EL PAIS › EL EX POLICIA GUALLAMA DETENIDO POR UNA DESAPARICION

Los amigos de Etchecolatz

El ex policía Hugo Guallama, que trabajó como chofer del represor Miguel Etchecolatz, fue arrestado ayer, acusado por el asesinato de Diana Teruggi, quien permanece desaparecida. La detención de Guallama, quien quedó preso en la cárcel de Marcos Paz, fue ordenada por el juez federal de La Plata, Arnaldo Corazza, que tiene diez días para resolver su situación procesal.
En noviembre de 1976 se produjo el ataque al domicilio del matrimonio integrado por Diana Teruggi y Daniel Mariani, en la calle 30 entre 55 y 56, en La Plata. En la casa se encontraban Diana Teruggi, Roberto Porfidio y Juan Carlos Peiris, que fueron asesinados en ese lugar. En aquella oportunidad, la hija de Teruggi y Mariani, Clara Anahí, fue secuestrada y aún permanece desaparecida. Su padre, Daniel Mariani, fue asesinado ocho meses después.
La madre de Mariani y fundadora de Madres de Plaza de Mayo, María Isabel Chorobik, dijo ante la Justicia que Guallama estuvo allí. En ese entonces, el ex policía se desempeñaba como chofer de Etchecolatz, por aquellos años director de Investigaciones de la Policía Bonaerense. En diciembre del año pasado, Etchecolatz reconoció haber estado en el operativo donde mataron a Teruggi, pero intentó desligarse de la desaparición de la beba.
Etchecolatz, cuyo superior era el jefe policial Ramón Camps, fue condenado a siete años de prisión por la sustitución de la identidad de una hija de desaparecidos. Antes, en 1986, ya había recibido una pena de 23 años por violaciones a los derechos humanos, aunque fue beneficiado por la Ley de Obediencia Debida.
En cuanto a Guallama, el juez tiene diez días para decidir si dicta su procesamiento en el marco de la causa que investiga las actividades del centro clandestino de detención que funcionó en la comisaría 5ª de La Plata.
“La detención del chofer de Etchecolatz nos da la posibilidad de poder obtener más datos de Clara Anahí, hija de Diana, que aún se encuentra desaparecida”, explicó ayer el secretario de Derechos Humanos bonaerense, Remo Carlotto. “Esto nos permite seguir albergando esperanzas en la búsqueda de verdad y justicia. La anulación de las leyes de impunidad potencia nuevamente las investigaciones y vuelve a abrir grietas que la impunidad había cerrado”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.