EL PAíS

Después de “armar lío”, Carrió al final será candidata a presidente

Lo confirmó luego de renunciar a su banca de diputada y también al ARI. Quiere encabezar una “coalición cívica”.

 Por Miguel Jorquera

Elisa Carrió renunció a su banca sin pena ni nostalgia. En su despedida ante los cronistas parlamentarios ratificó que será candidata a la presidencia y que dedicará su esfuerzo a la conformación de la “coalición cívica” para batallar “contra (Mike) Tyson”, como una chicana para el ministro de Interior que comparó al boxeador de peso pesado con el candidato oficialista que encabezará la fórmula. Pero Lilita volvió a postergar hasta “después de Semana Santa” la definición de todas las candidaturas porteñas. Aclaró que “no soy gorila”, para explicar su ataque al kirchnerismo, y se justificó con la evocación de uno de los principales iconos del peronismo: “Si Evita se levantara, los mataría por la utilización de los pobres, que es un pecado capital”. También pidió renunciamientos a sus partidarios para avanzar en el nuevo proyecto y llamó a “las clases medias argentinas a liberar a nuestros pobres de la orgía de la esclavitud del clientelismo político”.

Flanqueada por la secretaria general del ARI, Elsa “Tata” Quiroz, y el joven Fernando Sánchez, quien la reemplazará en la Cámara baja, Carrió convirtió su despedida en una ratificación del proyecto que se trazó en los últimos tiempos. “Paso a presidir la coalición cívica, que no puede estar integrada por una parte que tiene el liderazgo y el partido más importante porque eso desequilibra la relación de la coalición. Tengo que estar respaldando a las personas que desde la sociedad civil quieren ingresar a la política y ser árbitro con los demás partidos”, remarcó para explicar su renuncia a la banca y también al partido que creó.

Luego pidió lo mismo a sus partidarios: “Ahora les toca a los diputados nacionales, a los líderes de las provincias, tener la generosidad que hasta ahora tuvimos algunos”, dijo Carrió. Detrás de los fotógrafos, periodistas y cámaras de televisión, escuchaban en silencio la casi totalidad de los miembros de la bancada parlamentaria y los principales dirigentes del ARI.

“Quise ponerme a pensar para jaquear un poco el tablero político que se había cerrado con tres candidaturas peronistas de los ’70, ’80 y ’90, todas grossistas (en referencia al ex intendente del PJ, Carlos Grosso)”, lanzó Lilita para explicar la pelea porteña. “Es hora de empezar a decir que acá puede haber otra candidatura. Un espacio en el que también hay muchos que vienen del peronismo pero que no expresamos eso”, insistió Lilita. Aunque esquivó dar los nombres que pelearán por esta coalición en la ciudad.

“Era imposible que yo abandone la coalición cívica y deje de pelear contra Tyson, según la voz de los Fernández. Me parece que lo que viene es la discusión nacional en serio. Ese es el desafío”, señaló sobre la disputa presidencial. Carrió también admitió que compartirá el nuevo proyecto “con Unión por Todos en Capital, los radicales disidentes en la provincia y el socialismo a nivel nacional”.

Después justificó la amplitud de sus socios en los acuerdos pre-ideológicos. “Las ideologías y las identidades no son importantes, o por lo menos no son tan importantes como la honestidad, la integridad personal, la opción para la pobreza, como la república”, aseguró Carrió, para lanzar un llamado a “las clases medias argentinas”: “Tenemos un deber inexcusable que es liberar a nuestros hermanos pobres de la orgía de la esclavitud, de la clientela de los planes sociales. Somos conscientes de que mucha gente de condición humilde no nos va a votar, pero trabajo para ellos”.

Compartir: 

Twitter
 

Elisa Carrió anunció sus planes ayer en el Congreso.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.