EL PAíS

Conciliación obligatoria para el conflicto docente en Santa Cruz

Luego de que la negociación salarial volviera a estancarse, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria por quince días. Pautaron un nuevo encuentro para el miércoles.

 Por Miguel Jorquera

La negociación volvió a estancarse y el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria por quince días hábiles en el conflicto salarial entre el gobierno de Santa Cruz y los maestros en huelga, quienes volvieron a ser convocados para el miércoles al mediodía en la sede de la cartera laboral. La noticia desató la bronca entre los docentes que esperaban novedades y volvieron a salir a las calles de Río Gallegos con las cacerolas. “El gobierno provincial se vuelve a equivocar ante un reclamo que se puede arreglar”, afirmaron los dirigentes docentes de Adosac a Página/12. Los maestros decidirán en asambleas si acatan o no la medida que los obliga a retomar sus tareas en medio de un nuevo paro de cinco días y un creciente clima de tensión.

La extensa reunión que comenzó ayer por la tarde en la sede del Ministerio de Trabajo tuvo más reproches que propuestas. Los docentes de Adosac ratificaron su reclamo de un básico salarial de 1040 pesos. El gobierno santacruceño cuestionó el nuevo paro de cinco días que los docentes votaron en medio de la negociación, pero tampoco planteó una nueva oferta. Avanzada la noche, el ministro Carlos Tomada decidió dictar la concialición obligatoria a partir de hoy y por quince días hábiles.

“Esto ya es un problema político, porque la plata está. Nosotros pedimos que el 80 por ciento de la plata que cobramos en negro y gris se incorpore al básico, lo que no elevaría considerablemente la masa salarial destinada a los docentes de la provincia”, remarcó ante Página/12 Mónica Galván, una de las representantes de Adosac en la mesa de diálogo convocada por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

“La decisión ha generado una bronca bárbara entre los docentes”, afirmó también el dirigente de Adosac Eduardo James, desde Río Gallegos. James, que formó parte hasta el fin de semana de los negociadores docentes que viajaron a Buenos Aires, se encargó de dejar en claro cuál fue la única propuesta que el gobierno santacruceño puso sobre la mesa: “A quién se le ocurre que se puede aceptar una transferencia de 50 pesos a un básico que se mantiene desde hace diecisiete años en 161 pesos”, afirmó. La bronca a la que hacía referencia no tardó en expresarse: los docentes recorrieron ayer por la noche las calles de la capital provincial con un ruidoso cacerolazo. Durante el día, un centenar de docentes cortó por diez horas la ruta 3, cerca del paso fronterizo con Chile.

Trabajo comunicará hoy su decisión a las partes. Ahora, los maestros santacruceños resolverán –una vez que reciban la notificación oficial– en asambleas y un congreso provincial si acatan a no la medida. “Estuvimos dos meses en conflicto sin que se abriera una instancia de diálogo y ahora quieren solucionar todo en dos semanas. Saben cuál es nuestro reclamo y que esto se puede arreglar”, insistió Galván. La administración provincial hizo sólo dos propuestas económicas, pero ninguna contemplaba el aumento del básico docente.

Compartir: 

Twitter
 

Los docentes de Santa Cruz cortaron durante diez horas la ruta 3 cerca de la frontera con Chile.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.