EL PAíS › TAIANA SE PERMITIO UN ARRANQUE DE OPTIMISMO

Por fin la palabra “arreglo”

El canciller dijo que Argentina espera que haya acuerdo. Claro que lo supeditó a que se suspendieran las obras y se realice un dictamen ambiental confiable, los clásicos reclamos del Gobierno.

“Sí, se va a arreglar. Nosotros esperamos que sí”, respondió Jorge Taiana cuando le preguntaron sobre la evolución del diferendo con Uruguay por las papeleras, en un encuentro con la prensa después de un acto que compartió ayer con el gobernador bonaerense, Felipe Solá, en La Plata. Aunque luego el canciller aclaró que su optimismo tiene algunos condicionamientos: “Se va a solucionar logrando que se detenga la construcción por un rato y busquemos la persona que nos pueda establecer con claridad y aceptabilidad a uruguayos y argentinos cómo se puede realizar y qué condiciones se deben cumplir para que no haya contaminación”.

Taiana explicó que “debe ser ésta una solución bilateral que debemos encontrar y esperamos encontrar antes de concretar las presentaciones en la Corte de La Haya, que es el camino señalado por el Presidente y apoyado por el Congreso”. El jefe del Palacio San Martín también confirmó que “no está prevista” una reunión entre los presidentes Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez, cuando asistan el sábado 11 de marzo en Chile a la asunción de Michelle Bachelet como primera mandataria de ese país. Un encuentro para el que no hay aún contactos diplomáticos y que la apretada agenda de Kirchner en Santiago lo haría inviable.

Las palabras del canciller argentino –las primeras optimistas desde este lado del Plata tras el agravamiento del conflicto diplomático– seguramente formarán parte del debate previsto para hoy en el Consejo de Ministros de Uruguay, que presidirá Vázquez en el primer aniversario de la llegada al gobierno del Frente Amplio.

En Entre Ríos, el gobernador Jorge Busti también asintió la posibilidad de un acuerdo con Uruguay, casi con los mismos argumentos que el canciller. “Se arregla muy fácilmente –dijo Busti–. Se detiene la construcción de las pasteras, se detienen los cortes de los puentes y durante 90 días el mundo académico independiente y serio de ambos países, con toda la información necesaria, estudia, investiga y dictamina si es o no contaminante el sistema que utilizarán las empresas Botnia y Ence.”

Pero el gobernador –duramente cuestionado por los dirigentes uruguayos– retomó su discurso beligerante: “Este que sería un procedimiento transparente, ¿por qué no se hace? Simple: el gobierno uruguayo esconde la verdad, falsea la argumentación y con una actitud fundamentalista agravia a los que se oponen a su pensamiento”, argumentó el mandatario provincial.

Mientras tanto los asambleístas entrerrianos de Gualeguaychú y Salto siguen con los cortes de las rutas 135 y 136 que conducen a los pasos internacionales con Uruguay, en protesta contra la instalación de las papeleras, aunque manifestaban cierto optimismo por las gestiones que iniciaría el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel. Sin embargo, apareció la primera grieta en la actitud monolítica que habían logrado los entrerrianos: un grupo de comerciantes de Colón había dejado trascender que presentaría una denuncia judicial contra el corte del Puente General Artigas –que los une con Paysandú–, porque perjudica sus negocios.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge Taiana, usualmente lacónico, hizo declaraciones entrando a un acto con Felipe Solá.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.