EL PAíS › ACUSAN A BOTNIA DE ESTAR YA CONTAMINANDO EL RIO URUGUAY

Los camalotes quemados

Aguas abajo del punto de desagote de la papelera apareció un kilómetro cuadrado de camalotes resecados, fenómeno raro en esta estación. Los asambleístas denunciaron que fue por contaminantes y el gobierno investiga.

 Por Laura Vales

Frente a la planta de Botnia, aguas abajo de su punto de desagote, apareció un área de camalotes quemados, un fenómeno considerado extraño para esta época del año. El hecho fue denunciado por los vecinos y confirmado por las secretarías de Medio Ambiente de la Nación y de la provincia de Entre Ríos, que enviaron equipos técnicos para tomar muestras y determinar si es producto de la contaminación. En Gualeguaychú se encendió así una nueva señal de alarma. Hoy los vecinos tratarán de cruzar la frontera para manifestar en el festival que la empresa organiza en Fray Bentos. El recital es la primera actividad pública de la papelera desde que empezó a producir.

El secretario de Medio Ambiente de Entre Ríos, Fernando Raffo, estaba ayer en Gualeguaychú, donde había viajado para participar de las inspecciones. El funcionario dijo que se encontraron unos mil metros cuadrados donde los camalotes aparecen resecos. “Estamos haciendo estudios para determinar si existe alguna relación entre este fenómeno y el efluente de Botnia”, señaló. Hasta que no esté el resultado de esos análisis, no se sabrá si es atribuible a Botnia o parte de un fenómeno natural.

En Gualeguaychú hay una oficina de emergencia ambiental que recibe denuncias las 24 horas. La municipalidad también montó con medio ambiente de Nación, de provincia y un grupo de facultades, laboratorios móviles y fijos para hacer muestreos.

La asamblea había denunciado un nuevo derrame en la papelera, que habría ocurrido el pasado lunes 18. Según la información que acercaron de manera anónima algunos trabajadores de la planta, se habría volcado clorato de sodio, una sustancia usada en el blanqueo de la pasta de celulosa. Se sabe que ese día en la fábrica sonó la sirena de emergencias y se evacuaron algunos sectores, sin embargo, los voceros de la compañía rechazaron que haya habido un accidente; la versión oficial fue que sólo se trató de un simulacro de emergencia. Como los camalotes quemados se descubrieron días después, la pregunta es si una cosa está relacionada con la otra.

La Secretaría de Medio Ambiente de la Nación mandó un equipo a principios de la semana, y luego fue otro grupo desde Paraná. Tomaron muestras de agua y de los vegetales, se enviaron a Buenos Aires para su estudio.

Gustavo Rivollier, integrante de la asamblea, contó que fue un baqueano de la zona quien avisó sobre la irregularidad el viernes pasado. Los vecinos llamaron a los técnicos a cargo de la vigilancia ambiental, que tomaron las muestras y fotografiaron el río. Ayer volvieron para controlar si se producen nuevos cambios. “Además de que la zona quemada es extensa, nos llamó la atención porque tiene la forma de una franja alrededor de la cual todo está normal.”

Compartir: 

Twitter
 

Los vecinos de Gualeguaychú planean cruzar a Fray Bentos a protestar durante un festival que organiza Botnia.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.