EL PAíS

Los socialistas se doblan, pero todavía no se rompen

 Por Werner Pertot

No habrá ruptura, pero sí sonidos y furia entre los socialistas. Esta semana, la corriente que encabeza el senador Rubén Giustiniani se dispone a aprobar el apoyo a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, en un congreso que contará con la participación de una delegación del ARI y hasta, tal vez, con la presencia del jefe de Gobierno, Jorge Telerman. En plan de contraataque, los dirigentes Ariel Basteiro y Jorge Rivas estarían preparando un acto en homenaje a Alfredo Bravo con los congresales que no asistirán al encuentro, en repudio a la decisión.

El congreso de la discordia será este viernes y sábado. Luego de un Comité Nacional que aprobó el respaldo a Carrió –con la ausencia de Rivas, Basteiro, el secretario general del PS, Oscar González, y el ex diputado Héctor Polino– está cantado el resultado de la votación: la líder de la CC será apoyada por el socialismo, sin que el partido se integre a la coalición. Lo que implica que presentarán listas propias, que se colgará de la candidatura de la ex diputada. Los disidentes no estarán en el congreso, para no convalidar su resultado. Tampoco se verá al candidato a gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, quien mantiene su distancia con el conflicto.

El viernes habrá espacio para las acreditaciones y Giustiniani debatirá sobre su nuevo libro, Hacia una democracia de nuevas bases, con el sociólogo Marcos Novaro, el diputado del Frente Amplio, Roberto Conde, y el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz. El sábado, el congreso cerrará en Ferro –se calcula cerca de dos mil delegados– con la posible participación de Telerman, quien estará cerca de su cierre de campaña. También se especuló con la participación de Carrió, pero la dirigente estará de viaje por el Chaco.

Los disidentes evalúan un contraacto –uno de ellos propuso un homenaje a Bravo– para repudiar la decisión. También están preparando un nuevo documento de rechazo. Ya tuvieron un aperitivo con el consejo bonaerense del sábado, en el que se consideró prematuro el apoyo a una candidatura y se rechazó la participación en “una entente conservadora, confesional o de centroderecha”. Un tiro directo a la coalición de Carrió. De todas formas, afirmaron que “no estamos en actitud de romper, ni de irnos del partido”, pese a que su camino seguirá hacia la concertación plural de Néstor Kirchner.

Como es mejor empezar por casa, en la provincia de Buenos Aires los socialistas iniciaron su acercamiento a la candidatura del vicepresidente Daniel Scioli. Reivindicaron la idea de sumarse a “la construcción de una opción política y electoral con los valores de centroizquierda”. Uno de los dirigentes bonaerenses pronosticó ante este diario que terminarán con el Frente para la Victoria “a pesar de Scioli”.

Compartir: 

Twitter
 

El ex diputado Ariel Basteiro y el senador Rubén Giustiniani.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.