EL PAíS › EL JEFE DE GABINETE, ALBERTO FERNANDEZ, CONTRA EDUARDO CAMAÑO

Con la palanca de cambios a full

Una vez develado el resultado electoral, el kirchnerismo aspira a desplazar al presidente de la Cámara de Diputados. Miden fuerzas.

Así como el kirchnerismo forzó la salida de José María Díaz Bancalari de la jefatura del bloque del PJ, ayer desde la Rosada volvieron a apuntar contra otro duhaldista de peso: Eduardo Camaño. “No me gusta opinar sobre otro poder, (pero) tratándose de un poder de claro contenido político, donde se expresa la representación popular, las autoridades deberán responder al escenario que quede diagramado en octubre”, dijo el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, al ser consultado sobre si cree que finalmente Camaño dejará la conducción de la Cámara baja. Los duhaldistas prefieren esperar para aventurar cambios, pero insisten en que una victoria por estrecho margen los habilita para que el caudillo quilmeño siga en la jefatura de la Cámara.
El miércoles pasado, el presidente de Diputados había expresado que si el duhaldismo perdía la elección por una “pequeña diferencia” estaba dispuesto a intentar seguir conduciendo la Cámara, sometiéndose a la votación de sus integrantes. “Tuve la suerte de ser electo casi por unanimidad, me votaron todos salvo (Luis) Zamora y (Carlos) Tinnirello. Si los números me dan sería muy tonto no presentarme”, respondió ante los periodistas. Cuando le pidieron precisiones respecto de esa diferencia, Camaño especuló con que 5 o 6 puntos podrían ser suficientes para dar la batalla.
El jefe de Gabinete respondió a los dichos vertidos en una entrevista con este diario de José María Díaz Bancalari, que secunda a Hilda González de Duhalde como candidato a senador por el justicialismo bonaerense, quien había señalado: “No es fácil reemplazar a un presidente (de la Cámara baja) como Camaño. Me da la impresión de que seguirá siendo presidente del cuerpo”. Al respecto, el jefe de los ministros dijo que “inexorablemente deberá ser así, porque si no entonces la representatividad que el cuerpo debe tener de algún modo quedará vulnerada. No es un problema de acuerdos populares, sino un problema de representar adecuadamente la decisión de la gente”.
En el entorno de Camaño se preguntaron “¿cuál es ese escenario, cómo saben cómo será la decisión de la gente, y si termina siendo un radical, o la propia Carrió, o no hay gente en Santa Fe o en Salta, sólo existe la provincia de Buenos Aires?”. Según este allegado al diputado consultado por Página/12, “si hay entre el 8 y el 12 por ciento de diferencia, según las encuestas que maneja el duhaldismo y (Luis) Patti, va a haber pelea” por la presidencia de la Cámara. Y agregó que “con 15 puntos ya habrá votación nominal”.
Pero no habrá que esperar hasta el 24 de octubre para ver combate. En el bloque oficialista ya comenzaron los encontronazos. Según manifestó a Página/12 la semana pasada, el kirchnerista Juan Carlos Irrazábal planteará hoy a sus compañeros de bancada su deseo de desplazar de la secretaría parlamentaria a la duhaldista Graciela Camaño. Ocurre que los seguidores del ex presidente no soportaron en silencio haber sido corridos de la jefatura del bloque. En tal sentido, fue notoria la posición opositora de Graciela Camaño en la última sesión al argumentar en contra de un contrato del Gobierno y a favor de una iniciativa poco simpática para la Rosada. E incluso estampó su firma en un proyecto que exige que sea el Congreso el que decida en qué se gasta el excedente presupuestario. Precisamente ese distanciamiento del anterior alineamiento con las políticas oficiales es lo que invocará hoy el kirchnerista de Misiones, en la reunión de la denominada mesa chica del bloque.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo Camaño y Alberto Fernández, en tiempos en que el diálogo signaba la relación.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.