. Hay mucho material para editar. Por cada escena trabajamos en rodaje una hora y se graba media hora, de lo cual se emiten a lo sumo cinco minutos.”
Mientras acomodan la habitación del hotel alojamiento que oficia de locación para la próxima escena, Castrillón se pasea casi como Dios la trajo el mundo (sólo la “cubre” un diminuto juego de ropa interior), intercambiando bromas y chistes con los técnicos. Ella se mueve con soltura y naturalidad: incluso, hasta se permite rozar con sus pechos a un productor. “Muchas opciones no tengo: estoy haciendo un film doble XX”, dirá después, con toda su naturalidad al descubierto, ante Página/12. “El pudor sólo se me presenta en alguna escena muy hot con otra persona. Pero desvestirme frente a los técnicos no, ya somos como una gran familia”, compara, aunque reconoce que “una mujer desnuda desconcierta a un hombre, así como un hombre desnudo hace lo mismo con una mujer”.
Pese a su constante exhibicionismo –está desnuda en el 80 por ciento de la grabación–, Viviana puso algunas cláusulas en el contrato para “no dar la imagen de una actriz pornográfica”: pese a que el espectador la verá desnuda en cada episodio y terminará conociendo cada secreto de su cuerpo, nunca se verá a la conejita dando... ¡un beso! Pese a lo que se acostumbra a decir, la colombiana desmitifica eso de que no siente nada cuando hace una escena sexual (“yo no soy de madera, tampoco”). Hay un dato que llama la atención: durante los 25 días de grabación, Castrillón nunca dejó de pedir en cada jornada una botella de champagne, que consumía entre escena y escena. “Es que en Colombia –explica– el alcohol es parte de nuestra idiosincrasia, y el champagne me ayuda a desinhibirme para rodar las escenas hot.”
–¿Cuál es el grado de similitud que hay entre la vida ficticia que cuenta Intimidades y la vida real que lleva una Miss Playboy?
–Hay algo de realidad: es cierto que por el rol que cumplo en la industria del entretenimiento y el hecho de estar rodeada de un contexto sexual, las fantasías sexuales están supermotivadas en mí. Para qué voy a mentir: tener fantasías o recordar sus experiencias es algo habitual. Hacer el amor en un avión es muy normal, tener una relación con un masajista es muy normal, recordar alguna relación sexual en un ámbito público es normal. ¿O no?

Compartir: 

Twitter
 

Castrillón, sus juguetes y su “víctima”, en un momento de la filmación de Intimidades.
 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.