CIUDAD › ELECCION DE CONCEJALES DE ROSARIO

Lo que está en juego

Todo hace presumir que el socialismo obtendrá una cómoda
victoria este domingo. Si eso ocurre, Lifschitz tendrá un
cuerpo deliberativo más que favorable para su segundo mandato.

 Por Guillermo Zysman

De confirmarse las proyecciones de los encuestadores, que le otorgan a los socialistas una significativa ventaja sobre el justicialismo en las elecciones municipales, el Partido Socialista profundizará su control en el Concejo Municipal a partir del 10 de diciembre. Sobre las 11 bancas que se eligen el próximo domingo para renovar la mitad del Palacio Vasallo, el oficialismo local pone en juego cinco escaños. Sin embargo, teniendo en cuenta el resultado del último comicio legislativo, donde el Frente Progresista obtuvo en el 2005, 7 de las 11 concejalías en juego sin el arrastre del intendente Miguel Lifschitz, todo parece indicar que no sólo revalidará las bancadas en disputa. Actualmente el PS ocupa 10 de las 22 bancas, el peronismo posee 6, el radicalismo 3, el ARI 2 y la restante es del Partido del Progreso Social. Así las cosas, de resultar reelecto, Lifschitz tendrá un cuerpo deliberativo más que favorable para su segundo mandato.

Desde que la Legislatura redujo, ley Borgonovo mediante, la cantidad de ediles que tiene la ciudad, y merced a buenos desempeños electorales, el PS se ha convertido en amplia primera minoría del Concejo. En el 2005, la lista que encabezó Horacio Ghirardi consiguió siete de las once bancas en juego. Sin embargo, dos de los electos concejales no pasaron a engrosar el bloque propio: con matices, los radicales Daniela León y Jorge Boasso terminaron comportándose como ediles opositores.

Teniendo en cuenta las bancas que se renuevan y las proyecciones de los encuestadores, el escenario de cara a las elecciones del domingo aparece como más que favorable para el PS. El 10 de diciembre culminan los mandatos de once concejales de los cuales cinco son socialistas (María Cristina Fregoni, Patricia Lagarrigue, Omar Saab, Miguel Zamarini y Ricardo Barrera), tres justicalistas (Arturo Gandolla, Fabio Gentili y Victoria Ramírez), uno radical (Néstor Trigueros), uno corresponde al ARI (Nire Roldán) y el restante es el cavallerista Alfredo Curi.

El mandato de los otros once concejales vence en el 2009. Cinco son ediles del socialismo (Horacio Ghirardi, Pablo Colono, Juan Rivero, María Inés Jasienovicz y Miguel Pedrana), tres al justicialismo (Osvaldo Miatello, Daniel Pereseotti y Miriam Abt), uno al ARI (Carlos Comi) y los dos restantes al radicalismo (Jorge Boasso y Daniela León).

A diferencia de la lista del Frente Progresista presentada en las elecciones del 2005 -con León en el segundo lugar y Boasso en el sexto- la boleta de concejales del PS que encabeza Zamarini para los comicios del domingo próximo es ocupada hasta el noveno lugar por dirigentes del socialismo. En el décimo casillero está el actual edil Roldán (ARI). Esto implica que, de repetir el desempeño electoral del 2005, el PS conseguiría más bancas de las que pone en juego.

Siempre en el terreno de las proyecciones, esto le permitiría al oficialismo engrosar aún más su bancada -de las actuales diez- hasta llegar incluso a no tener que recurrir al polémico doble voto de desempate del presidente del cuerpo en caso de paridad en las votaciones. Zamarini tuvo que desempatar en un par de oportunidades en los últimos dos años, entre ellas la vinculada a la prórroga por dos años de la concesión a la firma Tránsito Rosario que administra el sistema de estacionamiento medido y pago en el macrocentro de la ciudad.

De todas formas, y aún sin hacer una gran elección, el PS no tendrá mayores dificultades para controlar los tiempos políticos del Concejo. De necesitar algún voto para discusiones clave que promueva el Departamento Ejecutivo, el socialismo podrá recurrir a la adhesión de Comi del ARI o bien al propio Boasso que ha avalado algunas iniciativas del Ejecutivo en el último período legislativo.

El peronismo tiene garantizado continuar como la principal fuerza de oposición, aunque tal vez con menor representación. A diferencia de otras composiciones del cuerpo, para el período 2007-2009 se vislumbra un Concejo poco atomizado, con escasa representatividad de las nminorías, polarizado entre las dos fuerzas de la ciudad y la provincia (PJ-PS).

Compartir: 

Twitter
 

Miguel Zamarini, actual presidente del Concejo Municipal. Este domingo, va por la reelección como concejal.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.