EL PAíS

“Los sordos queremos la dignidad de un trabajo”

Reynoso, candidato a diputado por la Coalición Cívica, es sordo y aspira a representar las minorías.

 Por Werner Pertot

Adrián Reynoso quedó sordo a los seis años, después de una meningitis que lo tuvo doce días en coma. Eso no le impidió ser periodista, analista de sistemas, docente de lenguaje de señas y presentarse como candidato a diputado nacional por la Coalición Cívica en la provincia de Buenos Aires. Ocupa el lugar 31, por lo que difícilmente ingresará en esa elección. Pero busca ser el primer diputado sordo del país. “Si candidatearon a vedettes, a actores, ex futbolistas y tanto personaje suelto, ¿por qué no a representantes de minorías sociales?”, plantea.

Reynoso es un ferviente activista por los derechos de los sordos y trabaja en el Centro de Capacitación en Lengua de Señas Argentina (Cecalsa). En su larga carrera docente, ayudó a diseñar videos con cuentos para chicos en lenguaje de señas, también tradujo a señas la obra de teatro Bodas de sangre, de Federico García Lorca, y Sueño de una noche de verano, de William Shakespeare. El candidato, que inició una campaña con cadenas de mails y mensajes de texto, dialogó con Página/12 por chat, en donde tiene una foto en la que se muestra detrás de la boleta del ARI.

–¿Es la primera vez que un sordo se presenta como candidato?

–A diputado nacional, sí. Hay un senador provincial suplente en Mendoza. Mi caso es la primera vez de una persona ciento por ciento sorda. Hubo casos de discapacitados motores y ciegos que fueron funcionarios o candidatos, pero sordos, no. Tal vez se piense que por el hecho de no entender bien el idioma oral estamos incapacitados para ejercer. Sin embargo, ya hay diputados sordos en Sudáfrica, Canadá, Islandia y el Parlamento Europeo.

–¿Qué opina de la futura vicejefa de Gobierno, Gabriela Michetti?

–No tengo el gusto de conocerla, pero me alegra que hayan confiado en la capacidad de esa persona sin fijarse en su discapacidad.

–¿Cómo se acercó a la Coalición Cívica?

–Hace 24 años que intento sin éxito ingresar a la administración pública provincial. Entregué 42 notas solicitando apoyo a diputados provinciales –la mayoría del Frente para la Victoria– y sólo me contestó uno: Walter Martello, del ARI. Un día, en una charla surgió por qué nunca hubo candidatos sordos. Se quedó pensando en eso, y la verdad es que si no fuera por él, que la peleó mucho, ni siquiera estaría en la lista.

–¿Qué piensa del spot de la CC en el que aparece un hipoacúsico?

–Lo apoyo porque es parte de la campaña, pero hubiese preferido ser consultado al respecto. La persona no habla en lengua de señas pura, sino en español señado. Los sordos no hablamos así (obvio que pedirle un café al mozo de lejos con la famosa señita no es “hablar en lengua de señas”). Igual, es mejor que nada y creo que la intención al menos es buena.

–¿Recibió quejas de otros sordos?

–Es que me relacionan a mí con la Coalición Cívica por ser “el sordo de la lista”. Es normal que si alguien nota eso, se enoje y se la agarre conmigo. Pero los que me conocen bien saben que no tuve nada que ver. Es más, la semana que viene filmo yo un spot, aunque la economía no me dé más que para publicarlo en Youtube. Te cuento los gastos de mi campaña hasta ahora: $ 66,13 en mensajes de texto y $ 23 en uso de Internet. El avión presidencial no me dejaron usarlo...

–¿Por qué quiere ser diputado?

–Antes de la charla con Martello, me acordaba mucho de una frase de Yoko Ono: “La política es algo demasiado importante como para dejarla en manos de los políticos”, y así me animé. Pero también todo lo que pasé y lo que han pasado muchos hermanos sordos, muchos niños sordos que no tienen una educación apropiada como lo exige la Constitución. Los sordos estamos podridos de golpear puertas solicitando respeto a nuestros derechos, la dignidad de un trabajo, educación apropiada. Sería mejor que el que esté del otro lado de la puerta sea un sordo, así de una vez por todas la abre.

–¿Qué proyectos plantearía en la Cámara baja?

–Hay un proyecto de ley ya presentado por la Confederación Argentina de Sordomudos durante la marcha al Congreso que hicimos el 28 de septiembre. Es para declarar a la Lengua de Señas Argentina patrimonio cultural y lingüístico. Otro se trata de reorganizar los consejos municipales y provinciales del discapacitado, que todo el directorio sean representantes de cada discapacidad seleccionados por concurso y no a dedo.

Compartir: 

Twitter
 

Adrián Reynoso ocupa el puesto 31 en la lista a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.