EL PAíS › DESDE EL KIRCHNERISMO, JULIO CESAR URIEN SE OPONE A SCIOLI

“¿Qué trayectoria política tiene?”

El candidato a gobernador bonaerense Urien explica en esta entrevista por qué rechaza la postulación del vicepresidente y propone “un proyecto estratégico” que abarque a toda la sociedad.

 Por Julián Bruschtein

Julio César Urien es candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires y se presenta dentro del espacio kirchnerista. Descontento con la candidatura del vicepresidente y ex motonauta Daniel Scioli, hace dos semanas Urien se lanzó por el Frente por el Compromiso Social en el hotel Bauen, por lo que se enfrentará al candidato del presidente Néstor Kirchner. Oriundo de la localidad de San Fernando y vecino de Tigre, formó parte de organizaciones de militares democráticos y durante los ’90 participó del enfrentamiento al modelo menemista neoliberal a la cabeza del agrupamiento de pequeñas y mediana empresas, cooperativas y empresas recuperadas. En homenaje al día del militante, el 17 noviembre de 2005 Kirchner le restituyó el grado militar y lo promocionó como “teniente de fragata en retiro efectivo”. Ese mismo año fue nombrado presidente del Astillero Río Santiago, donde continúa. Años antes, el 17 de noviembre de 1972, el guardiamarina Urien encabezó una sublevación en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), negándose a reprimir al pueblo que se preparaba para recibir al general Juan Domingo Perón: aquella acción le valió su detención hasta la firma del indulto de Héctor Cámpora en 1973. Luego, fue perseguido por la Triple A, y encarcelado nuevamente por la última dictadura militar, donde fue torturado hasta que, vaya paradoja, lo liberaron el 17 de octubre de 1983.

–¿Por qué decidió lanzar su candidatura en paralelo a la de Daniel Scioli, si usted pertenece al mismo espacio kirchnerista?

–Lo que se discute acá no es una candidatura, sino un proyecto. Nosotros estamos planteando la política en función de un proyecto estratégico. Creemos que el Frente para la Victoria (FPV), que efectivamente conduce el presidente Kirchner, está conformado por distintos sectores: del establishment, de centro y de izquierda nacional. Hacia el interior existen espacios con mayor poder de decisión y de influencia. Por eso dentro del FPV se da una lucha por espacios de poder y de influencia en las políticas que se llevan adelante. En el sector más progresista, y en donde algunas políticas nacionales contemplan a los sectores populares, existe una gran desarticulación, y sostenemos la necesidad de estar agrupados. Por eso estamos planteando y organizándonos en el Partido Democracia y Liberación, PDL, un partido con las características de los militantes que coincidimos en impulsar un proyecto para planificar un país de acá a quince años, en el que podamos debatir todas las políticas. Y lo hacemos como militantes del movimiento peronista que hemos bancado la resistencia y que hemos puesto el pecho a la dictadura. Lo hacemos desde los sectores populares, de los trabajadores, por un proyecto que abarca el conjunto de la Nación, pero lo hacemos lejos del establishment. Este partido se empieza a organizar y estructurar en función de pensar ese país y de un debate que abarque al conjunto de la sociedad.

–¿Qué es lo que ven puntualmente en Scioli que no les permite acompañarlo como candidato?

–Sucede que lo que nos ponen delante no nos representa. Porque desde nuestro punto vista es hora de definir las políticas que den respuesta a los sectores populares y los del campo nacional. Y sostenemos que detrás de estas políticas tienen que estar aquellos hombres que las garanticen plenamente. Entonces lo que surge es una contradicción entre impulsar estas acciones y designar a un liberal como candidato. ¿Qué trayectoria política tiene? No fue militante y nunca tuvo compromiso social. Entró a la política de la mano de Carlos Menem y fue funcional a la política neoliberal que destruyó el país, como gran parte de la dirigencia que fue funcional al tipo que esté en el gobierno. El problema está en la concepción de país, la falta de compromiso con el pueblo que tienen estos sectores. A partir de ahí creemos que en esta etapa que hay que profundizar, tiene que haber una coherencia entre las políticas que planteamos y aquellos que son los que tienen que ir a la cabeza y tienen los cargos para llevarlas adelante.

–¿Y cuál es la propuesta que los diferencia de la candidatura oficial?

–Existe una dinámica social que todavía está muy latente, y lo que hace falta es, por un lado, profundizar la democracia, y por otro, una mayor distribución de la riqueza. Sabemos que los sectores que generan mayor mano de obra intensiva son las cooperativas: de construcción, de vivienda, las pymes, etc. Sobre esto hoy no existe una política de Estado. Es decir, se avanzó bastante, pero evidentemente estamos en otra etapa en la que es posible planificar las cosas de otra manera.

–¿Cómo se implementa esta política en el panorama actual?

–Hablar de una política de Estado hacia las pymes es hablar de una reforma tributaria, del sistema financiero, de una nueva relación entre la provincia de Buenos Aires y la Nación y de la coparticipación. Todo esto hay que hablarlo y debatirlo. Acá vamos hacia una política de Estado de la industria naval. El 70, 80 por ciento de esta industria está en la provincia, y por eso estamos planteando una ley de financiamiento de la industria naval y otra de zona de carga, que en su momento el gobernador apoyó en la Legislatura. También creemos que entra en la política de Estado el sistema ferroviario, porque a un país que crece al 8 por ciento no le alcanza ningún camino. Necesitamos agilizar las hidrovías, los ferrocarriles, y todo esto son políticas de un perfil de país que tenemos que empezar a discutir.

–¿Esto no genera un enfrentamiento con la posición oficial?

–La creación de otro frente en la provincia que sume a través del presidente lo hemos hablado con el gobierno nacional y con el de la provincia de Buenos Aires. Les planteamos nuestra forma de ver el proceso y no tuvimos ningún inconveniente. La propuesta es sumar al debate porque creemos y planteamos otro tipo de relación: queremos debatir las políticas, participar y opinar. Por eso estamos convocando a un frente que contenga todo tipo de sectores: partidos vecinales, agrupaciones, y para eso ponemos a disposición nuestra herramienta electoral. Es verdad que también existe mucha especulación, porque se generó gran expectativa de aquellos que quieren colgar sus listas o agrupaciones dentro del FPV, y hay algunos compañeros que todavía están viendo cómo se arma el escenario. Nosotros no especulamos, proponemos.

Compartir: 

Twitter
 

“Es hora de definir las políticas que den respuesta a los sectores populares y del campo nacional.”
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.