EL PAIS › EL GOBIERNO PROVINCIAL DESPLAZO A 114 ALTOS OFICIALES DE LA FUERZA

Purga de jefes en la Policía Bonaerense

Felipe Solá, en acuerdo con el ministro de Seguridad, provocó un profundo recambio en el área de Investigación de la policía. Enojos por las filtraciones y sospechas de connivencia con delincuentes. En la barrida cayó el mediático Osvaldo Seisdedos. Lo reemplaza un profesor en historia.

 Por Raúl Kollmann

El gobernador Felipe Solá produjo ayer un fuerte recambio en la cúpula de la Policía Bonaerense, aunque la medida tiene un núcleo central: el desplazamiento del jefe de Investigaciones, Osvaldo Seisdedos, y de todos los que le respondían en el área de Investigaciones. El gobernador, en acuerdo con el ministro León Arslanian, quiso dejar en claro que no se aceptarán filtraciones de información como las que ocurrieron en el Banco Río, tanto con la difusión del video como con otras pruebas. Además, hay sospechas –en el caso de varios jefes– de connivencia con piratas del asfalto y de armar operativos selectivos en los que se apresan a unos delincuentes mientras se deja correr a otros. En esa área, la de Investigaciones, se produce una renovación muy fuerte, poniendo a la cabeza al comisario Roberto Silva, profesor de historia, formado en la Policía Federal de Alemania durante dos años y que hasta ayer era el director del Centro de Altos Estudios de Especialidades Policiales de la Bonaerense, lo que indica que el acento en las investigaciones estará puesto más en gente especializada, científica, que en comisarios operativos de calle. Como decisión de segunda importancia se pasó a retiro o quedaron en disponibilidad otros jefes que ya habían cumplido su ciclo, tenían 30 años de servicio o mostraban distintas deficiencias en sus funciones. El recambio abarcó en total a 114 oficiales, 72 pasados a retiro y 42 puestos en disponibilidad.

La Policía Bonaerense tiene dos grandes ramas.

- En el área de Seguridad está la mayor parte de la fuerza y abarca al personal de las comisarías, de las patrullas y a los cuerpos de infantería que, por ejemplo, se ocupan de las manifestaciones o de la seguridad en los partidos de fútbol.

- En el área de Investigaciones se concentran los que están encargados de intervenir en los distintos casos, sobre todo si la complejidad hace imperioso que la investigación no la realice la propia comisaría sino los efectivos especializados en esclarecer robos, homicidios, piratería del asfalto, tráfico de drogas y otros delitos.

Que el punto nodal del recambio de ayer está en Investigaciones lo demuestra el hecho de que el superintendente de Seguridad, Daniel Rago, quedó en su puesto. Y también que hayan sido desplazados, además del jefe máximo, Seisdedos, otros diez jefes de Delegaciones Departamentales de Investigaciones, que son las grandes unidades encargadas de las pesquisas en cada una de las zonas de la provincia.

El malestar con Seisdedos viene de lejos, pero creció fuertemente con el caso Banco Río. Según sostienen en La Plata, las filtraciones de información fueron una constante y uno de los puntos más críticos fue la difusión del video con las tomas de las cámaras de seguridad del banco en el momento del asalto. Los fiscales de San Isidro pusieron el grito en el cielo y aunque a Seisdedos no se le adjudicó la responsabilidad personal en el hecho, sí se consideró que alguien de su área entregó el casete. Al mismo tiempo, en La Plata caían mal sus continuas apariciones mediáticas, evaluadas como “autopromoción”.

En la capital provincial no fue posible establecer si hay o no cuestionamientos a las investigaciones en sí. En general, hay aprobación de los avances en el caso del robo al Banco Río, pese a que muchos criminalistas insisten en que los jefes de ese golpe no están presos y falta recuperar, o al menos conocer, el destino del 90 por ciento del botín. Algunos casos supuestamente esclarecidos dejaron muchas dudas, como el secuestro de Patricia Nine o el del comisario Oscar Beauvais, en un caso porque la solución pareció “armada” y en el otro, porque no se determinó cómo amasó su fortuna el comisario asesinado y quiénes eran sus cómplices. Paralelamente, existen sospechas de connivencia de jefespoliciales con algunas bandas, especialmente las que se dedican a la piratería del asfalto.

Más allá de ese panorama, lo más llamativo es que Solá y Arslanian decidieron profundizar un fuerte giro en lo que tiene que ver con la metodología de las investigaciones, una movida que comparte el subsecretario del área, Enrique Gallessio. El perfil del nuevo superintendente de Investigaciones marca la pauta. Silva tiene 47 años, es licenciado en historia, graduado en la Universidad Nacional de La Plata, estuvo dos años en la Oficina Federal de Investigaciones de la Policía de Alemania, y realizó cursos en la policía de Japón y en la DEA. “Es un intelectual, no un poronga”, afirman tanto los que lo elogian como los que lo critican.

Es que el cambio de fondo obedece a la idea de poner cada vez más el acento en los aspectos científicos de las investigaciones y cada vez menos en los comisarios “operativos” que recaudan permitiendo algunos delitos y obtienen información de ese mundo de la delincuencia. El ejemplo que señalan en la capital provincial es el papel que jugó el sistema VAIC en la pesquisa del Banco Río: a través del análisis de las comunicaciones se pudo establecer qué teléfono celular usó cada uno de los integrantes de la banda, se determinó la identidad de varios de los sujetos que entraron al banco y ello permitió las detenciones que se hicieron hasta ahora. El jefe de Investigaciones Complejas, Hugo Matzkin, encargado del VAIC, fue ascendido ayer y tendrá el cargo máximo, superintendente, lo que también da la pauta de la nueva orientación. Otro jefe policial que fue confirmado en su cargo es el titular de la Policía Científica, Daniel Salcedo, también clave en el esclarecimiento de casos complejos.

Uno de los grandes interrogantes de la reestructuración está justamente en saber si un “intelectual” como Silva podrá tener mando sobre la línea de comisarios operativos acostumbrados a otra metodología y a otras relaciones. También si se podrán revertir las enormes sospechas de corrupción en los cuadros, tanto de Investigaciones como de Seguridad. En la pesquisa sobre el asesinato del comisario Beauvais, que se retiró hace algo más de un año y medio, se encontraron no menos de 400.000 dólares en cajas de seguridad que se detectaron a su nombre. Todo indica que el ex titular de la Departamental La Matanza tenía aún más dinero que ése y es indudable que semejantes sumas no provienen de ahorros de su sueldo sino de la connivencia con el mundo del delito. En la Justicia todavía se instruye el caso del ex jefe de la Bonaerense Jorge Sobrado, a quien se le descubrió un giro de 330.000 dólares a un paraíso fiscal y fondos depositados en España por otros 500.000 dólares.

Desde La Plata ayer trataron de bajarle el tono de polémica al recambio, intentando poner el acento en la renovación y no en los cuestionamientos a los desplazados. “Esta es una decisión revolucionaria, porque es la primera vez que se toma una medida tan profunda en materia de renovación. Los cambios no significan objeciones individuales, no significan que Solá y Arslanian no estén conformes, pues la mayoría ha puesto compromiso, eficiencia y eficacia en su función. Los cambios tienen que ver con una cuestión de operatividad. Este es el resultado del proceso de reforma emprendido hace casi dos años, cuya continuidad se acordó”, señaló el comunicado oficial emitido por los hombres del gobernador Solá.

Los nuevos jefes no tendrán una tarea sencilla. Por de pronto, tienen que continuar con la investigación del caso Banco Río, se mantiene en niveles altos la piratería del asfalto, la ola de robos a ancianos bajó, pero no terminó, y en esta misma semana se produjeron la violación y asesinato de una niña en Rafael Calzada, lo que provocó una pueblada, y el homicidio de un joven de 23 años, que derivó en otra marcha de protesta en Punta Lara.

Compartir: 

Twitter
 

El ex jefe de Investigaciones Osvaldo Seisdedos quedó en la mira por las filtraciones del Banco Río.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared