EL PAIS › GINSBERG LIDERA OTRA ESCISION DE MEMORIA ACTIVA

Tres actos en el aniversario

Apemia es una agrupación que cuestiona el juicio oral de la AMIA como una maniobra de encubrimiento. Hará su propio acto el 18 de julio.

 Por Raúl Kollmann

Con el liderazgo de Laura Ginsberg, acaba de constituirse la Agrupación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (Apemia), que se escindió de Memoria Activa a raíz de distintas polémicas que se vienen arrastrando en ese núcleo de familiares de las víctimas del atentado. Apemia denuncia el juicio oral como “una maniobra de encubrimiento” y está a favor de “integrar nuestra lucha a la lucha de las asambleas barriales, los demás organismos de derechos humanos, los jubilados, piqueteros y a la lucha de todos aquellos que reclaman, cacerola en mano, que se vayan todos”. La Agrupación convocará el 18 de julio, octavo aniversario del atentado, a un acto en Plaza de Mayo, “el lugar donde se confronta al gobierno de Eduardo Duhalde y al Estado argentino”, según le dijo anoche Ginsberg a Página/12. Esto significa que en este aniversario habrá tres actos, el oficial de AMIA, DAIA y Familiares, el de Memoria Activa y el de Apemia.
La Agrupación se conformó sobre la base de una declaración titulada “La investigación del crimen de la AMIA todavía no empezó” que firman Ginsberg, la conocida Madre de Plaza de Mayo (Línea Fundadora), Laura Bonaparte, Daniel Rodríguez, Gregorio Barret, Alfredo Berenstein, Abel Blau y otros adherentes.
Las discrepancias podrían resumirse de la siguiente manera:
u Respecto de la causa AMIA, Apemia rechaza el juicio oral y lo considera sólo una maniobra de encubrimiento por parte del Estado argentino. “El Tribunal viene dilatando y evitando el testimonio de los integrantes de la SIDE, trabajando así por el encubrimiento. Ahí, en el accionar de la SIDE se ve gran parte de la participación y la responsabilidad del Estado argentino en el atentado”, resume Ginsberg. Memoria Activa, por su parte, cuestiona toda la investigación y al juez Juan José Galeano, pero interviene en el juicio oral con sus abogados actuando como querellantes.
u Por el texto de su documento fundacional, Apemia considera que debe integrarse la lucha por el esclarecimiento de los atentados con la que llevan adelante las asambleas, piqueteros y demás organismos de derechos humanos. “La masacre de la AMIA indica la continuidad del terrorismo de Estado. Esta es la estructura que torturó y desapareció 30.000 estudiantes y trabajadores, que reprimió a los luchadores sociales e instauró la criminalidad policíaca”, dice el texto.
Hubo y hay otras polémicas, pero lo esencial está resumido en la postura frente al juicio oral y la relación con la política argentina. “Nosotros nos constituimos para enfrentar el accionar del Estado argentino y denunciar al juicio oral, incluyendo al Tribunal que lo lleva adelante –señala Ginsberg–. Ya son nueve meses de continuidad del juicio, siempre en la misma dirección: encubrir, proteger. En algún momento en Memoria Activa sostuvimos que el Estado argentino es la conexión local del atentado, pero después abandonamos esa postura. Nosotros la retomamos. Conservamos la independencia para actuar, porque si no, sin esa independencia, se está condenado al fracaso.”
Lo concreto es que dentro de tres semanas, cuando se cumpla el octavo aniversario del atentado contra la AMIA, habrá por primera vez tres actos, con familiares de las víctimas en los tres. DAIA, AMIA y Familiares se congregarán el mismo jueves 18 a las 9.53 frente al edificio de Pasteur 633; Memoria Activa lo hará, como es tradicional, el lunes 15 también a la hora del atentado, 9.53, en Plaza Lavalle, frente a Tribunales, en tanto que Apemia se prepara para realizar su primera concentración en Plaza de Mayo.

Compartir: 

Twitter
 

Laura Ginsberg, fundadora de Memoria Activa, ahora de Apemia.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.