EL PAIS › COMIENZA EL JUICIO AL REPRESOR ETCHECOLATZ

La mano derecha de Camps

El ex director de Investigaciones de la Policía Bonaerense en tiempos de la dictadura militar Miguel Etchecolatz será el primer represor que enfrentará a un tribunal oral desde que la Corte Suprema de Justicia, en junio del año pasado, anuló las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. Etchecolatz está acusado de arresto ilegal, tortura y homicidio en ocho ocasiones, incluidos cinco casos de desaparición de personas. Las audiencias, que podrían prolongarse durante casi tres meses, las llevará adelante el Tribunal Oral Federal Nº 1 de La Plata, que integran los doctores Carlos Rozansky, Horacio Insaurralde y Norberto Lorenzo.

El juicio contra el ex hombre fuerte de la temible policía que supo comandar el general Ramón Camps es la continuidad del juicio por la verdad que la Cámara Federal de La Plata realizó en 1999. Luego de escuchar testimonios durante un año, el juez Leopoldo Schiffrin denunció e imputó a Etchecolatz por delitos por los que no había sido condenado en la década del ’80.

“Estamos viendo, finalmente, los resultados del fallo histórico que la Corte Suprema dictó el año pasado”, sostuvo ayer a través de un comunicado de prensa José Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch. “Después de años de impunidad, por fin avanza el enjuiciamiento de los responsables de estos crímenes”, concluyó Vivanco.

El ex comisario, al que el fallecido dirigente socialista y fundador del gremio docente de la Ctera, Alfredo Bravo, había señalado como partícipe de las torturas que había sufrido mientras duró su desaparición, había sido condenado en 1986. En aquella ocasión recibió una condena de 23 años de prisión. Finalmente fue liberado al ampararse en la ley de Obediencia Debida. En marzo de 2004, Etchecolatz tuvo una sentencia de siete años de prisión por robar el bebé de una pareja que desapareció en uno de los centros clandestinos de detención que estaba bajo su mando. El robo de bebés fue una de las figuras que quedaron fuera del amparo de las leyes de impunidad, como se denomina a las de Obediencia Debida y Punto Final.

En esta ocasión, Etchecolatz tendrá que responder por el homicidio calificado de Diana Esmeralda Teruggi, la privación ilegal de la libertad, torturas y homicidio de Patricia Dell’Orto, Ambrosio De Marco, Nora Formiga, Elena Arce y Margarita Delgado. También será juzgado por el secuestro y las torturas de Nilda Emma Eloy y Jorge Julio Pérez.

Los ex presidentes María Estela Martínez de Perón, Italo Luder y Raúl Alfonsín son los únicos tres testigos propuestos por la defensa de Etchecolatz. Estos tres testimonios se sumarán a otras 122 personas que desfilarán como testigos ante el Tribunal Oral.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.