EL PAIS › RAUL ALFONSIN HABLO AYER EN UN ACTO EN ADROGUE

Con Lavagna en el corazón

El ex presidente defendió la “segura” candidatura del ex ministro de Economía del kirchnerismo como opositor para el 2007. “Ni con el Gobierno ni con la derecha”, arengó a sus correligionarios.

 Por Santiago Rodríguez

A horas del encuentro de los radicales K en Vicente López, Raúl Alfonsín salió a marcarles la cancha. “Ni con el Gobierno ni con la derecha”, precisó y dio por hecho que el año próximo el radicalismo llevará a Roberto Lavagna como candidato presidencial en el marco de una coalición opositora en la que confluirá también el duhaldismo. Fue anoche en el comité seccional del partido de Almirante Brown, en pleno centro de Adrogué, donde los militantes que fueron a escucharlo lo recibieron con una ovación cuando lo presentaron como “el hombre que viene a enseñarnos que la UCR debe seguir de pie”. Allí empezó una recorrida por la provincia de Buenos Aires para convencer a sus correligionarios de que el ex ministro de Economía es la mejor opción para el 2007.

En contraposición con los gobernadores e intendentes del radicalismo que se muestran cercanos a la administración kirchnerista, Alfonsín exhortó a la militancia de su partido impulsar la postulación de Lavagna. “La UCR está saliendo de una crisis y nosotros queremos salvar al partido, mientras que el Gobierno está haciendo todo lo posible por disolverlo”, argumentó y manifestó no tener “ninguna duda” de que finalmente el ex ministro de Economía va a anotarse en la carrera presidencial.

Alfonsín se propone promocionar la candidatura de Lavagna con el propósito de que el sector mayoritario del radicalismo que coincide con su planteo llegue más fortalecido a la convención partidaria que en un par de semanas se realizará en Santa Fe. Allí se definirá la estrategia radical para el año próximo. “Habrá definiciones programáticas y se autorizará a alguien a que comience las tratativas para armar una coalición democrática que contenga a sectores progresistas”, anticipó.

El sector que encabeza el ex presidente tiene convencionales suficientes para imponer su posición, pero habrá que ver cómo juega el firme rechazo de los gobernadores e intendentes radicales afines a Néstor Kirchner, quienes reclaman libertad de acción. “No son señores feudales del partido, sino que han llegado a ser gobierno a través de la UCR”, subrayó Alfonsín. A su lado, el titular del comité de la provincia de Buenos Aires e intendente de Saladillo, Carlos Gorosito, también disparó contra los K. “Ellos dicen que son el radicalismo que gobierna, pero yo también soy intendente y no entierro mi partido bajo una cuadra de asfalto.”

Alfonsín evitó hablar de expulsiones para aquellos que no acaten las resoluciones partidarias y también de un eventual “cisma” en el radicalismo. Admitió, en cambio, que “puede haber algunas bajas, como en 1946”. Fue una alusión directa a las versiones sobre una posible candidatura del gobernador de Mendoza, Julio Cobos, como compañero de fórmula de Kirchner, como ocurrió en 1946 cuando el radical Juan Hortensio Quijano integró el binomio presidencial con Juan Domingo Perón.

El caudillo radical exhortó a los K a que vayan a dar el debate en la convención. “Esperemos que concurran”, expresó y dijo: “Reconocemos que la gestión del gobierno nacional tiene aciertos, aunque entendemos que la riqueza que ha acumulado el país en estos tres últimos años debiera distribuirse mejor. Les pedimos a los correligionarios que impulsan un acercamiento con el kirchnerismo que reconozcan las cosas malas que tiene.” Entre los aspectos negativos de la administración kirchnerista, Alfonsín incluyó la “lluvia de decretos de necesidad y urgencia”, la modificación del Consejo de la Magistratura y la falta de diálogo político. “Se lesiona la política”, sintetizó.

Alfonsín volvió a rechazar la posibilidad de que el acuerdo con Lavagna incluya también a Mauricio Macri y también le cerró la puerta a Carlos Menem, pero se mostró de acuerdo con incluir no sólo a los duhaldistas, sino también al propio Eduardo Duhalde. “No me parecería nada mal que lo acompañe un radical”, sostuvo sobre la integración de la fórmula con el ex ministro de Economía y, además, consideró “razonable” que el candidato a gobernador bonaerense de la coalición sea un hombre del radicalismo.

Compartir: 

Twitter
 

El ex presidente Raúl Alfonsín no descartó que a Lavagna lo acompañe un radical en la fórmula.
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.