EL PAíS › ENCUENTRO DE LOS PETROLEROS CON HUGO MOYANO

Con una promesa para abril

 Por Diego Schurman

A contrarreloj, Héctor Segovia busca un guiño de Néstor Kirchner que permita una solución al conflicto de los petroleros. Por eso, almuerzo de por medio, el secretario general del sindicato del Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz le pidió ayer a la CGT que intervenga ante el Gobierno para modificar el mínimo imponible del impuesto a las Ganancias. El secretario general de la central obrera, Hugo Moyano, que en las últimas horas mantuvo sucesivas conversaciones con el Presidente, le dijo que probablemente en abril haya novedades en el tema.

Segovia conversó con Moyano en el sexto piso de la CGT, en donde fue recibido con asado, gaseosas y vino. El visitante ratificó en ese quincho el petitorio que días atrás se había confeccionado en Comodoro Rivadavia, donde ya se reclamaba una modificación al impuesto a las Ganancias.

El líder petrolero recordó a sus colegas que el coeficiente por zona desfavorable, que representa un piso del 20 por ciento de los salarios, es considerado a la hora de deducir Ganancias, lo que reduce considerablemente el ingreso de bolsillo de los petroleros.

Moyano, que por estas horas no deja de hablar con Kirchner, hizo una síntesis de los movimientos de la CGT para subir el piso de un impuesto que hoy abarca a los trabajadores con sueldos por encima de los 1835 pesos. Incluso puso sobre la mesa aquella promesa de la ministra de Economía, Felisa Miceli, de analizar el tema durante cuatro meses, tal cual lo establece el artículo 24 de la Ley de Presupuesto.

Por si hubiera dudas sobre la “organicidad” de la CGT, su líder llevó su apoyo al reclamo del gremio, pero repudió la violencia de la protesta frente a la comisaría de Las Heras. De esta manera, refrendó las decisiones orgánicas adoptadas por el sindicato y puso distancia de los delegados que, revelándose de la conducción, iniciaron una protesta que terminó con la muerte de un policía en la madrugada del martes.

Segovia ya se había reunido el miércoles con Julio De Vido. El sindicalista buscó aparecer ante el ministro de Planificación como el verdadero interlocutor de un conflicto que, a la luz de los hechos, puso en duda su capacidad de conducción. Es que los díscolos mantienen sus propias tratativas en la localidad de Las Heras.

Hubo lugar para la consternación. Fue cuando Segovia habló de la extraña muerte de su cuñado, el cacique de la comunidad Tehuelche Alejandro Paisman Vera, y del exterminio de los perros de su secretario adjunto, lo que consideró un “mensaje mafioso” que, a su entender, no sería ajeno a los sucesos que conmovieron al país.

Moyano no estuvo sólo. Lo acompañaron el colectivero Juan Manuel Palacios y el dirigente de obras sanitarias José Luis Lingeri. También participó el abogado de la CGT y diputado kirchnerista Héctor Recalde, quien estaría dando forma a un proyecto para modificar Ganancias, y el senador provincial Julio Ledesma.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.