EL PAíS › ENTRE RIOS PROHIBIRA LA VENTA DE MADERA A URUGUAY

Una ley de los asambleístas

El gobernador Jorge Busti anunció que convocará a la Legislatura en febrero para discutir esta norma de alcance provincial.

Tal como lo venía anunciando durante los últimos días, el gobernador entrerriano Jorge Busti confirmó ayer que convocará a sesiones extraordinarias para que la Legislatura local apruebe la ley provincial que suspenda la exportación de madera a las pasteras de Uruguay. Luego de reunirse con su gabinete, el gobernador anunció que en la primera semana de febrero será tratado este proyecto, que tendría su contrapartida nacional una semana después en el Senado, donde los asambleístas ya habían presentado meses atrás una propuesta similar. “Es un gesto de buena voluntad, un avance. Aunque no soluciona el tema de fondo, es una manera de mostrarle a Botnia que vamos a pelear en todos los frentes”, fue la reflexión del asambleísta Gustavo Ribollier.

La medida, que ya cuenta con despacho en comisiones con las firmas suficientes para ser tratada y con una reserva preferencial, fue pedida el viernes pasado como uno de los requisitos de los asambleístas de Gualeguaychú para iniciar el diálogo solicitado por el gobernador. Según destacó días atrás el autor del proyecto, el radical Osvaldo Fernández, en su propuesta “no se plantea que no se venda madera a las pasteras uruguayas hasta que ‘dure el conflicto’, como dice Busti, sino que no tiene límite de tiempo, se propone lisa y llanamente que no se le venda madera nunca”. Por su parte, el mandatario entrerriano afirmó que dicha suspensión “es una señal”, pero reconoció que “de ninguna manera marca una solución definitiva al problema”. Según explicó, la exportación de madera en rollizo no tiene mucha incidencia en la economía porque el grueso de la actividad forestal es industrial.

En la reunión de gabinete local previa a los anuncios estuvo el subsecretario de Industria, Comercio, Pymes y Relaciones Económicas Internacionales provincial, José Gómez, quien analizó “la evolución del sector forestoindustrial de la provincia, sobre todo en lo que refiere al cuadro exportador”. Según detalló, el sector está protagonizado por 300 empresas industriales entrerrianas, en su gran mayoría pymes y aserraderos que “han sabido recuperarse y lograr competitividad en el marco de la nueva economía argentina, que generan más de 4000 puestos de trabajo”. El funcionario afirmó que Entre Ríos “exportó el año pasado alrededor de 53 millones de dólares de madera industrializada y solamente el 2,5 por ciento de ese total es de madera en bruto”. Gómez también comentó que “ha sido muy importante la evolución de la exportación de muebles; hemos pasado de exportar 800.000 dólares a exportar 2.500.000 dólares el último año y esto también significa una importante mejoría en la exportación de los productos con valor agregado”.

De todas formas, desde el gobierno entrerriano reconocieron que la mayor cantidad de áreas forestadas está en Corrientes y Misiones, potenciales exportadores de madera a la pastera finlandesa Botnia, que en algún momento de su producción va a necesitar más madera para poder abastecer su industria (tiene 600.000 hectáreas forestadas en Uruguay). Por eso, antes de entrar a reunirse con su gabinete, Busti advirtió sobre la necesidad de un debate nacional de esta norma, ya que “será efectiva en la medida en que sea una disposición para todo el país”.

En este sentido, hace más de dos meses que los asambleístas presentaron un proyecto similar en el Senado. Rubén Weimberg, autor del escrito conocido como de la “ley de la madera”, explicó que su iniciativa busca “prohibir la venta de rollizos de madera procedentes de Entre Ríos a toda pastera transfronteriza ubicada sobre las márgenes del río Uruguay”. El asambleísta precisó que la medida, dirigida especialmente a la pastera Botnia, también contempla la prohibición de circular a los camiones con madera proveniente de otras provincias, cuyo destino sea la exportación a la pastera finlandesa. “Uruguay sólo tiene madera para abastecer a Botnia por cuatro años, por lo que pretende proveerse de madera argentina para producir”, recalcó el Weinberg. “Después de verlo reunido a Alberto Fernández con los capos de Ence, tengo mis serias dudas de que el Senado apruebe esta medida”, concluyó el asambleísta Gustavo Ribollier.

Compartir: 

Twitter

Botnia tendría en Uruguay madera para cuatro años.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.