ECONOMíA

Subió la oferta de carne con menos cabezas con el límite para faenar

El primer balance respecto de la prohibición de faenar ganado de bajo peso resultó positivo, ya que se logró aumentar significativamente el kilaje promedio de los animales faenados y de esa manera se compensó con creces un menor sacrificio de cabezas.

 Por Marcelo Zlotogwiazda

Contra los malos augurios de la mayoría de los protagonistas del negocio de la carne vacuna, el primer balance respecto de la prohibición de faenar ganado de bajo peso resultó positivo, ya que se logró aumentar significativamente el kilaje promedio de los animales faenados y de esa manera se compensó con creces un menor sacrificio de cabezas. Tal vez porque a partir de hoy el peso mínimo obligatorio vuelve a subir es que ayer la entrada al Mercado de Liniers fue abultada y provocó una nueva caída en los precios que termina de neutralizar las alzas de la semana pasada.

La Resolución 645 anunciada en noviembre pasado y que entró en vigencia a comienzos de este año estableció un peso mínimo para los bovinos a faenar con el objetivo de evitar el sacrificio de terneros y de esa manera aumentar en el mediano plazo el stock ganadero y, consecuentemente, fortalecer la oferta para morigerar el alza de precios. De acuerdo con la primera evaluación de la medida realizada por el Ministerio de Economía, la medida fue efectiva: en los primeros dos meses, tras el resistido anuncio, el peso promedio de animales faenados subió cerca de 6 por ciento, lo que permitió mantener los kilos ofertados pero ahorrando algo más de 50.000 cabezas.

A partir de que la resolución entró en vigencia en enero, la tendencia se mantuvo. Comparando el primer mes de este año con igual del 2005 se observa que hubo un 3,4 por ciento de aumento en los kilos para abastecer la oferta, con la ventaja de que se obtuvieron con un 2,4 por ciento menos de animales faenados con un peso promedio 6 por ciento más alto. Estos resultados contradicen las críticas que en su momento realizó el sector, pronosticando una merma en la oferta total que, como se ve, no se registró.

Desde hoy el mínimo obligatorio para la hacienda en pie destinada a faena sube veinte kilos hasta 280, que a su vez se incrementarán otro tanto a partir del 31 de marzo. Es muy probable que debido a ese cambio ayer se registrara un muy importante ingreso de casi 12.000 cabezas a Liniers, lo que provocó una caída de algo más del 2 por ciento, que sumada a la de ayer anula el alza de la semana pasada.

El precio de la carne es un factor clave de las actuales miniturbulencias inflacionarias. A lo largo del año pasado los precios en el mostrador aumentaron un 28,8 por ciento, lo que por sí solo explica la décima parte del aumento del índice de precios al consumidor total (12,3 por ciento) de 2005.

Así como la Resolución 645 pretende aumentar el stock y la oferta a mediano plazo, desde el lado de la demanda la idea es restringir exportaciones, que en noviembre pasado rompieron el record histórico (equivalente al 30 por ciento de lo producido). Para ello se creó hace poco el Registro de Operaciones de Exportación.

Compartir: 

Twitter
 

El peso mínimo obligatorio para faenar ganado hoy vuelve a subir, al pasar de 260 a 280 kilos.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.