EL PAíS › EL PRESIDENTE HABLO DEL FALLO A FAVOR DE CHABAN

Para Kirchner, “vergonzante”

“Es un cachetazo vergonzante.” El presidente Néstor Kirchner no esperó ni un día para opinar sobre la liberación de Omar Chabán que dispuso la Cámara del Crimen porteña. Sin preocuparse por las eventuales críticas de injerencia sobre el Poder Judicial, Kirchner cuestionó duramente a los camaristas: los acusó de realizar una “interpretación extremadamente dogmática”. “Acá no nos podemos esconder en falsos garantismos”, advirtió. Luego anunció que el Gobierno apelará el fallo. Además, el Presidente cargó muy duro contra Chabán (lo llamó “cobarde”) y advirtió que la resolución que benefició al empresario “agravia a la sociedad” y “quiebra las instituciones de la República y el sentido de justicia”.
Kirchner no esperó ni un día para opinar sobre el fallo que favoreció al gerente de República Cromañón. Desde Río Gallegos, expresó su indignación y se solidarizó con los familiares de los 193 chicos. “¿Cómo no se pueden dar cuenta de la repercusión pública y la conmoción que daña la moral y el espíritu del conjunto de los argentinos? No se pueden sacar fallos varados desde una loma, como si los argentinos fuéramos seres inanimados. Hemos tenido una semana durísima en dos temas”, dijo Kirchner. “Muchos dicen que uno, como Presidente, no tiene que hablar. Que tiene que respetar la independencia de poderes, que debe permanecer al margen. No vine a quedarme sentado toda la vida, ni a mirar desde el sillón. Un Presidente le debe hablar a su pueblo como siente”, aseguró.
Kirchner también fue muy duro con Chabán, de quien recordó que en las primeras horas posteriores al incendio intentó permanecer oculto. “Un sujeto como el excarcelado ayer desapareció en el momento en que se necesitaban las manos para sacar a miles de jóvenes que estaban allí. Y el ministro del Interior (Aníbal Fernández) tuvo que dirigir personalmente la búsqueda”, dijo. Con esa frase, el Presidente se refirió a las primeras horas tras la tragedia de Cromañón, cuando Chabán se refugió en una casa de la calle Salta al 300, en el barrio de Montserrat. “Este señor se fugó, este señor se escapó, este señor fue un cobarde”, acusó Kirchner. Fueron palabras lapidarias, las críticas más duras desde que llegó a la Rosada.
El Presidente habló desde Santa Cruz en una extensa entrevista con una radio porteña. Varios pasajes del reportaje lo dedicó a los familiares de las víctimas. Les prometió que el Gobierno buscará anular la decisión de los camaristas. “Haremos todo lo que esté a nuestro alcance, todos los pasos. Esto no tiene que pasar más en la Argentina”, aseguró. “Acá hay pandillas de mercenarios que tratan de ensuciar a los que queremos cambiar las cosas de cualquier manera y de cualquier lugar para tratar de quitarnos legitimidad. Tratan de generar este tipo de hechos que son realmente vergonzantes”, agregó. Pero Kirchner no fue el único miembro del Gobierno que habló del fallo de la Cámara del Crimen.
El ministro de Justicia, Horacio Rosatti, también salió a hablar en público. A primera hora se cruzó por radio con el abogado de Chabán, Pedro D’Attoli. Rosatti explicó en qué consistía la orden que le había dado el Presidente: “Las instrucciones son para que se apele esta decisión. Porque como ciudadanos nosotros también sentimos la misma indignación”, dijo. Por su parte, el abogado D’Attoli explicó por qué había aconsejado a su cliente no depositar la fianza para, así, permanecer detenido en la cárcel (ver nota aparte).

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.