EL PAIS

El Gobierno apuesta a convertir el 24 de marzo en feriado nacional

Presentó un proyecto en el Senado para que el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia tenga, por ley, un lugar destacado en el calendario y sea una jornada no laborable. Nora Cortiñas criticó la iniciativa.

 Por Eduardo Tagliaferro

El viernes 24 de marzo no será un día más. Ese día se cumplirán 30 años del comienzo de la más brutal dictadura militar que conocieron los argentinos, una fecha que marca una escalada en el Terrorismo de Estado. El Gobierno está dispuesto a recordarlo de manera destacada. A través de un proyecto de ley, el Ejecutivo propone que el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, que precisamente ese 24 recuerda a las víctimas de la dictadura, se convierta en feriado. Un feriado que además representará un nuevo feriado largo en el calendario, ya que la iniciativa propone que se lo traslade al viernes o lunes más cercano.

El proyecto de ley ingresó al Senado el lunes último. La Comisión de Legislación General, que preside el santacruceño Nicolás Fernández, deberá emitir dictamen antes de que el tema llegue al recinto. Ahora trabaja sobre una iniciativa que recopile en una sola norma todos los feriados nacionales. Pero el proyecto del Ejecutivo no será tratado en el paquete de los demás feriados. “Esta ley se tratará por separado. No sólo porque es una iniciativa del Ejecutivo, sino por su significado”, dijo Fernández.

El Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia entró en vigencia hace tres años, concretamente en un día más que simbólico para la memoria: el 22 de agosto. Precisamente en un día como ese de 1972, en la base Almirante Zar en Trelew, la Marina fusiló a 16 presos políticos, en lo que sería un adelanto de lo que estaba por venir.

El feriado también podría haberse establecido por una resolución administrativa, que puede derogarse con otra. “Al sancionarlo por ley, quien quiera negar la fecha tendrá que impulsar una nueva ley y el consiguiente debate”, dice Fernández. El santacruceño da por hecho el respaldo a la iniciativa. “Llevaremos cuanto antes un dictamen al recinto. Ponerlo en el calendario es una manera de recordarlo y de que no se repita nunca más. El 24 de marzo de 1976 representa uno de los hechos más vergonzantes, trágicos y siniestros que vivimos los argentinos. Indica la ruptura del diálogo, la descalificación, el desprecio de la vida de los semejantes y la manera más horrible de imponer las ideas: a través de los palos y los tiros. Recordarlo es poner un pie en la historia”, señala.

“No estoy de acuerdo. No quiero que el 24 de marzo sea un feriado largo para que muchos realicen actividades turísticas. Me gustaría que fuera un día hábil y que en todas las escuelas y oficinas públicas y ámbitos dependientes del Estado se discuta sobre el tema. Me gustaría que se abran todos los archivos, que se apure la justicia y que nuestros alumnos y jóvenes puedan saber qué pasó con los 30 mil desaparecidos”, confía a Página/12 Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

Las opiniones de Cortiñas y seguramente las de otros organismos de derechos humanos que enfrentaron a la dictadura militar se escucharán en el debate de la Comisión de Legislación General. El oficialismo apuesta a que su idea se convierta en ley antes del nuevo aniversario número 30 del golpe militar. Sus legisladores no esperan mayores voces críticas.

Compartir: 

Twitter
 

La Junta Militar que derrocó a Isabel Perón el 24 de marzo de 1976 y encarnó la más brutal dictadura.
Imagen: AFP
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.