EL PAIS › LA JUSTICIA MENDOCINA PROCESO AYER A MENENDEZ

El asesinato de Paco Urondo

El ex comandante del Tercer Cuerpo de Ejército Luciano Benjamín Menéndez fue procesado por el asesinato del poeta Francisco “Paco” Urondo, cometido en Guaymallén en junio de 1976. La medida, dictada por el juez federal de Mendoza Walter Bento, alcanzó también a otros tres represores.

El teniente coronel Orlando Dopazo, el ex segundo jefe del Departamento 2 de Policía (D-2) durante la dictadura militar, el comisario general Juan Agustín Oyarzábal y el sargento de la Policía de Mendoza Celustiano Lucero son las otras personas involucradas en el asesinato de Urondo. Todos ellos eran miembros del centro clandestino de detención D-2, el más grande de la provincia de Mendoza y por el que se estima que pasaron casi 300 personas. Bento, además, procesó al sargento Luis Alberto Rodríguez y al médico de la policía Raúl Corradi por encubrimiento. Para los acusados por el asesinato, el juez dispuso embargos de 100 mil pesos. Para el resto, de 30 mil.

Urondo fue asesinado el 17 de junio de 1976. Había viajado a Mendoza en mayo de ese año tras una orden de la agrupación Montoneros. Debía encontrarse con un compañero, pero al llegar al lugar de la cita junto a su mujer, su hija y una amiga, se dio cuenta de que su contacto había sido capturado y estaba sentado en el asiento trasero de un Ford Falcon. Su amiga pudo bajarse del auto y escapar, su esposa, Alicia Raboy, se bajó del coche, dejó a la niña –de unos tres meses– en un corralón y fue atrapada junto al poeta minutos después. La beba fue encontrada por sus abuelos en la Casa Cuna.

Los restos de Urondo –que fue director general de Cultura de la provincia de Santa Fe y director del Departamento de Letras de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA– fueron hallados hace cuatro años sepultados en una fosa común del cementerio de la capital de esa provincia bajo el nombre de NN o Edgardo Mariño.

Hace un mes, Bento declaró la inconstitucionalidad del indulto firmado por el ex presidente Carlos Menem en 1989, que dejó en libertad a Menéndez. Fue el primer paso para poder juzgar al represor por este crimen. Antes, el juez había sido citado al ex jefe del Tercer Cuerpo para que declarara por el asesinato de Urondo, pero Menéndez no quiso responder preguntas.

El indulto que benefició a Menéndez ya había sido anulado por la Justicia Federal de Córdoba, donde está siendo investigado por la desaparición de Humberto Brandalisis. Este represor también está imputado por la Justicia tucumana.

Los indultos menemistas, además, ya habían sido anulados en otras tres causas, aparte de la mendocina y la cordobesa. Dos de esos fallos fueron dictados en las megacausas en las que se investigan los crímenes de la ESMA y del Primer Cuerpo de Ejército. El otro fue en Rosario.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.