EL PAíS › ROCES ENTRE ONG Y EL GOBIERNO

“Yo no soy el portero”

 Por Irina Hauser

El constitucionalista Daniel Sabsay, director de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), acusó a Néstor Kirchner de tener un “doble discurso” sobre “la temática ambiental”. A la par de él, otras doce organizaciones ambientalistas se quejaron porque el Presidente les negó una audiencia para discutir una agenda de prioridades. Los mandó a hablar con el actual secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Atilio Savino, quien está con un pie afuera desde que el propio Gobierno mostró su decisión de jerarquizar el área y se la ofreció al socialista Héctor Polino, que rechazó el convite. “Nos mandan a hablar con alguien inexistente, es decepcionante y ofensivo”, dijo Juan Carlos Villalonga, director de Greenpeace. Savino contestó: “Yo no soy el portero de una plaza, mientras sea secretario esos temas se hablan acá, conmigo”.

Sabsay es, paradójicamente, uno de los expertos que integró el equipo argentino que viajó la semana pasada a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, donde se dirime el conflicto por las papeleras. También fue uno de los nombres que sonó para ocupar una remozada Secretaría de Medio Ambiente, cargo por el que mostró poco interés. Ayer dijo que el rechazo de Kirchner a recibir a las ONG ambientalistas “pone claramente de manifiesto la poca consideración de la Presidencia hacia la temática ambiental así como también hacia la sociedad civil”.

La postura de la FARN y Greenpeace es compartida por la Fundación Vida Silvestre, la Fundación Proyungas y Patagonia Natural, entre otras. Fueron trece las que pidieron el 17 de mayo una reunión con Kirchner, a quien le querían proponer cinco puntos a priorizar en la agenda medioambiental, en línea con la intención oficial de darle rango de “política de Estado”: la creación de un ministerio de Medio Ambiente; la sanción de una ley de “ordenamiento territorial” para frenar los desmontes; una ley de presupuestos para evaluaciones de impacto ambiental; otra para la modernización de las celulosas y la puesta en marcha de un órgano para el saneamiento y la gestión de la cuenca Matanza-Riachuelo.

El 7 de junio las organizaciones recibieron una respuesta firmada por el director de audiencias de la Casa Rosada, Héctor Marcove- cchio, que los derivaba a la Secretaría de Ambiente “para requerir asesoramiento sobre el particular”. Es el organismo que dirige Savino y que el Gobierno, a partir del conflicto con Uruguay, viene anunciando que va a jerarquizar. Lo mudarían del Ministerio de Salud a la órbita de la Jefatura de Gabinete. Después del rechazo de Polino para quedar al frente, se analizan nuevos nombres.

“Intentamos hablar a un nivel de política ambiental como lo enunciaba el Presidente, y nos mandan con la persona a quien el Gobierno puso en situación de debilidad. Es incomprensible. Va contra el discurso que se escuchó en Gualeguaychú”, señaló Villalonga, de Greenpeace, a Página/12.

Savino tildó a las ONG de ejercer “oportunismo político”. “Su crítica no es justa”, le dijo a este diario. “Trabajan con nosotros en muchos proyectos y siempre tuvieron oportunidad de mejorar la gestión”, advirtió. El funcionario explicó que se quedará en el puesto mientras se diseña la nueva repartición. “Estamos todos de acuerdo con jerarquizar el área, pero mientras yo sea secretario, los temas ambientales se hablan conmigo. Recibí la derivación de esta reunión recientemente. Tengo la confianza del ministro y del jefe de Gabinete. Estoy orgulloso de participar de este Gobierno”, afirmó.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.